Arturo Miranda Montero

Entre nosotros es harto facilón decir que todo gobierno es ladrón. Si uno es funcionario público, cleptómano. Si diputado, ratero. Si policía, mordelón. Si inspector, carterista. Si político, saqueador, bandido, maleante, cuatrero… Somos jueces rudos en nuestra tremenda corte cotidiana. Pero nomás de dientes pa’fuera.