25 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Políticos quedabien

2 minutos de lectura

Arturo Miranda Montero

De entre las muchas cosas que estamos viendo sin veladuras,  está esa actuación de nuestros políticos, agarrados con los calzones en las manos por una contingencia mayúscula.

Como nuestras instituciones son harto disfuncionales, cuando se les somete a las mayores pruebas enseñan sus limitaciones, taras y malos diseños. Tales organizaciones se ponen en manos de quienes buscan poder manejarlas. Instituciones y manejadores nos quedan a deber. Unas y otros fueron pensadas para resolver a cabalidad sus tarea encomendadas. Pero…

Pero nomás hay que ver cómo definen a la contingencia y cómo la comunican. Acostumbrados a la propaganda fácil pagada por el erario de todos, aparece cualquier cantidad de políticos dándonos ejemplo de nuestra miseria institucional.

Su primera reacción es el dinero. Incapaces de contar con planes y presupuestos que incluyan contingencias, rápido se van por la fácil, esa que en un país de pobres es bien popular. Así, la más presionada es quitarle a los partidos para que no tengan en las próximas elecciones; el gobierno federal recorta la mitad del gasto operativo de sus dependencias (incluidos aguinaldos), asfixiándolas y paralizándolas aún más; el gobierno estatal obliga a que sus funcionarios cedan el salario mensual, logrando con ello que toda la nómina guanajuatense tenga que cederlo. Y, al fin, una parvada de políticos menores reparten gel, despensitas y demás chuchulucos para fotografiarse sonrientes o circunspectos entregándolos al siempre disponible pueblo.

Si algo podremos observar en el encierro es cómo nuestro entramado republicano simplemente está del nabo.

Deja un comentario