0 5 mins 1 mes

josé xermán vázquez alba

ESTAMOS A MENOS de un mes de que el gobierno municipal saliente, Elvira Paniagua Rodríguez, y amigos, entregue a Javier Mendoza Márquez, y su equipo, el estado en que se encuentra la Administración Municipal. Su herencia. 

ES NORMAL LA queja de los que llegan en relación a las condiciones en que encuentran la Administración. La señora presidente que se va, pasó los tres años, con la queja en contra de la administración que le entregó. Esperemos que su herencia no sea oficinas, escritorios vacíos y sin dinero ni para papel higiénico.

EN ESTE ESPACIO hemos señalado que la herencia que dejará doña Elvira Paniagua y equipo son muchas fallas, o situaciones inconclusas, a pesar de las responsabilidades que implican en ello algunos directores de área: JUMAPA, Obras Públicas, entre otras, como la irresponsable dirección de Tránsito Municipal, que se dejó en manos de un amigo del secretario de Seguridad “Ciudadana”, Miguel Ángel Simental, que tiene “encampanado” al gobernador de Guanajuato, al Secretario de Seguridad y al Fiscal -carnal- que hasta públicamente, dijo don Diego que recomendará su recontratación al nuevo alcalde.

DE ACUERDO A Lourdes Herrera Rodríguez, tesorera municipal, y que todo indica, repetirá en el cargo con la nueva Administración -mujer reconocida por su trabajo a nivel nacional-, el gobierno de Celaya hasta el mes de julio, con un remanente de 347 millones de pesos dentro del ejercicio fiscal 2021, sin embargo, aún le restaba recaudar 918 millones 700 mil pesos por los diferentes conceptos, de ahí que se anticipa finanzas sanas para el cierre de la administración.

O SEA QUE, el nuevo presidente municipal no se podrá quejar de la situación económica que le dejan porque según la misma Tesorera en la segunda modificación presupuestal, el Gobierno aumentó a 2 mil 258 millones de pesos, de los cuales, ejerció de enero a julio la cantidad de 993 millones de pesos, de ahí que tendrá disponibles mil 340 millones de pesos para el segundo semestre del año. Bueno, eso dijo…

LOURDES HERRERA RODRÍGUEZ, tesorera municipal, explicó que cada mes del año se tiene un techo presupuestal por ejercer, de recursos obtenidos por el impuesto predial y traslado de dominio, Ramo 28 y 33 y aportaciones Estatales.

Y FUE MÁS ALLÁ, al señalar doña Lourdes Herrera que la administración municipal recibió los resultados de la Auditorías de la Cuenta Pública y Obras Públicas del 2019, donde solo se tuvo una observación menor en cuenta pública y que se lleva a cabo el proceso de la Auditoría Superior del Estado y Secretaría de la Transparencia para revisar los recursos del programa de Fortalecimiento para la Seguridad, FORTASEG, y Auditoría Superior de la Federación sobre los fondos de Infraestructura y Fortalecimiento del Ramo 28

FINALMENTE, UNA HERENCIA de Elvira para Javier Mendoza entre otras muchas: mil 23 empleados de la administración municipal que trabajan bajo contrato por “tiempo determinado” y recaerá en el próximo gobierno extenderles su contrato o finiquitarlos. Estos funcionarios renuevan sus contratos cada tres y seis meses.

EL ÚLTIMO CONTRATO termina el 30 de octubre, es decir, a tres semanas la nueva administración, tiempo suficiente para que valoren quién puede continuar y a quien no se le renueva el contrato, porque en la herencia de Elvira, no existe una suficiencia presupuestal para cubrir el finiquito de estos mil 23 funcionarios. Para el ejercicio fiscal que corre, se etiquetaron 15 millones de pesos para finiquitos, de los cuales ya se utilizaron cinco millones de pesos y sin restar la liquidación de 16 directores de dependencias y los 15 miembros del Ayuntamiento.  

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *