0 5 mins 3 meses

josé xermán vázquez alba

TRES NOTICIAS INTERESARON a quienes gustan y conocen de política en Guanajuato esta semana, aunque trataron de minimizar asuntos de corrupción, que involucra desde exgobernadores, jefes del PAN en la entidad, y por supuesto al Fiscal -carnal- y su manita sudada a quienes les hacen lo “que el viento a Juárez”.

RECAPITULEMOS LOS HECHOS El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó, como en ya otras ocasiones, al gobernador de Guanajuato, Diego Rodríguez, relevar al Fiscal general del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, debido a que la entidad se mantiene en los primeros lugares de homicidios diarios en el país. Nada extraño y, menos los oídos sordos desde Paseo de la Presa.

LO HEMOS ESCRITO muchas veces, Guanajuato, primer lugar en homicidios dolosos desde el 2018 y hasta lo que va de este año. En el acumulado del sexenio -casi paralelo con Guanajuato- la entidad acumula 11 mil 769 asesinatos.

AUNADO A LO ANTERIOR , la nota periodística que muchos meses atrás se publicó, indicando la congelación de las cuentas bancarias del Fiscal y varios empresarios cercanos al mismo. La crónica, verdadera hace muchos meses, despertó el morbo entre quienes no lo sabían, y “crucificaron” al hombre más protegido del gobierno de Guanajuato, don Carlos Zamarripa. Luego vinieron entrevistas a modo, y don Carlos Zamarripa, se defendió bien, y lo que pretendió ser un golpazo, se diluyó con una imagen mejorada del Fiscal y su manita sudada.

LA TERCER CAÍDA por corrupción, el panista Jorge Fernando Valencia Gallo, ex director de Transporte del Estado, fue vinculado a un proceso por el presunto delito de cohecho. Se le acusa de presuntamente haber solicitado dos millones 200 mil pesos para otorgar permisos para taxis, tipo Ejecutivo y Verdes, en complicidad con líderes del gremio en Guanajuato capital, León, San Miguel de Allende y Celaya, con sospechas del anterior secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres, de un tal Charly, cercano al gobernador, y un diputado local, presidente de la Comisión de Transporte.

NO CREA QUE el acusado corrupto era cualquier pájaro nalgón e hizo carrera en el CDE del PAN. Jorge Fernando Valencia Gallo, licenciado en Derecho por la Universidad de León, se desempeñó en la Secretaría de Gobierno, en distintos cargos…

EN ANTERIORES DESAFÍOS tratamos la corrupción existente con UBER, patrocinador de la campaña del 2018 en Guanajuato, y con el control ejercido por algunos líderes de taxistas, comprados en el gobierno de Miguel Márquez con permisos para Taxis Ejecutivos -en León, sospechan de un diputado federal del PAN, cuya familia controla más de 800 permisos-. Junto con UBER y los elementos de Transporte a su disposición, donde fue director Valencia Gallo, y que a pesar de su salida desde marzo de este año, se siguen comportando “por una lana”, protectores de los “ubers”.

AL AHORA PROCESADO por cohecho, se incorporó en 2011-2015 al CDE del PAN, cuando Gerardo Trujillo era presidente de ese instituto, luego brincó a la Dirección General de Defensoría Pública del gobierno del Estado. Lo designaron el representante del PAN ante el IEEG, en la campaña del 2018, para después “premiarlo” con la Dirección de Transporte de abril del 2019 a marzo del 2020, donde se dedicó, junto con funcionarios de esa institución y líderes corruptos del gremio , a la venta de esos permisos, para el servicio Ejecutivo y Taxis verdes.

AL AHORA PROCESADO por cohecho, se dedicó desde la impunidad de la Dirección de Transporte, dependiente de la Secretaría de Gobierno, se dedicó, junto con funcionarios y líderes corruptos del gremio a tranzar con la venta de esos permisos. xermanv@juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *