7 mayo, 2021

Las “reglas” para las precampañas.

 

G. Saúl García Cornejo. 

Sin entrar en polémicas sobre las “ansias toreras” de algunos aspirantes a contender internamente, y lograr ser precandidatos, en el caso particular del partido político MORENA, es necesario hacer aclaraciones, sobre todo, para la ciudadanía, pues es de suponer que los registrados con el fin de entrar a competir por tal designación, saben en que andan. 

La Comisión Nacional de Elecciones (CNE, por sus siglas y en adelante en este artículo) de dicho Instituto Político, cuyo lema es: “La Esperanza de México”, dictó lineamientos generales para el proceso electoral que está en curso. Y de manera enfática señala dicho documento: “Actos de proselitismo… únicamente si los registros son aprobados por la Comisión (CNE)… conforme a la convocatoria… podrán realizar actividades proselitistas dirigidas a militantes y simpatizantes de MORENA, para obtener la candidatura respectiva, respetando irrestrictamente los acuerdos tomados por las autoridades electorales…” Es claro que, NO SE DEBEN HACER ACTOS ANTICIPADOS DE CAMPAÑA. 

Es decir, aunque ya algunos aspirantes señalan que se han registrado como “precandidatos”, no significa que lo son, hasta que la CNE, los apruebe. Así que tales solicitantes deben ser cuidadosos, pues hay sanciones si se llega a calificar como actos anticipados de proselitismo, que se anden ya “ventaneando”. 

Además, la legalidad exige determinadas conductas de respeto a las normas electorales, ya de la Ley Comicial, o de los distintos convenios o acuerdos, como resulta la señalada, incluso, si hay o no alianzas o coaliciones. ¿Por qué? Cualquier ciudadano está obligado al cumplimiento de la Ley, y con mayor razón quienes pretenden o llegan a ser representantes populares. No es saludable para cualquier democracia, romper la Ley, por ocurrencias, deseos o ansias de participación cívica, por el contrario, hay que poner el buen ejemplo.

Desde luego, que no faltarán quienes poco les importe dar buen ejemplo, si confunden que tienen derecho de libre expresión, sin embargo, hay que insistir que, aun así, hay lineamientos o límites, precisamente para que la contienda sea más equilibrada, respetuosa, sin perjuicio de propuestas o posicionamientos ideológicos o políticos. No es cierto, que en la “política todo se vale”, como reza un conocido refrán de dudosa sabiduría popular. 

Así que, mis estimados lectores, hay que esperar a que haya definición de quienes serán precandidatos. No falta mucho, ya están los tiempos a punto de abrirse, para que simpatizantes o militantes de MORENA, puedan seleccionar a que precandidato les gusta para candidato. 

En este sentido, como ya he mencionado antes, MORENA apuesta a un ejercicio democrático de participación más directa para la selección de sus candidatos, lo que, en otros Partidos, parece que ni lo piensan, o les parece un riesgo innecesario. Así que el compromiso ineludible de los aspirantes debe ser no echar a perder una oportunidad tal. Más allá de egos o propósitos meramente personales.  

También es verdad, que, en Guanajuato, la contienda electoral no será tersa. AN, por supuesto que no se duerme en sus laureles, incluso, como hemos visto, se disponen a desgranar filias morenistas, con un “canto de sirenas”. En fin. Cada cual con sus estrategias. Pero combatir la corrupción y lograr su contención, no es flor de un día y requiere trabajo, convicción y mucha voluntad. 

¿Qué opinan estimados lectores? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: