25 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

¿Esto es grandeza? Irapuato, Celaya y León, entre las 50 ciudades más violentas del mundo

6 minutos de lectura

El ranking anual de violencia homicida busca “llamar la atención sobre la violencia en las urbes» y presionar a los gobernantes para cumplir la obligación de proteger a la ciudadanía

En el ranking de las 50 ciudades con mayor violencia homicida del mundo, sin estar en guerra, aparecen 19 de México. Y de éstas, tres se ubican en el territorio guanajuatense, hoy copado por los grupos criminales, la violencia y la impunidad: Irapuato en el 4º lugar; Celaya en el 20 y León en el sitio 47.

El ranking presentado por el Consejo ciudadano para la seguridad pública y la justicia penal, A.C., se enfoca en ciudades de todo el mundo con 300 mil habitantes como mínimo y que presentan las tasas más altas de homicidios por cada 100 mil habitantes.

Las tres ciudades, igual que el estado, han sido gobernadas por el Partido Acción Nacional las últimas dos décadas por lo menos.

Los datos que sustentan este análisis provienen de las propias instancias de gobierno o estimaciones que son verificables y públicas, correspondientes a los índices de homicidios de 2019.

Estos son los cinco primeros lugares:

  1. Tijuana, Baja California, en primer lugar, con una tasa de 134 homicidios por cada cien mil habitantes.
  2. Ciudad Juárez, Chihuahua, con una tasa de 104.54 homicidios.
  3. Uruapan, Michoacán, con tasa de 85.54 homicidios.
  4. Irapuato, Guanajuato, con una tasa de 80.74 asesinatos.
  5. Ciudad Obregón, Sonora, cuya tasa alcanzó 80.72 homicidios por cada cien mil habitantes.

Celaya y León han sido escenarios de homicidios en escalada, cuyo número no se ha visto disminuido ni por la contingencia sanitaria por el coronavirus SARS-CoV-2, ni por el aislamiento domiciliario de miles de guanajuatenses.

En Celaya, los grupos criminales además han sostenido la mira en la Secretaría de Seguridad Pública y sus elementos de la Policía Municipal, 13 de los cuales han sido abatidos en atentados y ataques directos en lo que va del año, junto con tres agentes de Tránsito de la misma dependencia y un ex policía que había renunciado apenas unas horas antes de ser asesinado en su auto sobre el bulevar Adolfo López Mateos, a plena tarde.

Las víctimas más recientes de este embate fueron dos policías municipales que se encontraban en su día franco y circulaban en un automóvil por la Avenida Insurgentes, a la altura del estadio “Miguel Alemán Valdés” el domingo por la tarde, cuando fueron alcanzados por sicarios en otro automóvil y abatidos en minutos.

A la lista de agentes caídos de las corporaciones se sumaron dos integrantes de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General del Estado, que murieron cuando se encontraron con civiles que les dispararon, mientras efectuaban alguna diligencia en el Barrio de San Juan en Celaya.

Una tercera agente fue herida y se le reportó como muy grave. Por la noche del lunes incluso surgieron versiones de que también había fallecido, pero esto no ha sido confirmado por la Fiscalía.

Apenas unas pocas horas después, en otro acto criminal cometido en una vulcanizadora de la salida de Celaya a Salamanca, por lo menos cuatro personas que se encontraban dentro murieron asesinadas, a balazos y por el incendio del lugar causado por una granada de fragmentación que fue arrojada por los responsables.

Aunque en esta lista entraron tres ciudades del estado según el criterio del número de habitantes, varias más podrían muy bien entrar en un ranking similar, como lo demuestran los incidentes convertidos en vida cotidiana en municipios como Apaseo el Grande, Salamanca, sin menoscabo de que figuren localidades de todas las regiones del estado.

Fotos de los supuestos atacantes de los agentes de la AIC, hechos ocurridos el domingo. Fotos espeicales:

“Nueva realidad” es la de siempre: una espiral de violencia

La “nueva normalidad” parece incluir para Guanajuato una normalidad criminal que lo mismo se hace presente en viviendas que en calles y avenidas, comunidades rurales, restaurantes o comercios de diversa índole.

Así se vio la mañana del lunes en Moroleón, unas horas después de la balacera por el robo a una joyería en pleno centro, cuando ante decenas de personas, un hombre que viajaba en una camioneta Honda por las calles Morelos y Cinco de Mayo, fue interceptado y obligado a salir de su vehículo por desconocidos armados, quienes se lo llevaron.

Sobre esta privación de la libertad no hay reportes de la Fiscalía General del estado. Se presumió inicialmente que la persona había sido víctima de un secuestro.

Pero unas horas después, por la noche del mismo lunes, el cuerpo ya sin vida de la persona que fue violentamente privada de su libertad, fue abandonado en la avenida Circuito Moroleón.

La víctima es ampliamente conocida en esa región; se trata de Camilo Ortega, ex diputado local.

El hallazgo de su cuerpo y las circunstancias de su muerte tampoco figuran en el reporte oficial de la Fiscalía Estatal.

En el otro extremo del estado, al Noreste, la madrugada del martes tuvo lugar un multihomicidio en un negocio de los conocidos como “cachimba” ubicado sobre la carretera federal 57, en San Luis de la Paz, con seis víctimas, además de un hombre lesionado.

El local, frecuentado por traileros que circulan por esta carretera y paran en el lugar para descansar y comer, está ubicado cerca de la comunidad Los Pirules.

A las 4 de la madrugada del martes, se avisó a la Policía Municipal que se escuchaban disparos, y al acudir preventivos y socorristas, encontraron a tres hombres y tres mujeres asesinados en el local.

Afuera había otro hombre herido.

Un ranking muy guanajuatense

En esta lista mundial, Guanajuato es el único estado de México que aparece con tres ciudades. De Michoacán figuran Morelia y Uruapan, mientras que de Tamaulipas aparecen Ciudad Victoria y Reynosa.

Este es el tercer año en que una ciudad mexicana encabeza la lista, y el segundo año en que Tijuana es la ciudad más violenta del mundo según los parámetros de esta lista. Las ciudades mexicanas han encabezado el ranking en seis ocasiones, de las 12 en que ha sido publicado: en 2008, 2009, 2010, 2017, 2018 y el 2019.

En el reporte de 2019, México es el país que más ciudades incluye en el listado, casi el 40 por ciento del total.

Además de que las cinco con más violencia homicida son mexicanas, la lista de las primeras 10 incluye también a Acapulco.

El año pasado, León no estaba en esta lista. Tepic y Coatzacoalcos salieron del ranking. Pero además de León, entraron Guadalajara, Morelia y Zacatecas.

Ciudades de 13 estados del país aparecen en el ranking: Baja California, Chihuahua, Sonora, Guerrero, Morelos, Sinaloa, Ciudad de México, Zacatecas, Michoacán, Tamaulipas, Jalisco, Veracruz y Guanajuato.

En las 50 ciudades la tasa promedio fue de 49.45 (35,734 homicidios dolosos entre 72,258,167 habitantes). Las primeras 30 ciudades superaron ese promedio.

El Consejo Ciudadano para la seguridad pública y la justicia penal dio a conocer este ranking, el doceavo que se elabora y el décimo con las 50 urbes “con el manifiesto objetivo político ciudadano de llamar la atención sobre la violencia en las urbes, particularmente en América Latina, para que los gobernantes se vean presionados a cumplir con su deber de proteger a los gobernados, de garantizar su derecho a la seguridad pública”, según la publicación en su página.

“Lo que buscamos también es que nadie, ni gobernantes ni gobernados de un país o jurisdicción subnacional, quieran que su ciudad o ciudades figuren en este ranking y que, si su urbe o sus urbes ya están, hagan el máximo esfuerzo para que salgan lo antes posible”, es la postura de la organización civil.

Deja un comentario