7 mayo, 2021

Además de COVID-19, hay brote de sarampión en Guanajuato: 93 casos y nadie dice nada


El promedio semanal de casos se disparó a 217 en la semana del 15 al 21 de marzo: es superior en 280% al de los últimos cinco años

El brote aún en ascenso de COVID-19 mantiene los reflectores de la opinión pública, sin embargo hay otras enfermedades que han repuntado en el estado de Guanajuato. Es el caso del sarampión, donde en lo que va del año se llevan registrados 93 casos, lo que posiciona a la entidad en segundo lugar nacional. No obstante, el secretario de salud, Daniel Díaz, no ha hecho mención alguna sobre el sarampión, pese a que ese tema ha desatado las alarmas, como lo ha señalado el investigador Saúl Arellano en México Social.

México es un país libre de casos endémicos de sarampión desde los años 90, pero el último par de años se descuidó la aplicación de las campañas de vacunación, de ahí que en 2018 se detectaran cuatro casos importados, y que a partir de entonces han decaído.

Con la llegada de la nueva administración federal, pero sobre todo en el sexenio anterior hubo abandono del Sector Salud en términos de recursos, reflejándose en bajas coberturas de vacunación, por desabasto o falta de compromiso social y ético, de ahí que no es extraño que haya repunte en algunas enfermedades que habían sido erradicadas.

Alejandro Macías, infectólogo e internista, ex comisionado nacional para el brote de influenza AH1N1 en el año 2009, advirtió que hay un escenario «extremadamente preocupante» para el país con el surgimiento de COVID-19 cuando al mismo tiempo resurge el sarampión, y todavía peor si se le suma el dengue.

Sarampión, enemigo sigiloso

En los últimos meses, las estadísticas del Sector Salud muestran un preocupante incremento en el número de casos de personas infectadas por sarampión y dengue.

Foto: ©UNICEF/ECU/2018/Arcos

Foto: ©UNICEF/ECU/2018/Arcos

En el primer caso, el boletín epidemiológico de la Semana 12 de la Secretaría de Salud (con datos del 15 al 21 de marzo del presente año), informa que hay 862 casos confirmados durante los primeros tres meses del año; un alza de 25.4% respecto a los casos en el mismo periodo del 2019 (que fueron 175).

México Social advierte que es más que preocupante el dato de que en la semana 12 de este año se confirmaron 217 casos, siendo que el promedio semanal de casos confirmados en el periodo 2015-2019 fue de 57 casos: un 280.7% más.

En este nuevo escenario, durante 2020, la Ciudad de México concentra la mayor suma, con 238; le sigue Guanajuato, con 93; en tercer sitio se ubica el Estado de México con 74.

Fuente: elaboración de México Social con base en el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, Semana 12-2020.

Fuente: elaboración de México Social con base en el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, Semana 12-2020.

Desabasto de vacunas

Desde mediados de 2019 trascendió que tanto Guanajuato como otros tres estados (Guerrero, Querétaro y Durango) enfrentaban un desabasto del cuadro básico de vacunas, entre ellas, la del sarampión.

En una entrevista con la periodista Denisse Maerker emitida el 14 de agosto de 2019, el secretario Daniel Díaz reconoció que en Guanajuato ya no se contaba para esas fechas con 9 de las 15 vacunas de conforman el esquema de vacunación mexicano. Dijo que estaban a la espera de que llegaran para llevar a cabo en tiempo y forma la Tercera Semana Nacional de Salud, a realizarse en octubre de ese año. Si bien, en esa misma nota se informaba que el gobierno federal ya había aprobado la adquisición de 3.8 millones de vacunas… «podrían llegar hasta diciembre».

Si a ello se suma que en 2018 también hubo desabasto de vacunas contra el sarampión, por lo que más de 770 mil niños no recibieron las dosis que les correspondían en ese año información publicada por Animal Político, el panorama desde entonces se mostraba complicado.

En su texto, Saúl Arellano hace un enérgico llamado a las autoridades: «Urge recuperar al Programa Nacional de Vacunación como política del Estado, y garantizar que este padecimiento sea erradicado de nuestro país en el corto plazo».

Vinculación entre tasas de vacunación y de casos

En su papel de ex comisionado nacional para el brote de influenza AH1N1 en el año 2009, el doctor Alejandro Macías es una voz respetable en cuanto a manejo de brotes, epidemias y pandemias.

Foto tomada del Twitter de Alejandro Macías.

Foto tomada del Twitter de Alejandro Macías.

En entrevista, el especialista dijo: «Las tasas de sarampión obedecen a las tasas de vacunación», y aunque de momento reconoció no conocer de primera mano los datos de Guanajuato, «las tasas de vacunación cayeron en toda la República» por lo que estos nuevos brotes de sarampión no son nada sorprendentes.

El doctor Macías advirtió que es «extremadamente preocupante» que ambas enfermedades, el sarampión y la COVID-19, lleguen juntas. Al cóctel podría sumarse el dengue, aunque, con el atenuante de que el repunte de este último se espera hasta la temporada de lluvias.

La recomendación del doctor Macías para todas las personas, ante estas enfermedades y cualquier otra fue: «Manténganse saludables».

Dengue, la tercera alerta sanitaria

Su nota retoma otros datos interesantes del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, donde se muestra que en este año (semana 12) se han confirmado 1,058 casos de dengue no grave, cifra superior a los 664 casos confirmados en el mismo periodo de 2019, es decir, 59.3% más casos respecto de los primeros tres meses del año pasado. En el caso del dengue con signos de alarma, se reportan 909 casos en el mismo periodo, mientras que el año pasado eran 342, es decir, un incremento de 162.8%.

Fuente: elaboración de México Social con base en el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, Semana 12-2020.

Fuente: elaboración de México Social con base en el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, Semana 12-2020.

Destaca el caso de Guanajuato, que ha reportado dos únicos pacientes, uno por cada condición de esta enfermedad.

México Social revela también que la situación es aún más preocupante para el dengue grave, pues mientras se confirmaron 66 casos en las primeras 12 semanas de 2019, para este año van 236, es decir, un incremento de 242%, amén de que esta tendencia deberá confirmarse, muestra que el desafío de la salud pública tiene múltiples frentes abiertos.

LOS PELIGROS DEL SARAMPIÓN

En la clasificación mexicana de enfermedades, el sarampión recibe el nombre técnico de enfermedad febril exantemática.

Según a la Organización Mundial de la Salud, el sarampión es una de las principales causas de muerte entre niños; se trata de una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus, que se puede adquirir a cualquier edad y se contagia a través de gotitas invisibles que salen de la nariz y boca de las personas enfermas, ya sea por contacto directo o a través del aire.

El primer síntoma es la aparición de fiebre, de por lo menos tres días, tos, nariz moqueante y conjuntivitis (ojos rojos). Animal Político detalla un síntoma más: la erupción cutánea, pequeñas manchas con centro blanco o blanco azulado en la mucosa del vestíbulo de la boca, y es sumamente contagiosa: cada persona con sarampión puede contagiar hasta 18 personas, mientras que para COVID-19 el contagio es de 3 personas

La diferencia radica en que las partículas del sarampión sí pueden circular en el aire, aún a una distancia de 6 metros, mientras que el COVID-19 se contagia por contacto directo, de ahí la recomendación al distanciamiento de personas y lavado de manos constante para esta última.

Tanto para el sarampión como para el COVID-19 no se cuenta con un tratamiento específico o terapia, si bien, en el caso del primero, la vacunación genera un «cerco sanitario» que impide la propagación de la enfermedad.

COMPARTE ESTA HISTORIA

 2

...

POPLab

@POPLABMX

Laboratorio de Periodismo y Opinión Pública

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: