18 enero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

No van solos, ya llegamos.

3 minutos de lectura

Velia María Hontoria Álvarez

Durante muchos años la participación social en México parecía que estaba atorada, desde el caos del 68* andaba corta de mecha, tibia, vapuleada; muy pocos movimientos reales y con bases se pronunciaban ante las arbitrariedades y, los pocos que surgían eran mancillados en un abrir y cerrar de ojos o simplemente esfumados en la calidez del aquí no pasa nada. De revolución comprometida, necesaria pasaba a portada de revista de modas ¿se acuerdan del dizque enigmático Sub?  Pobres chiapanecos ¡así les fue¡.

Más algo en la ciudadanía ocurrió, pues ahora parece que los mexicanos ya no somos los mismos; nos ponemos bravos con los políticos, eso de ser “dejados” paso de moda; si una persona trata de abusar sabemos que tenemos derechos y buscamos aplicarlos. Nos fijamos en las letras chiquitas y sobre todo exigimos en individual buscando el apoyo o hasta el cambio de opinión  del tropel que nos brindan las redes sociales.

Eso de comportarnos como delicados e indefensos bichitos paso a la historia. Vamos a votar -hasta en las del vacile que organiza el Presidente Electo- opinamos, investigamos y más que eso: nos organizamos. Los líderes ya no se quedan abandonados en un incierto destino fijado por los poderosos, ni se exponen como carne de cañón. Hoy el débil ya despertó y mira que el fuerte no esta tan bien equipado como de lejos parecía, pues ahora que lo vemos de cerca sabemos que sus debilidades son muchas, sus temores son mayores que los nuestros y su posición depende casi en su totalidad de nuestra decisión. ¡Qué bien sabe esta nueva bebida de fortaleza ¡

Parece que por fin se ha comprendido que no existe político -por más sincero y patriótico que parezca-que solucione nuestros problemas, un gobierno al final en el mejor de los escenarios debe de formarse de personas con experiencia y capacidad; y aun así, aunque los grandes genios brillantes y amorosos estuvieran ahí, poco o nada harán sin nosotros. Hoy sabemos que la frase: Unidos somos más, cobra sentido al cobijarnos con un objetivo en común: vivir en un espacio digno; por eso tú ciudadano, que también te la vives extendiendo la mano, causando penuria y haciendo de la pobreza un negocio, necesitas saber que ya nos cansamos, que ya no habrá ayuda para tu indolencia, súmate al trabajo honrado, súmate a la limpieza, súmate desde tu trinchera para dar y hacer un mejor México. Pues ya se acabó el veinte.

Me sumo y me regocijo con esta nueva transformación del mexicano; pues bien sé que quien o quienes traten de gobernarnos encontraran ciudadanos fortalecidos, críticos, participativos y decididos a pelear hasta las últimas consecuencias por lo justo, por lo suyo. Así que “agárrense” pues antes de querernos dar atole con el dedo, tengan presente que ya crecimos a punta de tanto abuso y estupidez; fomentada en buena medida por nuestra dejadez más una falsa inocencia de que de verdad los políticos, los gobernantes querían lo mejor para sus ciudadanos. Eso ya sabemos que es falso, es historia, por eso ya tomamos la computadora, el bolígrafo, los arados, las calles,  las máquinas, los comercios, la tierra pues el  destino está en nuestra mano y señores, con alegría les aviso: tendremos que escribir juntos, nada de que ustedes van solitos. Avisados.

Comentarios: [email protected]

Deja un comentario