0 10 mins 6 meses

E. Primatesta.

“¡Cómo está solitaria la ciudad populosa! Se ha quedado como una viuda… pasa la noche llorando… No hay nada que la consuele entre todos los que la amaban; sus amigos la han traicionado.” (Libro de las Lamentaciones 1, 1.2)

Mis amados hermanos, la polaca está desatada y como es normal, ya se oyen las afrentas un tanto sesgadas, siendo el momento más notable en la ciudad de León, en el asunto sobre la “denominación franca” y diríamos que hasta forzadona, de que ya muchos –menos los que ya estaban en la carrera de las famosas encuestas, que pareciera han sido puro cuento- tienen al monagrillo, digo, monaguillo de Andresito, como el ungido: Francisco Ricardo Sheffield Padilla.  

No olvidemos que este pecador arrepentido –porque dice que ya dejo al mal, digo, al PAN- le dio zancadilla a la actual y un tanto gris, senadora por Guanajuato, Antares Vázquez, de prosapia priísta por el legado de su pariente cercano, don Nacho Vázquez Torres, a quién siempre se le consideró haber dejado el ombligo en Michoacán, aunque en los límites con Guanajuato, de donde se entiende bien, que la senadora haya sido apoyada por otro vecino de ese Estado, el exgobernador Leonel Godoy, ambos, luego perredistas. Y bueno, al final le dieron su premio de consolación, la senaduría. ¿Por cierto, qué ha hecho por Guanajuato? En los confesionarios se oye de todo, pero como no puedo divulgar, sólo diré que hay concordancia en algo: ¡No ha hecho mayor cosa, que cobrar su dieta!

Y entonces nos preguntamos los feligreses: Tanto mitote con la democratización para escoger candidatos por el Popolo y al final, ¿Sigue la misma gata? Eso nos pone a pensar y muy en serio que de nada sirve el cambio, que sigue afectando el origen de los actores políticos, lo que es igual, al haberse nutrido de las ubres priístas o panistas, ya lo llevan en su ADN. Y el efecto pernicioso para los demás que sí se la juegan de verdad y han creído en el cambio, no es nada grato y todavía, lo más relevante, el electorado mofado. ¡El Creador nos ampare!

Por otra parte, al parecer, se fragua una estrategia para que MORENA dé la pelea en el llamado “corredor industrial”, y es donde con esa idea, se quiere apuntalar al monaguillo Ricardo, mientras para Irapuato se perfila José Gerardo Zavala Procell y para Celaya, vuelve a sonar uno que ha dicho que no, pero no cuando y que siempre sí, el hermano Leopoldo Almanza Mosqueda. Aunque obligado, a decir verdad, los tres pueden ser tomados con experiencia, pero al igual, para otros son cartuchos quemados, cuyos Partidos de origen han sido, ya saben, el de tres colores nacionales, con excepción del leonés y éste con más currículum político.

¿Qué pasará con los demás suspirantes, atenidos a la “democrática encuesta? Pues, parece que se quedarán con las ganas. Y la verdad, sólo les queda rezar por alguna consolación política, al cabo no se han cerrado las denominaciones, ni los registros ante la autoridad electoral y para colmo, no habrá encuesta que valga, sino que vuelve la “tómbola” en donde cuenta la “suerte”, (O la mano negra del demoño) no la selección de sufragio interno, o hasta abierto, como se había prometido. Será que, a los monagrillos de Andresito, se le hizo bolas el engrudo, y no hayan la puerta con tanto suspirante registrado a las candidaturas, entre los que sí hay perfiles inmejorables, aunque ¡Oh Señor! Sigue la tendencia al pecado, hay tienen que siempre sí quedó don Macetonio en Guerrero y aquí, bueno ya saben.  Y mientras, los azulalbos, feliches, arropados con el falso manto de nuestra Señora y Patrona.

Por otra parte, los feligreses están muy preocupados por la llegada de tanto militar y de la guardia nacional, a Guanajuato. Y no tanto, por lo que vengan a dar apoyo para torear a la delincuencia, sino porque se dice en las calles, que el mentado delincuente con mote de martillo grande, ha logrado que su pandilla no se desintegre, sino que agarre fuerza y suponen que sus familiares siguen sus instrucciones desde el penal. La cosa, es que las extorciones y otros delitos parece que no amainan, por el contrario, y negocios siguen cerrando sus puertas. Así como va el asunto, pronto será Celaya, un pueblo fantasma. En tanto, doña Elvi, se pasea y pavonea en la vecina Querétaro, donde se ha dicho, vive. Ahora que ya aseguró hueso en el gobierno de Diego, le vale un cacahuate lo que pase en Celaya, ciudad que la “adoptó” y aún así, no agradece la hospitalidad ciudadana y política. Otros dicen que la Kansas City, le prometió chamba de cuidavías, en particular la que atraviesa la avenida Irrigación. ¿Qué pasaría con los Amparos?  En la próxima les informo.

SERMÓN DE LA LAJA: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda, dice el dicho popular. A la secta política que domina al Partido MORENA, se le olvida su compromiso cívico: La democratización de la política partidista, una exigencia social muy puntual y sobre-prometida por el líder moral. Los feligreses aunque parece que no entendemos, o que aceptamos los vaivenes de un novel partido político, sí vemos que no han dejado las viejas prácticas de sus partidos de origen: Demagogia, dedazo, burla a los ciudadanos, perfiles de candidatos a modo y oportunismo, decisiones centralistas y manejos de gentes que desconocen la geopolítica local y más, a los saltimbanquis que parecen emergentes para relleno en las estrategias de listados de última hora y sin una básica y sana reflexión… ¿Para qué el circo de un “delegado especial”, si al final es la misma gata? Trapacería, zancadillas… ¿Por qué decir que no y al final resulta una estrategia ranchera, para simular ingenio polaco nunca demostrado y menos ejercitado de un desgatado actor de la polaca local? Celaya requiere de polacos serios, preparados y comprometidos, no de “divas” por más encumbrados en la zona empresarial que sean.  “Vanidad, pura vanidad. El que ama el dinero no se sacia jamás, y el que ama la opulencia, no le bastan sus ganancias… eso es vanidad y necedad… ¿Para qué queremos necios reinando? Esto nos enseña el Libro del Eclesiastés (Predicador) y lo olvidamos queridos hermanos… ¡Llora nuestra ciudad de Celaya, sus hijos –nacidos o recogidos- la desdeñan, la humillan, la abandonan! ¿Dónde están los paladines? ¿Acaso vencidos o muertos? ¡Ah! Me ahoga la congoja… 

¿Y el PRI? Se desgaja a paso veloz… ¿Por qué? La avaricia de sus líderes que caminan sin el consejo materno… Se han postrado ante el falso dios del poder, cuya cobija roída y tejida con el hilo fuerte de la concertacesión, aún se estira y resiste. Sus cofrades están débiles y temerosos, los ahoga la pena de sentirse desolados y esa culpa, será su abismo. El Todopoderoso los ha de perdonar, por dejar su tierra y su castillo, en manos del mal, digo, del PAN, por un puñado de monedas devaluadas.

LA PENITENCIA: Hermanos, debemos reflexionar y rezar una jaculatoria las veces que sea necesario, hasta lograr la paz interior. No debemos dejar a nuestra ciudad en manos de vanidosos, necios o sátrapas de la polaca… 

LA SENTENCIA: ¡No votéis por el polaco impío! Sólo lo alienta su vanidad, nunca buscará el bien común, sino el aumento de sus riquezas.  Dejadlo en su inmundicia que en ella se ahogará.

Queridísimos hermanos, cuídense, aunque hayan sido vacunados. Y reflexionen mucho en esta Cuaresma que ya está cerca. Recen por el hermano Andresito, para que el Señor lo ilumine y no ande cayendo en la tentación de olvidar lo que prometió tanto: La verdadera democracia y acabar con el PAN, digo, con la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *