Diego Sinhue:Vendiendo la piel del oso antes de cazarlo

Colaboradores

David Saucedo


Hace más de un mes el Gobernador Diego Sinhue inauguró el «PRIMER HOSPITAL COVID DE MÉXICO» en la ciudad de León. Pero durante todo ese tiempo no había atendido un solo paciente. El día de ayer recibió al primero ¿La razón? El hospital no tenía el equipamiento necesario. Al día de hoy tampoco están disponibles los criterios para referenciar pacientes. Evidentemente, el hospital se inauguró de manera prematura con fines propagandísticos. Solo hay dos posibles explicaciones para haber procedido de este modo:

A) Daniel Díaz. Secretario de Salud, ocultó estos hechos al gobernador para mostrar una imagen de eficiencia en la gestión de la crisis sanitaria.
B) El Gobernador estaba enterado de que el hospital no estaba listo, pero estuvo de acuerdo con inaugurarlo e ir subsanando las insuficiencias sobre la marcha.


Pero en materia de salud «ir subsanando sobre la marcha» no es posible. Cuando fue Secretario de Desarrollo Social era común que Diego Sinhue diera visto bueno y lanzara proyectos que no tenían suficiencia presupuestal, que carecían de reglas de operación, que no estaban consensados o que no tenían indicadores de desempeño. Varias veces el entonces Gobernador Miguel Márquez tuvo que llegar a la SEDESHU para jalarle las orejas a Diego y ordenar las cosas. En sus pininos en la administración pública, Diego siempre privilegio la comunicación de logros, aunque todo aún estuviera en proceso.


Es decir, me inclino a pensar que el Gobernador Diego Sinhue sabía que el «PRIMER HOSPITAL COVID DE MÉXICO» no estaba listo. Pasó exactamente lo mismo con la TARJETA IMPULSO, lanzada a la carrera por gobierno del estado, para que se distribuyera antes que las tarjetas del Bienestar de AMLO. El gobernador de Guanajuato no se quería quedar atrás. Empezó la fiesta, aunque el pastel no estuviera listo.


La popularidad y obsesión por la imagen pública se están convirtiendo en uno de los principales males de la actual administración estatal. Si de todos modos van mal en las encuestas, podrían intentar olvidarse un poco de ellas para diseñar e instrumentar políticas públicas sin tanta improvisación. En efecto, hay que tener lista la mercadotecnia para vender la piel del oso. Pero antes hay que cazarlo.

Related posts

193° Aniversario del Nombre del pueblo de Santa Cruz y nombres oficiales Víctor Manuel García Flores

Juan Hernández

La “nueva” normalidad.

Juan Hernández

¿Para esto querían el poder los de la 4T?

Juan Hernández

Deja un comentario

Voces Laja Bajío
Diario Digital con presencia en el centro de México y zona Laja Bajío