0 6 mins 4 semanas

E. Primatesta.

“Dios es nuestro refugio y fortaleza, auxilio en ls tribulaciones.” (Salmo 46:1)

Queridísimos hermanos, no cabe duda de que el monagrillo Andresito, de plano no sólo oiga al deñono rojo, sino que ya tiene al diablo dentro.

Y no es raro, digo, porque ya ha insistido por medio de sus jilgueros de la 4T, que ya tienen en el horno una “nueva constitución”, sólo que no han tenido eco, o es que algunos diputados todavía son creyentes –de la democracia y libertad de pensamiento, obra y omisión- que no siguieron la indicación. Aunque ya sabemos que al aludido, le vale un cacahuate, seguirá con el dedo en el renglón. También, hay que decir, no queda muy definido si quiere que nos convirtamos al comunismo, porque, como dicen sesudos analistas: ¡Andresito, no es comunista, sino postneoliberal de ropero!

Viene el comentario, ya que quiere ahora desborrar el artículo 33 de nuestra Constitución. Si no recuerdan, es para repatriar a extranjeros metiches en la polaka mexicana, entre esos, algunos colegas míos que en otros tiempos abrieron la boca y saz, que se hace la guerra cristera, o cuando más para acá, sin mucha razón, el niño Fox, corrió al hereje mayor de Cuba: “Comes y te vas”.

Mientras son peras o manzanas, Andresito, se da vuelo y quiere a chaleco, que lo sigamos en sus ocurrencias. Me dejó temblando un parroquiano que en su confesión semanal, me haya preguntado si los que estamos mal somos nosotros y no Andresito, que es un nuevo profeta. Me quedé aturdido por semejante barbaridad. Aunque lo absolví, dada su inocencia en los menesteres polakos, pero le impuse una larga penitencia y muchas jaculatorias.

Me pregunto, igual que muchos: ¿No hay forma de parar tanta herejía polaka? Habiendo tantas eminencias jurídicas en México, nadie se asoma para darnos la fórmula salvadora. ¿Pensarán que es finalmente inútil? ¿Estaremos condenados a este infierno en la tierra?

¡Ay! Mis hermanos. Otro parroquiano, me invitó un café y dijo a mis tribulaciones: ¡Nos queda rezar y no perder la fe, hermano! Ahí viene la consulta para decidir si ese señor (Andresito) sigue o no. Casi me da el soponcio. Y como me quedé en silencio monacal, se acabó la plática.

¿De verdad, los mexicanos, estamos hechos para aguantar lo inaguantable? Estoicos o Estúpidos… Perdón, Señor, perdón por mis exabruptos polakos.

Es preocupante que la zanja no se reduce, cada día hay más división entre nosotros. Y el monagrillo, al fin experto en tales lides, le escarba y le escarba. A eso, esta semana no pude comunicarme con el presi de los abogados, para que me orientara en mis preocupaciones. Pensé en el juicio político, pero no entendí lo que leí en la Constitución, la verdad, creo que no es posible lograr que un presidente, sea sometido a juicio y sobre todo, que se le condene con las leyes del Hombre, como dicen los abogados, en tiempo y forma. Ya ven lo que pasó con los pecadores que han detentado en Mandato Presidencial, gozando de sus privilegios y fortunas mal habidas. Por instancia de Andresito, se gastaron más de 500 millones, para esa consulta y va a ser igual, con la que sigue. Que nos ganamos con votar o no. Nadie en su sano juicio, cree que vayamos más del 40% de los ciudadanos para dar su repudio o aceptación para que siga el presi López. Nada más basta ver que ni siquiera algunos partidos políticos, logran el 3% mínimo para permanecer en el escenario político, aunque eso sí, mientras sangran al erario.

En este momento, aunque se vea mal, estoy hasta pensando que de qué sirve ésta y otras opiniones, cuya intención es que abramos los ojos y los oídos y no seguir en este camino de abrojos. Ayer, han sido los de la mafia del poder, luego, los conservadores y algunos polakos de segunda, después los científicos y las universidades públicas… ¿Seguirá el clero? Todo es por la avaricia del dinero y el poder, esa es la marca de la 4T. Pero lo peor, es que así lo permitimos.

¡Oremos, pero también, actuemos! Ese 40% de votos necesarios para que la consulta se haga obligatorio su resultado, y sí, de una vez que sea para botar al preciso, qué sea del 60% para que no quepa duda, porque, en la 4T ya preparan sus recursos legales si sale en contra. Hermanos, perdonen mi desesperación, que comparto con muchos de ustedes. No claudiquemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *