0 5 mins 4 meses

E. Primatesta.

“Libra mi alma, oh Jehová, del labio mentiroso, y de la lengua fraudulenta.” (Salmo 120:2)

Queridísimos hermanos, la paz sean con ustedes. ¿Cómo se sienten después de las votaciones? No me digan que igual. Bueno, es una reacción que parece común. Sí, la cosa polaca seguirá igual. Los lobos, con la piel de oveja.

Ya muchos han preguntado si no hay remedio. Y es que tenemos toda la vida con el Jesús en la boca, de manera cotidiana y ante las crisis recurrentes, los discursos salvadores, las promesas de cambio, de transformación. Siempre nos quedamos con la sensación del “sí se puede”, pero, agregando “Ya merito”.

Llama la atención –aunque es obvio- que un candidato que era desde el inicio un perdedor, ahora se queje de la corrupción que no lo dejó llegar, aunque dice que nos impidió a los ciudadanos, el mentado “cambio”. Y se le dice, con el debido respeto y reconociendo que, de cualquier modo, tenía y tiene el derecho: A disentir, a contender, a opinar y, por supuesto, a pensar y creer. Bueno, para más señas, es “opinador periodístico” en esta zona Laja-Bajío. La gran pregunta que se han hecho, sobre todo los que no votaron por él: ¿Cómo se queja de la corrupción electoral y política, si él mismo la avaló? Culpa hasta el INE de su sabida derrota. Es el colmo, pues el órgano electoral que correspondió a su participación, es el IEEG. Lo más pernicioso de su intervención es que logró que una regidora del PT, parte sustancial de la corrupción polaca, se vaya a sentar en la silla del Ayuntamiento de esta golpeada ciudad. ¿Y por qué parte de la corrupción polaca? Ya en esta misma columna se denunció que el tal Solís (Eterno “líder” local del PT), es una rata mayor y también –dicho ahora- es “esposo” de dicha señora. ¿Quiere don Xemán, más nepotismo? Congruencia, señor excandidato municipal. Retiro mi propuesta de que usted, encabece alguna alianza de ciudadanos decentes, que ponga un alto al viejo lobo disfrazado de San Martín.

Líbrenos el Señor, de tanto chanchullo. De imaginar el “cambio” que causara, en la remota, de haber ganado el dicho “periodista”, tendríamos a toda la plana familiar y de compadres del tal Solís, riéndose a carcajadas de tanta candidez celayense y, por supuesto, viviendo, como lo hacen de nuestros impuestos. Por lo pronto, mis queridos fratelos, ya andan nuestros investigadores submarinos, viendo cómo trabajan los Cendis, en manos de la nueva regidora del PT, aunque ya podemos imaginar que “andan” en números rojos, mientras la pareja Solís-Díaz, viven como marqueses. Con todo y que el PT, haya, por enésima vez, perdido el “registro” estatal como Partido. También, vamos a pedir a uno que otro especialista, nos explique, para así decirles a ustedes, cómo puede un partidillo como el PT, estar en todas las contiendas, si han perdido el registro estatal. Otra duda que ronda en los pasillos del seminario: ¿De dónde sale el dinero para un partido sin registro local? Porque en esta elección inmediata pasada, el PT echó la casa por la ventana. Ya hay quien dice que, el lobo disfrazado de San Martín, le ayudó al candidato del PT, con algunos “gastos” para simular un triunfo democrático. Y, bueno, para en caso de obtener una regiduría, tenerlos de su lado. Vaya, de no creer, pero no es imposible.

Mis estimadísimos hermanos, no crean que ya no hay peligro de contagio por el Covid-19, con todo y vacuna, hay ya varios difuntitos que se contagiaron, o será verdad que nos inyectaron agua destilada… Ni lo quiera el Redentor. No dejen de orar y pedir al Señor, nos libre de todo polaco, digo, de todo mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *