Miguel Alonso Raya

Desesperado por el desplome de Morena en las encuestas, y de la percepción ciudadana respecto a su gobierno, el Presidente López Obrador tomó la decisión de meterse de lleno en la campaña para favorecer a su partido, violando las prohibiciones constitucionales y legales en materia electoral, y las medidas cautelares que le ha impuesto el Instituto Nacional Electoral.