16 mayo, 2021

Los re-electores

Arturo Miranda Montero

Antes de que nosotros acudamos a votar, alguien ya decidió quién es candidato a qué.

Esos que se andan autopromoviendo –con recursos públicos u otros dineros oscuros- quieren primero quedar bien con sus patrocinadores.

No hay política gratis, es una de las actividades más caras. Promover masivamente una idea, una imagen resulta tan oneroso por el mercadeo, eso que se utiliza para vendernos cualquier cosa, un trique o un político.

Que en nuestro sistema político se use dinero oficial para la política se debe a la profunda desconfianza que existe entre los participantes y los electores. Y aún asi, normado y todo, el dinero en bolsas, en maletas, con ligas, bajo la mesa, es el que usan muchos de los partidos y sus candidatos. ¿De dónde sale?

Un político asesinado (uno más) lo dijo en una grabación muy conocida: En la política hay harta lana y sin riesgos. Las responsabilidades se eluden y las reglas se rompen. La impunidad es señora de toda tranza.

Por eso, todos los que ya andan mercadeándose tendrían que explicarnos quién les patrocina la ambición y a cambio de qué. No pueden dorarnos la píldora de que han sido o serán la maravilla que nos urgía para resolver los problemas comunes. Eso es puro rollo.

La neta es que el dinero y sus poseedores quieren que los suyos vayan a los cargos para encargarles algo. ¿Qué será?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: