30 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Covidiotismo

2 minutos de lectura

Arturo Miranda Montero

¡Cómo se nos han enerva

do nuestras facultades mentales, hasta reducirnos a la idiotez!

A la pandemia del Coronavirus tenemos que añadirle la de Idiocia. Una nos infecta por virus, la otra por deficiencia profunda.

Entre los tontos, engreídos, cortos de entendederas o sin instrucción alguna andamos en la sobrevivencia.

Millones de personas le juegan al listo creyéndose Juan Camaney. Nada les puede pasar porque son inmunes a todo. Diosito les protege o simplemente no creen en nada. Unos piensan que su condición física, su deportivismo, su historial mamey les coloca escudos envidiables. Otros de plano sostienen que todo es un complot de quién sabe quién y que no caerán en esas redes.

Los que peor quedan parados son, a no dudarlo, los gobiernos. Su credibilidad está por los suelos, y sus medidas no se acatan. Sus cifras, sus semáforos, sus “ayudas” y todo cuanto dicen hacer ya hartan al respetable por falsarios. Y no es de gratis que eso sea así. Hay cada individuo que es característico del idiota que tuvo suerte o compró el espacio que usufructúa hoy, justo cuando debiéramos tener a los mejores a cargo de la delicada cosa pública.

Los funcionarios engreídos están cegados en su convencimiento del “valer” que les da el puesto, pero en su accionar simplemente muestran el cobre. Eso trae consecuencias que ni siquiera calculan. Son, simplemente, irresponsables, muérase quien se muera, se contagie quien se contagie.

Mas reportajes

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

6 minutos de lectura
3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
3 minutos de lectura