16 enero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Fondo Y Forma

4 minutos de lectura

La falta de medicinas: cobro a los más pobres

Carlos Aranda Portal

Uno de tantos problemas que ha creado el gobierno actual, que preside López Obrador, ha sido entre otros la cancelación del Seguro Popular, que atendía aproximadamente a 60 millones de Mexicanos, con escasos recursos y que daba un servicio, si no satisfactorio, si suficiente para dicha población.

El gobierno actual, se ha dedicado a destruir la mayoría de las instituciones, que operaban más o menos bien y que sin embargo AMLO dijo que todo lo que habían hecho los gobiernos anteriores, estaba mal hecho y que no servía, anulando como ya lo  dije, la mayoría de las instituciones existentes y tal vez por eso, corrió a tanta gente, poniendo en su lugar a gente incompetente para el desempeño de los cargos respectivos, pero eso sí, afín e incondicional a su pensamiento.

Prevalece aún frente al congreso federal, como lo hemos visto en la práctica. con tal de destruir lo que estaba bien hecho, aún cuando hay que reconocer, que había cosas que no estaban en el estado adecuado, como es la corrupción y el origen en gran parte de la misma, que es la impunidad, así como la inseguridad prevaleciente en la mayoría de Estados de la República, propiamente sin excepción.

Lejos de combatir esos males, casualmente se han incrementado en el gobierno actual, pues ha habido más corrupción, más impunidad y más falta de seguridad que nunca, sobre todo, porque en la mayoría de los casos se ha actuado con total improvisación y sin prever las consecuencias cuando se pensaba que iba a suceder exactamente lo contrario, pues las palabras se las lleva el viento y los hechos están por verse en el gobierno de AMLO, que es el que detenta la única palabra.

De nada sirve que la oposición repruebe la mayoría de sus acciones, pues cuenta con una popularidad que a muchos nos sorprende de manera desagradable.

La mayoría de la gente que nos consideramos pensantes, no estamos de acuerdo con López Obrador y sólo se oyen voces aisladas de la población civil, que en la mayoría de los casos se limitan sólo a charlas de café, que no sirven para mayor cosa.

Uno de los problemas graves que ha formado este gobierno, es el problema de la salud y la falta de medicinas en los hospitales públicos.

Denomina Pablo Hiriart a su columna “Así exprimen a los pobres en hospitales públicos” en su columna Uso de Razón de el periódico el Financiero. Pablo Hiriart en el escrito mencionado, con relación a las palabras de AMLO, que decía que el sistema de salud que él implementaría sería igual que el de los países nórdicos y que sería gratuita, sobre todo para la gente pobre, y que a la fecha no ha cumplido como otras muchas de sus promesas.

Tomando algunas palabras de dicho columnista, menciona entre varias cosas, que nosotros sepamos, en los países nórdicos, no se les cobra a los ciudadanos de menores o nulo ingreso por consulta, así como tampoco se les niega un medicamento que necesiten o una camilla donde reposar sus dolencias.

Hace más de un año, el gobierno arrancó sus tareas, con tener un sistema de salud, a la altura del Sueco, Noruego o Finlandés y que nadie dejaría de contar con atención por falta de recursos.

Exactamente ha sucedido lo contrario, pues los pobres deben de pagar y se perdió la certeza que daba el seguro popular, el cual fue sustituido por el Instituto de Salud para el bien estar (INSAB) que a la fecha no ha funcionado, y que si no se da corrección pronta, el desastre en salud será muy grande.

El seguro popular, fue creado por los gobiernos anteriores, pero el actual lo ha desechado.

Hoy estamos viviendo, lo que son las consecuencias de actuar sin planeación, con tal de demoler lo que se hizo bien en el pasado y las consecuencias las pagan los pobres.

Menciona el Presidente, que ha sido una campaña mediática, el que los hospitales públicos están haciendo cobros por los servicios y medicinas, pero creemos que López Obrador está equivocado, pues nunca se ha dado una vuelta por los hospitales públicos y no lo ha podido constatar lo anterior y a tanta gente humilde que se encuentra protestando afuera de dichos hospitales, no hubieran podido ponerse de acuerdo, para demostrar que el gobierno es un mentiroso.

Múltiples testimonios, demuestran que es cierto que ahora todo se cobra, casi igual que se tratara de servicios particulares, y la prueba de esto, es que los funcionarios públicos no acuden a dichos lugares, para que les proporcionen atención relacionada con su salud.

Alguien dice: “A mi me hace falta insulina para mi tratamiento, porque no me alcanza para pagarlo. Otro menciona que antes pagaba $ 80.00 y ahora entrando el mes de enero, me cobran $ 477.00 porque las reglas han cambiado.

Otro venía de Oaxaca y tenía una semana y media con su familiar enfermo y sin dinero para pagar. No han comentado nada respecto al INSAB, que entró para que la salud fuera gratuita y toda la medicina que ellos nos piden se tiene que pagar por nuestra cuenta. Lo que es de notarse, es que 8 gobernadores no han firmado para finiquitar el seguro popular y de ahí puede haber una nueva polémica, entre ellos está Guanajuato. La realidad es que el servicio que se está prestando, más se parece al etíope que al de los países nórdicos.

Deja un comentario