0 9 mins 3 meses

Un grupo de mamás de niñas y niños difundió una carta pública dirigida al gobernador y a la presidenta del DIF estatal para pedir que se reconsidere la decisión que afecta a decenas de mujeres que trabajan.

El cierre definitivo del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) del DIF estatal en el municipio de Guanajuato tendrá repercusiones en la vida profesional, familiar y social de las mujeres, decisión que se contrapone a las acciones que enuncia el gobierno estatal de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para promover el involucramiento de las mujeres en el mercado laboral.

Apenas unas horas después de que Gerardo Trujillo Flores recibió el nombramiento como director del DIF estatal, personal que colaboraba en el CDI recibió el anuncio del cierre definitivo de la guardería, apenas unos meses después de que se reabrió de manera parcial la guardería para maternal.

Sin información oficial sobre el cierre, un grupo de madres de familia enviaron una carta pública dirigida al gobernador, a la presidenta del DIF estatal, Adriana Ramírez; al recién nombrado director del DIF, Gerardo Trujillo Flores; a la directora del IMUG, Anabel Pulido López; y a la presidenta de la comisión de Igualdad de Género en el Congreso del Estado, Magdalena Rosales Cruz, en la que recuerdan a las autoridades que el cierre de la guardería afecta de manera directa a las mujeres guanajuatenses que forman parte del mercado laboral.

La justificación del DIF estatal para cerrar la guardería es la falta de presupuesto que arrastra Guanajuato por los recortes que ha hecho la Federación, sin darse a conocer con exactitud el número de personas que se van a quedar sin empleo, tampoco el número de niñas y niños que se quedan sin el servicio a partir del 1 de agosto.

Cuando el Gobierno Federal quitó los subsidios para las estancias infantiles, el propio Diego Sinhue Rodríguez consideró que fue un error de Andrés Manuel López Obrador quitar el apoyo para la operación de las guarderías que eran un apoyo principalmente para las mujeres.

Por la información que se conoce hasta el momento, serían alrededor de 70 personas las que van a ser liquidadas por el DIF estatal entre intendentes, maestras, asistentes, cocineras. Solo se conservaría el servicio de preescolar que estaría a cargo de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG).

Repentino anuncio

El viernes 9 de julio personal del CDI fue convocado a las oficinas del DIF estatal en Paseo de la Presa, donde se les comunicó que serían liquidados por el cierre definitivo de la guardería. La decisión se tomó apenas Gerardo Trujillo Flores fue nombrado por Diego Sinhue Rodríguez como director del sistema DIF, en sustitución de Alfonso Borja Pimentel, diputado local electo.

Entre los primeros cambios en la administración pública estatal, luego del proceso electoral, está el nombramiento de Trujillo al frente del DIF estatal. El jueves por la tarde, a través de redes sociales, Diego Sinhue oficializó el nombramiento de Gerardo Trujillo, quien estaba como subsecretario de Inclusión e Inversión de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu).

Este día he nombrado como Director General del @difgto al Ing. Gerardo Trujillo Flores, quien tiene la sensibilidad y una amplia experiencia para desempeñar esta responsabilidad.
Con este cambio consolidaremos el trabajo y las acciones en beneficio de las familias guanajuatenses. pic.twitter.com/aDQxoibpqE— Diego Sinhue Rodríguez Vallejo (@diegosinhue) July 8, 2021

Apenas unas horas después de la llegada del nuevo director del DIF estatal, vino el anuncio del cierre definitivo de la guardería ubicada en Paseo de la Presa, a unos metros de Palacio de Gobierno, que servía de apoyo para las madres y padres de familia que tenían que ir a trabajar.

Según el DIF estatal, los recortes presupuestales que ha hecho el Gobierno Federal a Guanajuato provocaron el cierre de la guardería, además de una reingeniería de los programas sociales y acciones del DIF estatal.

El presupuesto para 2021 disminuyó en alrededor del 36 por ciento, en comparación con el ejercicio de 2020. En el presupuesto de egresos del año pasado el monto para el Sistema DIF estatal fue de 1 mil 167 millones 315 mil pesos, pero para este año el monto asignado fue de 745 millones 584 mil pesos.

«En los últimos años el CDI ha representado un gran compromiso presupuestal para el Sistema, lo que llevó también a hacer un análisis profundo del costo-beneficio del mismo, a partir de entonces se llevaron diversos ajustes, siendo un cierre definitivo la mejor opción para garantizar el aprovechamiento de los recursos de la institución».

En una ficha informativa dada a conocer por el DIF estatal se aseguró que la decisión de cerrar no fue «unilateral», sino que se buscó optimizar recursos para las familias que más lo necesitan.

«Su objetivo es garantizar que los recursos humanos y económicos del Sistema sean encaminados en todo momento a la atención de las familias más vulnerables del estado».

De acuerdo con la información dada a conocer por el Sistema DIF estatal, los padres y madres de las niñas y niños que están inscritos en el CDI ya fueron notificados sobre el cierre. «Explicando los motivos y resaltando que desde 2019 la educación inicial no es un servicio asistencial propio del DIF, sino un servicio educativo básico».

Madres se inconforman por cierre

Una carta pública difundida por madres de familia con hijas e hijos inscritos en el CDI piden a las autoridades estatales reconsiderar el cierre definitivo de la guardería que apoya a decenas de mujeres que trabajan.

«Esta decisión, nos ha cimbrado, ya que este servicio está destinado principalmente a madres trabajadoras, madres solteras y madres estudiantes universitarias que, ante el inminente regreso a las labores cotidianas, contábamos con el servicio de guardería, fundamental para mantener la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal».

Para las madres, el hecho de que se mantuviera la guardería a cargo del DIF estatal se percibía como un «oasis» en medio de la decisión tomada por el Gobierno Federal de retirar el apoyo a las guarderías.

«Consideramos que tomar esta determinación frente al impacto de la pandemia en el acceso de las mujeres al mercado laboral tendrá repercusiones no solo a nivel personal, familiar y social. Además, implica un fuerte impacto en las acciones implementadas por este Estado a fin de construir políticas públicas para la conciliación de la vida laboral, familiar y personal».

Recordaron que desde hace 480 días las autoridades sanitarias y educativas declararon el cierre de las escuelas por la pandemia mundial del COVID-19, mismos días que las madres de familia han enfrentado la tarea de cuidar a los hijos mientras «hacemos malabares para continuar con nuestras actividades laborales desde casa».

Las madres de familia señalaron que albergaron la posibilidad de regresar un poco a «la normalidad» cuando en abril se declaró que abrirían los servicios de guardería, pero únicamente para las salas de maternal, no así para la niñez inscrita en preescolar que, hasta antes de la pandemia, podían quedarse en guardería.

Por las repercusiones negativas que trae para las madres trabajadoras el cierre de la guardería, que además se contrapone a la promoción de las mujeres en la vida laboral, la carta pública que se dirige no solo al gobernador sino a otras autoridades pide que se revierta la decisión.

«Apelamos a la reconsideración de esta decisión y a establecer un plan que permita retomar la prestación del servicio asistencial para las madres trabajadoras».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *