0 5 mins 6 meses

Miguel Alonso Raya

Frente a la reacción irracional de quienes se sienten ajenos al cumplimiento de la ley e incluso amenazan con boicotear el proceso electoral porque no les gustan las decisiones del árbitro electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) debe ratificar la sanción contra todas y todos los candidatos, incluido Félix Salgado Macedonio, por tratar de burlar la ley, negando ser precandidato y evitando rendir cuentas al no entregar el informe respectivo.

Ante la tibia resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), las y los consejeros del INE no deberían tener ninguna duda porque la ley les concede la razón. Las amenazas son producto de la sinrazón, pero también de la desesperación frente a las consecuencias de haber violado la legalidad.

El pleno del TEPJF confirmó la multa por 6 millones 573 mil 391 pesos a Morena por omitir la presentación de los informes de precampaña de sus candidatos.

Determinó que quienes impugnaron tenían el carácter de precandidatos, y por tanto tenían la obligación de entregar sus informes de gastos de precampaña…, con independencia de si existió un periodo formal de precampañas, si se acreditó o no que realizaron actos en ese sentido o si en todos los casos existió un registro formal del partido político en el que se les denominó expresamente con tal carácter.

El tribunal electoral resolvió que el INE sí valoró los motivos de controversia de Salgado Macedonio, y que Morena no registró a sus precandidatos en el Sistema Nacional de Registro de Precandidatos y Candidatos del INE, además de que los informes entregados por el partido no resultan válidos porque fueron entregados una vez concluido el procedimiento de revisión de informes de precampaña para la gubernatura de Guerrero.

Por tal motivo, ordenó al INE emitir en un plazo de 48 horas…una nueva determinación y en caso de que el Consejo General del mismo decida aplicar la sanción consistente en la pérdida o cancelación de los registros de las y los precandidatos involucrados, deberá prever lo conducente respecto a la sustitución de las candidaturas.

La decisión del TEPJF no deja de ser controversial porque omitió su obligación de hacer cumplir la ley y simplemente le echó la bolita al INE en momentos en que está siendo víctima de un acoso sistemático de parte de AMLO, Morena, Raúl Morón y Salgado Macedonio; quienes incluso han dejado sobre la mesa la advertencia de desaparecerlo, en caso de que este cumpla con la Constitución y la Ley al ratificar la sanción.

No es una amenaza aislada, tanto López Obrador como su partido desde que llegaron al poder han buscado la manera, con uno u otro pretexto, de debilitar al Instituto Nacional Electoral desacreditándolo y desatando la más feroz ofensiva contra sus facultades y decisiones.

No es, sin embargo, un asunto circunstancial. Es parte de la ambición de Andrés Manuel de concentrar el poder en la figura presidencial. Por eso ha buscado cooptar y controlar los órganos autónomos. Ha propuesto incluso su desaparición y que su gabinete absorba sus funciones.

Argumenta una cuestión de austeridad. En el fondo esta decisión obedece a su intolerancia contra quienes cuestionan sus decisiones o buscan aplicar la ley para ponerle límites a la impunidad, como el caso Félix Salgado Macedonio, a quien AMLO ha defendido a capa y espada frente a las acusaciones de múltiples violaciones.

Por eso el INE debe ratificar su resolución. No es solamente un asunto de legalidad. Durante décadas quienes militamos en el PRD, incluso varios de los que ahora atacan con virulencia al Instituto, pugnamos por elecciones equitativas, porque el gobierno sacara las manos de la organización del proceso electoral y por un árbitro autónomo. Los ataques contra el INE son ataques a la democracia misma. Permitirlo sería un grave retroceso político, pues se le estaría abriendo la puerta al autoritarismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *