0 5 mins 5 meses

Miguel Alonso Raya

Molesto con la actuación de jueces que han resuelto en contra de algunas reformas propuestas por él, el Presidente López Obrador escaló su confrontación contra el Poder Judicial, y esta vez fue más allá de las descalificaciones,  aventándole a las Fuerzas Armadas con mensajes intimidatorios.

En las últimas semanas, AMLO ha desplegado una campaña de acusaciones contra algunos jueces que han fallado a favor de quienes han impugnado algunas reformas que ha impulsado en el Congreso de la Unión, entre ellas en materia de hidrocarburos, energía eléctrica y datos biométricos.

El Presidente también enderezó una campaña de linchamiento contra el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por haber ratificado el retiro de la candidatura a los aspirantes a Gobernador de Morena en Guerrero, Félix Salgado Macedonio, y de Raúl Morón, en Michoacán; que impuso el Instituto Nacional Electoral por no haber entregado en tiempo y forma su informe de gastos de precampaña.

Con este escenario como antecedente, en la mañanera del 21 de mayo, López Obrador invitó al secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, quien calificó de enemigo al Poder Judicial, señalando a jueces y ministerios públicos de liberar acusados de presuntamente cometer delitos vinculados al narcotráfico.

Impasible, el titular del Poder Ejecutivo, que es al mismo tiempo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, escuchó como su subordinado, el secretario de Marina, acusó de “enemigo” a otro de los Poderes de la Unión, como si en México se viviera un escenario de guerra en donde todas las acciones son válidas si resultan necesarias.

Hizo bien el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, en responder a Ojeda Durán, a quien dijo que, en una democracia es indispensable la autonomía del Poder Judicial y recordó que la función de los juzgadores es garantizar y defender los derechos humanos y la Constitución.

La actitud intimidante de uno de los responsables de las Fuerzas Armadas resulta preocupante. Porque una cosa es que el secretario de Marina o el Presidente recurran a un procedimiento legal porque no están de acuerdo con las decisiones de un juez o el ministerio público y otra es que desde el show de la mañanera se declare como enemigo a los juzgadores e investigadores. Eso es tratar de colocar contra las cuerdas al Poder Judicial.

No veríamos eso sino fuera por la serie de facultades y el empoderamiento que el Presidente le ha otorgado a las Fuerzas Armadas. Éstas se asumen con poder y por lo tanto sus titulares se sienten con las suficientes agallas y protección como para intimidar al Poder Judicial o a cualquier otro que les incomode.

En realidad, atrás de estas acusaciones fomentadas por López Obrador hay una campaña para someter al Poder Judicial, para subordinarlo. Es una cuestión semejante a la manera como el Presidente despide al Gobernador del Banco de México.

López Obrador tiene derecho a proponer u opinar sobre lo que considere, indiscutiblemente, el problema es que abusa del espacio que tiene para denostar, descalificar, golpear, degradar, amenazar o maltratar a quien sea. No hay diálogo, hay descalificaciones, acusaciones sin fundamento y ahora incluso amenazas a los otros poderes y eso es muy delicado.

AMLO recurre a prácticas similares a las de gobiernos anteriores. Por ejemplo, cuando el Ejecutivo Federal quería intimidar a algún Gobernador, lo hacía llamar a Los Pinos a través del General responsable de la zona o región militar.

De tal manera que López Obrador, aunque lo niegue, sí se parece mucho a los otros, aunque es un poco peor porque los otros lo hacían en la sombra, y Andrés Manuel lo hace públicamente, sin el menor cuidado de la legalidad o simplemente, le vale.

POSDATA:

El domingo 6 de junio hay elecciones, todos deberíamos salir a votar. Que el pueblo, los ciudadanos de nuestro país,  decidan qué quieren: consolidar el autoritarismo o defender la democracia y los contrapesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *