0 18 mins 1 mes

Víctor Manuel García Flores

     En libros, periódicos, revistas, folletos, internet, y en eventos, por homenajes al músico Juventino Rosas Cadenas compositor del vals Sobre las olas, por sus aniversarios del natalicio o luctuoso; en todas estas partes, se dan honores mencionando casi la misma biografía breve de Juventino Rosas con varias…falsedades. Infortunadamente casi siempre, en libros, prensa, web, y en eventos, señalan puntos inciertos muy comunes, sin decidir investigar más a fondo la vida verídica de Rosas. Reconozco que se han publicado generalmente por diversos escritores, biógrafos, músicos, o periodistas, con algunos datos biográficos del violinista guanajuatense, que coinciden y con algunos datos ciertos; pero, continúan varios datos infundidos desde las primeras publicaciones.

     Como ensayista en mis dos libros publicados, Juventino Rosas Cadenas. Síntesis Biográfica, 1ª Edición 2006 y 2da Edición 2014, en sus dos introducciones mencioné que las principales fuentes de falsedades sobre Juventino Rosas, lo fueron correspondencias o entrevistas de periodistas con conocedores de Rosas, y dos películas mexicanas con el mismo título Sobre las olas; y posteriormente, en los primeros artículos biográficos en prensa. Afortunadamente, de 2014 a 2021, por más investigaciones en archivos y redes de mi hijo mayor y de mí, hemos encontrado más certidumbres de la vida de Juventino Rosas Cadenas.

     El 9 de julio de 1894, Juventino Rosas fallece en el puerto Surgidero de Batabanó, del municipio Batabanó, de la Provincia de La Habana, en Cuba; pero, su vals Sobre las olas y su nombre como compositor ya eran famosos en Europa, Asia y América. Sin embargo, sus restos quedaron quince años en el panteón civil de Batabanó, pero casi nadie sabía nada de Rosas. El periodista mexicano Miguel Necochea en 1909 va a Cuba, para indagar como logró su independencia, sin pertenecer ya a la colonia española; y estando allí, se entera que estaban los restos del cuerpo de Juventino Rosas Cadenas en Batabanó. Inmediatamente luchó junto con la Sociedad de Compositores Mexicanos, para que el gobierno federal de Porfirio Díaz tramitara en Cuba con su embajador para traer a México sus restos mortales. Ese mismo año, llegó su cuerpo a México y recibió muchos homenajes. Infortunadamente, casi nadie sabía de su vida del compositor santacrucense, a pesar de que el vals Sobre las olas y su nombre ya fueron más conocidos en los cinco continentes. Solamente el periódico El Imparcial, recibió una correspondencia de un santacrucense respecto a la vida de Rosas en Santa Cruz y algo en la Ciudad de México, primeros engaños. Pero al comenzar la revolución mexicana en 1910 y concluir en 1920, no se hizo nada para investigar más sobre la vida y sus obras de Juventino Rosas. En la post-revolución en los veinte, el periódico El Universal comenzó a investigar más sobre la vida del compositor guanajuatense Rosas, infortunadamente entrevistaron a personas que conocieron a Juventino Rosas, ya en madurez o en vejez, que ya no recordaban todo de él o sobresalieron con la mayoría de falsedades que señalaron.

Juan Galván y José Reina

     El principal informador de embustes de su familia y su vida en el pueblo de Santa Cruz, Juan Galván, quien era un coterráneo y profesor de  Juventino y sus hermanos en la primaria en el siglo XIX; que en 1909, envió una correspondencia a El Imparcial de la Ciudad de México con detalles mezclados de la vida del bohemio santacrucense en su tierra y en la capital de México, y después en la ciudad de Santa Cruz de Galeana por entrevistas de corresponsales o periodistas de El Universal en la década de los veinte en el siglo XX, Juan Galván inventó algunas cosas del músico santacrucense y no recordó o no sabía algunos nombres, cuantos y quienes eran sus familiares; que para él, Rosas nada más tenía a sus padres y a dos hermanos en Santa Cruz. Mencionó que de Juventino, sus padres fueron Jesús Rosas y Paula Cadenas, sin apellidos maternos; nada más sus hermanos el hombre Manuel y la mujer Patrocinio, nombre de hombre, cuyo nombre real es Matilde; y, que don Jesús les enseñó a tocar instrumentos y crearon un grupo de música. No recordó de Rosas que había tenido abuelos paternos y maternos, siete hermanos y una media hermana, tíos, y sobrinos. Y lo peor que hubo, por entrevistar un corresponsal de El Universal  a Juan Galván en la ciudad de Santa Cruz de Galeana, se comenzó a decir que Juventino Rosas nació en Santa Cruz de Galeana, cuyo nombre quedó en 1912, 17 años ya de fallecido el compositor guanajuatense; infortunadamente, casi en todas sus biografías mencionan que nació en este diferente nombre. Nació en el pueblo de Santa Cruz.

     Otro principal informador de engaños, José Reina, amigo y compañero del músico guanajuatense en una orquesta, que vivía en el pueblo de La Magdalena Contreras, actual Alcaldía La Magdalena Contreras de la Ciudad de México, en donde un  tiempo vivió Juventino Rosas Cadenas; que en el siglo XX, también por entrevistas a corresponsales José Reina mencionó falsedades, destacando él figurando, respecto a la vida de Juventino Rosas en la Ciudad de México y hasta del vals Sobre las olas. Su principal mentira, comentar que Juventino Rosas compuso el vals Sobre las olas en el Río Magdalena en el pueblo La Magdalena Contreras a un lado de José Reina, quien fue quien lo convenció de componer ese vals, Rosas tocando el violín y Reina escribiendo las notas en un papel en 1888. Varias falsedades más, pero muy destacado él, quien más sale con Juventino Rosas en las dos películas Sobre las olas, interpretados por actores. Este vals más internacional lo compuso Juventino solo en 1885, en el arroyo del pueblo de  Santa María Cuautepec, actualmente como barrio Cuautepec de Madero en la Alcaldía Gustavo A. Madero en la Ciudad de México.

     Juan Galván y José Reina, para darse personalidad inventaron sucesos y anécdotas en las que se hicieron figurar prominentemente al lado de su alumno o amigo Rosas. Después, escribiendo biografías de Juventino Rosas, sin investigar a fondo, pero si con algunos datos ciertos y hermosas palabras de honores: Vicente Garrido Alfaro, Hernán Rosales y Rubén M. Campos, en México, y el doctor Jovino A. Espinola, en Cuba; fueron basados en tales hechos infundados de Galván y Reina, difundiendo esos fingimientos y agregando otros más. Por estos datos y mentiras más, surgieron las dos películas Sobre las olas de 1932 y 1950.

Películas Sobre las olas de 1932 y 1950

     Primeramente, con poca investigación, se basó con un argumento incierto, siendo poco conocida y no popular, la película Sobre las olas del director Miguel Zacarías, filmada en 1932, en la que el papel del protagonista Juventino Rosas fue interpretado por el actor, Adolfo Girón. Filme lleno de mentiras de la vida de Juventino Rosas: siempre de pobreza; de familiares nada más su mamá y su hermano Manuel que lo mataron por andar en la política, y sin saber ya nada de su mamá; que José Reina lo convenció de crear el vals Sobre las olas; Rosas andaba mal vestido, sin rasurarse, tomando, fumando, tosiendo, y sin tener en donde vivir; y finalmente, José Reina lo invitó a ir a Cuba. Solamente engaños. Siendo ya internacional el vals Sobre las olas, Juventino Rosas comenzó en éxitos sin continuar en pobreza; su hermano Manuel nunca fue político, que siendo muy joven fue guitarrista en orquestas de baile y falleció por una riña, y en pocos meses después fallecen su madre y su padre por epidemia de cólera morbo; José Reina todavía no conocía a Rosas, habiendo ya creado el val Sobre las olas tres años anteriores; Juventino siempre anduvo vestido de traje y corbata, se ignora que haya fumado y tomado demasiado y tener grave enfermedad en México, además vivió siempre en una vecindad o casa;  y José Reina, nunca fue a Cuba, Rosas si fue a Cuba como director de la Orquesta Típica Italo-Mexicana.

     Y las principales mentiras, aunque paradójicamente, fue una aportación que es la que más fama le dio al compositor guanajuatense; por supuesto, la película Sobre las olas del director Ismael Rodríguez, filmada en 1950, en la que el papel del protagonista Juventino Rosas fue interpretado por el cantante y actor estrella de cine, Pedro Infante, con gran actuación en este filme; pero, dicha filmación estuvo llena de imposturas, tan es así que, el mismo director Ismael Rodríguez, años después de realizado el filme, reconoció que muchos pasajes de la vida de Juventino Rosas los tuvo que inventar, puesto que, encontró muy pocos datos sobre su biografía.  Juventino Rosas o Pedro Infante comienza la película andando borracho y así sigue; tocaba varios instrumentos y cantaba en público; que estuvo en gira con la soprano Ángela Peralta; nada más se enamora de una mujer rica que no lo quiere; quien más aparece además de Rosas, su amigo José Reina que le apoya en todo aunque  un amor se lo quitó el compositor; Juventino se casó con la mujer que quería José Reina, por cumplirle ese matrimonio al papá de la dama antes de morir; que a Juventino Rosas lo llevan soldados del ejército, en lugar de estar como desertor para estar en la cena de fin de año con Porfirio Díaz; que en el Castillo de Chapultepec, Rosas dándole un smoking, enfrente de Porfirio Díaz (ya en vejez en la película, no estando así en los ochenta o noventa del siglo XIX) y su esposa Carmen Romero de Rubio, dirige el vals Sobre las olas con una orquesta sinfónica cerrando la partitura, con aplausos de todos los embajadores de los países que estaban en México, aunque critican que el vals era de un europeo; y finalmente, va con su esposa en barco a Cuba, pero fallece ella y la mandan al mar. Todo esto fueron falsedades. Por su profesión de música y por su sensibilidad artística, Juventino Rosas Cadenas era un bohemio y, sin duda alguna, disfrutaba de tomar un buen vino y de asistir a fiestas, pero no se sabe que haya dejado de cumplir sus compromisos artísticos a causa de embriaguez, ni que haya tenido problemas familiares, sociales o legales por tales motivos, y verídicamente, no se ha demostrado nunca que Juventino Rosas haya sido alcohólico, pero pudo ser un bohemio; a Rosas, su padre le enseño a tocar algunos instrumentos siendo niño, pero se dedicó a tocar el violín y que se sepa, no cantaba mucho; Juventino nunca fue compañero de Ángela Peralta en su gira al fallecer ella en 1883, él tenía 15 años de edad, tocando violín en orquestas de baile; Juventino Rosas no se enamoró de una sola mujer, se enamoró de varias, aunque no encontró un  real amor en su juventud; Rosas  vive pocos meses con Juana Morales, pero nunca se casan y nunca la llevo a Cuba y se ignora cómo y cuándo falleció ella; y, Juventino nunca fue a dirigir una orquesta sinfónica en Castillo de Chapultepec, enfrente de Porfirio Díaz, su esposa Carmen y los embajadores de otras naciones en este país. Infortunadamente, la mayoría de los escritores biógrafos, músicos, periodistas, comunicadores e investigadores que escribieron sobre el compositor santacrucense, en libros, revistas, periódicos, folletos, y más en internet; se basaron principalmente, con todos los hechos inventados en el argumento de la película Sobre las olas de 1950, el filme más famoso sobre la vida del compositor Juventino Rosas Cadenas.

Aportaciones de investigaciones

     Después de las películas Sobre las olas, algunos libros, y artículos o columnas en prensa escrita, con mayoría de falsedades de la vida del músico, violinista y compositor santacrucense del siglo XIX; desde 1968, exactamente cien años después de haber nacido Juventino Rosas Cadenas, comenzaron algunos biógrafos que si decidieron a investigar un poco más de la vida y sus obras de Juventino Rosas. Aunque se reconocen las aportaciones de investigadores, biógrafos, ensayistas, y musicólogos, escritores de biografías, quienes publicaron sus libros; los mexicanos Jesús C. Romero, Jesús Rodríguez Frausto,  Juan Álvarez Coral, José Luis Barros Horcasitas, Horacio Senties Rodríguez, y Manuel Magaña Contreras; el español Efraín Canella Gutiérrez; y principalmente los musicólogos, el cubano Hugo Barreiro Lastra y el austriaco Helmut Brenner, con algunas buenas biografías y excelsa investigación de sus piezas musicales; pero todos, con inexactitudes y falsedades que continúan.

     Casi todas las biografías de Juventino Rosas Cadenas, son basadas en los comentarios de Juan Galván y José Reina, y principalmente de la película del cineasta Ismael Rodríguez publicada en 1950, Sobre las olas, con Pedro Infante como Juventino Rosas; aunque afortunadamente por esa película, millones de mexicanos que la vieron, supieron algo del compositor santacrucense de música clásica del siglo XIX, pero con inventadas de su vida.  Lamentablemente, siguen esos datos inseguros en libros, prensa escrita, eventos, y más en internet, sobre el compositor del vals Sobre las olas.

     Por  investigaciones desde 1994, he logrado escribir y publicar dos libros (2006 y 2014) de ensayos biográficos en síntesis de la vida de este músico guanajuatense. Y ahora en este 2021, estoy terminando de escribir otro libro con más investigaciones de datos con evidencias, totalmente ignorados por quienes publican o realizan eventos, del mejor músico mexicano internacional de música clásica desde el siglo XIX hasta el siglo XXI. Pero ya no será una síntesis de su vida, será un ensayo histórico-biográfico, el libro Juventino Rosas…de Santa Cruz a Surgidero (Biografía).   

     Ingresando el H. Ayuntamiento Constitucional 2021-2024, de Santa Cruz de Juventino Rosas, Guanajuato, grupo de interesados en el compositor Juventino Rosas Cadenas y la Historia de Santa Cruz; insistiré para que este gobierno municipal publique este tercer libro que escribo de Juventino Rosas, pero con datos históricos y biográficos. Una biografía es el relato de la historia de vida de una persona en particular, con reales investigaciones en archivos oficiales, en archivos personales y en internet. Espero que logre que este libro se publique en 2022, para enterarse santacrucenses y guanajuatenses de la vida verídica de Rosas; y posteriormente, también luchar otra publicación de este libro en alguna edición de la Ciudad de México, para que sepan la verdad de la vida de Juventino Rosas en toda la República. Que los mexicanos se enteren que son mentiras de la vida de Juventino Rosas, lo mencionado por Juan Galván y José Reina, la primera película de 1932 Sobre las olas, y principalmente la película de 1950 Sobre las olas; que infortunadamente, son las falsedades que siguen en algunos libros, periódicos, revistas, folletos, eventos, e internet, de este compositor santacrucense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *