16 mayo, 2021

Deja Guanajuato sin empleo a 600 trabajadores del Seguro Popular por no adherirse al INSABI

La mitad de ellos permanecen sin trabajo en medio de la pandemia y de la peor crisis del empleo en México en los últimos años. Secretaría de Salud de Guanajuato pudo contratarlos para promoción a la salud, pero decidió darlos de baja por diferencias con el Gobierno Federal.

En medio de una crisis laboral en México provocada por la emergencia sanitaria del SARS-CoV-2, el estado de Guanajuato tomó la decisión de realizar un despido masivo de 600 trabajadores de la salud en marzo de 2020 producto de la llamada «no adhesión» al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

El medio millar de trabajadores a quienes dieron de baja hace nueve meses pertenecían a los Módulos de Afiliación y Orientación del extinto Seguro Popular y, aunque existía la alternativa administrativa de que fueran reincorporados como Promotores de Salud en el INSABI, la Secretaría de Salud de Guanajuato los liquidó y dejó a su suerte al inicio de la pandemia.

Ello a pesar de que la federación autorizó que, dentro de los más de tres mil novecientos veinticinco millones de pesos ($ 3,925,192,226.92) transferidos a la entidad por el INSABI, el 10 por ciento fuera destinado «para la contratación de médicos, enfermeras, promotores de salud, coordinadores de promotores de salud y demás personal necesario», así como de hasta un 54.2 por ciento del presupuesto federal dentro de la vertiente 2 del Programa Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral para el ejercicio fiscal 2020, bajo la partida de gasto «Remuneraciones al personal de carácter transitorio».

Hace un mes realizaron una manifestación en redes sociales por medio de hashtags y cientos de reacciones y comentarios por medio de la página Ex Repss Guanajuato para expresar que a ocho meses de la firma de no adhesión al INSABI del Gobierno Federal permanecen desempleados y en espera de reincorporación al Sistema Estatal de Salud, tal y como se los prometió el secretario de salud Daniel Díaz Martínez hace un año.

Ilustración: Pinche Einnar

De acuerdo con Wlises Martínez Banda, ex coordinador estatal de los Módulos de Afiliación, desde el despido masivo en marzo, cientos de trabajadores no han podido recuperar sus ingresos, quedándose desempleados en los meses más crudos de la crisis económica y sanitaria. Varios se han enfermado tanto de COVID-19 como de otros padecimientos sin tener ningún tipo de seguridad social en salud.

La Secretaría de Salud de Guanajuato quiso calmar el descontento de los 600 trabajadores despedidos con liquidaciones conforme a la Ley. Sin embargo, en tiempos de crisis, «no hay liquidación que alcance. Hay películas, historias personales, que hacen que la liquidación otorgada por la Secretaría de Salud de Guanajuato se convierta en agua», dijo.

Trabajadores Ex REPSS Guanajuato olvidados

Guanajuato fue una de las siete entidades federativas con gobiernos contrarios a MORENA que firmó acuerdos de no adhesión con el INSABI. El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y el secretario de salud estatal Daniel Díaz Martínez, firmaron el Acuerdo el 10 de marzo de 2020 junto con el Director General del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar.

Hace un año, en diciembre de 2019, Daniel Díaz Martínez prometió continuidad laboral a los trabajadores de los Módulos de Afiliación del Ex Seguro Popular una vez que fueran publicadas las reglas de operación del INSABI. «Es en la cena de Navidad del año pasado, del 18 de diciembre, si mal no recuerdo, fue esa plática, donde Daniel Díaz ya estaba clarísimo que desaparecía el Seguro Popular», dice Wlises.

«Ninguno va a perder su chamba, eso sí que quede bien claro. Todos vamos a tener continuidad, todavía no les puedo decir porque tengo un plan A, un plan B y un plan C. Me he estado reuniendo con todos, pero nadie de aquí va a quedarse fuera de este proyecto. Se los aseguro y les doy mi palabra», les dijo ese día el titular de la Secretaría de Salud de Guanajuato. Consta en un video grabado por trabajadores.

En aquella reunión, Daniel Díaz aseguró que él y el gobernador Diego Sinhue Rodríguez respaldarían en todo momento a los trabajadores de la SSG y el ISAPEG. «No vamos tampoco a faltar a sus derechos laborales, ni a su derecho por antigüedad, ni a dejar de reconocer todo lo que hizo», comentó.

A pesar de lo anterior, no solo han sido despedidos los 600 trabajadores del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS) —encargado de administrar y ejecutar los servicios de salud del Seguro Popular—, sino que alrededor de 7 mil trabajadores de la salud persisten sin basificación y sin derechos laborales bajo contratos que dependen también de recursos federales.

En abierta oposición a la creación del Seguro Popular de origen panista, el estado de Guanajuato se negó a ser coordinado por el INSABI, como parte de una reforma al Sistema Nacional de Salud de la 4ta Transformación.»Sí, nosotros somos técnicos, nosotros no somos políticos. La salud no tiene color, ni las decisiones», dijo Díaz Martínez en aquella ocasión.

Al firmar el Acuerdo de Coordinación el Instituto de Salud Pública del Estado de Guanajuato (ISAPEG) que depende de la SSG, asumió la responsabilidad de «organizar, operar y supervisar la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social en el Estado de Guanajuato».

Con dicha decisión, «la estructura del REPSS queda inútil». Administrativos de los Módulos de Afiliación del Ex Seguro Popular se quedaron después de marzo para hacer los cierres administrativos y hacer las entregas de inventarios y documentación para luego también ser liquidados, junto con otros más de 500 empleados de la SSG.

Guanajuato pierde en promoción a la salud.

Firma de Acuerdo de coordinación y no adhesión al INSABI, 10 de marzo de 2020. Foto: SSG

La SSG pudo abrir vacantes para promotores de la salud con el recurso que por Ley el INSABI transfiere al ISAPEG y entonces reincorporar a los trabajadores del REPSS ofreciéndoles la continuidad laboral prometida, pero no lo hizo. En su lugar, sostuvo los despidos y perdió la oportunidad de tener más promotores de salud, tan importantes durante los estragos de la atención a la salud provocados por la pandemia.

«El modelo de salud del INSABI habla de que va a requerir muy fuerte promoción a la salud y hay un documento donde la federación le dice a los estados que deje a la gente de Afiliación como Promotores de Salud, Promotores INSABI. De hecho hay un curso que se dio a la gente de afiliación para capacitarse y poder ocupar la plaza de Promotores INSABI, pero pues aquí no se materializó, no se dio seguimiento de nada», comenta el ex coordinador estatal de los Módulos de Afiliación.

Efectivamente, con el informe El Pulso de la Salud presentado el 25 de febrero de 2020, días antes de la firma del Acuerdo de no adhesión con Guanajuato, la Secretaría de Salud federal informó que miles de trabajadores de la salud que cumplieron funciones en los Módulos de Afiliación del Seguro Popular están siendo preparados para servir como promotores para no quedar desempleados.

«Recordar que este personal antiguamente estaba contratado por el esquema del Seguro Popular y sus funciones eran administrativas, principalmente de afiliación; como en el Sistema de Salud para el Bienestar no se requiere afiliar porque todas las personas que viven en México son derechohabientes, entonces hoy hacen ocupaciones más importantes como la promoción de la salud, ocupaciones sustantivas», dijo entonces el Subsecretario Hugo López-Gatell.

Como ex coordinador de los cientos de trabajadores de afiliación del Seguro Popular, Wlises Martínez Banda, dice que Juan Manuel Martínez Muñoz, Director General de Recursos Humanos de la SSG, les prometió también una reincorporación paulatina. El director de Recursos Humanos fue comisionado para atender la solicitud de las trabajadores por el mismo Díaz Martínez luego de un correo que le enviaron los trabajadores.

«Me dijo: ‘Vamos viendo, vamos viendo como los podemos ir metiendo’. Pero pues de esa lista y de ese acuerdo, no hubo seguimiento de nada. Fue entonces cuando decidimos empezar a hacer ruido en redes sociales, solicitándole al Dr. Daniel que nos atendiera».

No adhesión al INSABI

A unos días de su toma de protesta en diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, el día 14 de ese mes, la desaparición del Sistema de Protección Social en Salud o Seguro Popular y el inicio de un proceso de dos años para la federalización de los servicios que este prestaba a través de de los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud de los 31 estados.

«Ni es seguro, ni es popular», dijo el mandatario en aquella conferencia matutina, en alusión a los objetivos de la extinta institución nacida formalmente en 2003 durante el gobierno de Vicente Fox Quesada.

Foto: Presidencia de la República

Casi un año después, el 14 de noviembre de 2019, el Senado de la República aprobó la desaparición del Seguro Popular y la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) implementando reformas en las leyes General de Salud y de los Institutos Nacionales de Salud.

Finalmente el INSABI entraría en vigor el 01 de enero de 2020, tres meses antes de que se declarara la emergencia sanitaria por el SARS-CoV-2. En el papel, el objetivo del INSABI es ofrecer «servicios de salud gratuitos y de calidad a todas las personas que se encuentren en el país y no cuenten con seguridad social», dejando de lado la afiliación y las cuotas del ex Seguro Popular, ampliando la gama de padecimientos atendidos, de medicamentos gratuitos y centralizando la prestación de la salud.

La creación del INSABI está regido bajo el Modelo de Salud para el Bienestar (SABI) que sustituyó al Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS). Entre enero y febrero de 2020, venció el plazo para la adhesión de las entidades federativas al INSABI. Guanajuato, como otros gobiernos que forman parte de la Alianza Federalista en México, pintó raya a la centralización aunque recibe su cuantiosa parte de subsidio federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: