30 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Operativo contra el Marro detona atentados y bloqueos en 13 municipios

4 minutos de lectura

Sedena y fuerzas estatales anuncian «importantes detenciones» que desatan infierno de varias horas: vehículos y negocios quemados en cincuenta puntos

Diversos puntos del territorio estatal, con Celaya como punto neurálgico, fueron literalmente tomados por grupos delincuenciales a lo largo de la tarde y parte de la noche, tiempo en que incendiaron vehículos de todos tamaños, bloquearon pasos viales, quemaron negocios diversos y hasta intentaron incendiar una gasolinera ubicada en el centro de Celaya.

Hasta las 9 de la noche del sábado, Protección Civil municipal y Bomberos habían atendido por lo menos 36 reportes de incendios de diversa magnitud en todos los rumbos de la ciudad, reportó el portal digital Ágora.

Presuntamente, se trató de una reacción criminal que se expandió por la región Laja-Bajío y otros municipios del Sur del estado como Salvatierra, pero también en el Noreste, en San Luis de la Paz y San José Iturbide, en respuesta a un despliegue operativo de corporaciones encabezadas por el Ejército, para efectuar diversos cateos en comunidades de Celaya.

Fotos: Especiales

Fotos: Especiales

Poco después de las 4 de la tarde se advirtió el despliegue de corporaciones en la zona de la comunidad de Elguera. Aparentemente, como resultado de los cateos hubo personas detenidas.

No había pasado ni una hora cuando se comenzaron a reportar incendios de algunos vehículos en puntos carreteros de los accesos a Celaya y vialidades hacia Salamanca, Cortazar y Juventino Rosas.

Sin embargo, a partir de las 5 de la tarde, los Bomberos también empezaron a recibir llamados de auxilio por incendios de vehículos y algunos negocios dentro de la ciudad, en distintas zonas

Fue hasta las 5:49 de la tarde, el secretario de gobierno del estado, Luis Ernesto Ayala Torres, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que confirmaba que “Fuerzas Federales, en coordinación con autoridades locales, realizan cateos en puntos probablemente relacionados con el crimen organizado en zona Laja Bajío”.

En esta publicación, el funcionario estatal agregó: “Se activa coordinación para prevenir y atender posibles reacciones”.

La prevención y la coordinación se esfumaron y las autoridades fueron literalmente rebasadas por la reacción criminal, que rápidamente expandió ataques en los que incendiaron por lo menos dos tiendas Oxxo, una mueblería en pleno bulevar Adolfo López Mateos, una tienda de bodega Aurrerá exprés en la colonia San Antonio, e incluso intentaron incendiar una gasolinera en cerca del mercado Morelos, en pleno centro de la ciudad.

El rápido arribo de los Bomberos impidió que el fuego se expandiera en este punto.

De una de las tiendas Oxxo, los policías y los bomberos lograron sacar a los cuatro empleados, que se metieron a la cámara frigorífica cuando civiles lanzaron gasolina al negocio.

“En este momento elementos del cuerpo de Bomberos apoyado por las diferentes autoridades se encuentran trabajando para sofocar varios incendios de vehículos en diferentes puntos del municipio”, publicó la Secretaría de Seguridad de Celaya también en sus redes sociales.

Aunque ahí la dependencia aseguró que “la situación ya se encuentra controlada, aunque se pide a la ciudadanía tomar precauciones y utilizar vías alternas”, y que se realizaba ya un operativo “por parte de la Policía Municipal en conjunto con autoridades estatales y federales entre ellas la Guardia Nacional, para tratar de localizar a los responsables y prevenir otros actos de violencia”.

A las 7 de la noche, en otro tuit, la Fiscalía General del Estado publicó que en coordinación con el Ejército, autoridades federales, estatales y grupo táctico de la Agencia de Investigación Criminal de la propia Fiscalía “trabajan en coordinación en la zona Laja-Bajío en operativo contra grupos criminales donde se han registrado actos violentos”.

Esta ha sido toda la información oficial que había proporcionado el gobierno del estado después de la continuidad de incidentes registrados por varias horas.

Taxis, remolques, tráileres, camiones repartidores de mercancías, motocicletas y autos compactos fueron quemados en las salidas de Celaya hacia Villagrán, Salamanca, Salvatierra, Cortazar, Juventino Rosas y San Miguel de Allende, así como en accesos de estos mismos municipios mencionados, lo mismo que en Apaseo el Alto y Apaseo el Grande.

Reportes policiales de esa zona también refieren la colocación de los artefactos conocidos como poncha-llantas, así como de pilas de llantas a las que igualmente civiles no identificados les prendieron fuego.

Pero más allá de la zona Laja-Bajío, en municipios del Noreste como San Luis de la Paz, Dolores Hidalgo y San José Iturbide, así como en Acámbaro -en los límites con Michoacán- también fueron incendiados varios tractocamiones y otros autos.

Por lo menos tres tractocamiones y un automóvil fueron interceptados por civiles y posteriormente incendiados en la carretera 57, entre San Luis de la Paz y San José Iturbide.

En esos municipios se desplegaron operativos de la Guardia Nacional.

Como es ya su costumbre, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo no ha hecho referencia alguna, no ha aparecido ni en sus redes para hablar sobre el caos violento de este sábado.

Mas reportajes

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario