23 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

El Desafío

3 minutos de lectura

josé xermán vázquez alba


NOMBRES COMO POSIBLES aspirantes a la presidencia municipal, en los distintos partidos políticos, suben, bajan o los bajan, prácticamente todos los días, en todos los partidos políticos, bueno, al menos, de aquellos con intención verdadera de participar por el gobierno de Celaya, sus dos diputaciones locales y las dos -en realidad sólo una, federal-.

POR SUPUESTO QUE saberlo con anticipación es bueno para los celayenses, a menos, a uno, los bajaron porque se dijo, tiene antecedentes penales de robo y a otro, porque anda como chivo loco en vitrina de cristal, sintiéndose el mesías de la política. Este último ya hasta de colores cambio.

HAY OTROS QUE les gustan los reflectores y se sienten orgullosos de estar en esas listas que se mueven de un lado para otro, otros a los que se apanicaron ante los reflectores y que, al sentir los primeros golpes, gritan al mundo, que ya se bajaron de esa distinción. Esta semana se sumó la actual diputada del PAN, Saraí Núñez Cerón y por Movimiento Ciudadano, Octavio Arvizu Gutiérrez.

EN TANTO LOS diputados del PAN, locales -federales no se quedan atrás- hacen uso de los medios de comunicación mostrándose subalternos del gobernador con un mismo discurso y culpando de todos los males al presidente AMLO y a MORENA de sus desgracias financieras a través del mismo gobierno estatal o de fideicomisos que se quedaban con el dinero de los beneficiados inventando gastos administrativos y de presentación. Antes de cualquier entrevista, ya sabemos la perorata, con la que, sin decirlo, justifica el endeudamiento de Guanajuato.

ALGUNOS DATOS ANTES de la desaparición de los fideicomisos y el no registro de México Libre -que beneficia más al PAN que, a la 4T, al menos en Guanajuato que algunos pateados y descobijados por seguir a Felipe Calderón, regresarán por un huesito que le tiran a su desesperada intención de vivir del presupuesto-

EN FEBRERO DE este año, el Delegado de Programas Integrales de Desarrollo del gobierno federal en el estado de Guanajuato, Mauricio Hernández Núñez, dijo que en Guanajuato el padrón de beneficiarios de los programas sociales del gobierno federal ascendía a 634 mil beneficiarios.

CON ELLO GARANTIZAR que durante el 2019 la federación destinó 7 mil millones de pesos en apoyos y becas para personas de la tercera edad y estudiantes, dinero que se fueron directamente a los beneficiarios, que no pasó por las oficinas burocráticas y que llegaron a los beneficiados de manera directa.

EN ESA ENTREVISTA el funcionario -poco cuestionado por subalternos del gobernador, incluidos los legisladores mencionados- habló sobre la forma en la que el gobierno federal integró el padrón de beneficiarios, evitando intermediaciones y uso discrecional de los recursos que estimó eran “dos lacras de la política mexicana”.

ELLO INDICA QUE 7 mil millones de pesos en apoyos y becas para personas de la tercera edad circularon en la economía estatal a través del gasto que hicieron los beneficiados en la propia entidad para buscar vivir lo más digno posible, dinero que antes se quedaba en suntuosas oficinas y gastos burocráticos que al final eran cantados como un logro del gobierno estatal, como sucedió con los gobiernos anteriores, que usaban recursos federales, para colgarse medallas, en cuanto a los «dineros» destinados a los más necesitados. [email protected]

Deja un comentario