23 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Se va cerrando la pinza en la cerviz

3 minutos de lectura

G. Saúl García Cornejo

Mis estimados, como he comentado busco algún canal para solventar el problema económico exponencial derivado de la Pandemia de moda, que ahoga literalmente a muchos guanajuatenses entre ellos más de medio millón que trabajan por su cuenta, incluyendo a los profesionistas independientes.Ya intenté en la Secretaría del Bienestar, nada real sólo discurso hiperbólico, sin soslayar la oferta de los últimos días anteriores, pero no hay manera de comunicación virtual y menos presencial.

Por ello, y ya saben que de repente me invade la “esperanza”, le mandé una carta al señor Gobernador quien también ha estado ofreciendo créditos, aunque con intereses al sector empresarial de cualquier grado y rubro, pero no a los indicados como profesionistas libres.

Esta fue la carta que a la fecha no ha contestado el citado servidor público:

“CARTA AL GOBERNADOR»:

Lic. Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.Gobernador Constitucional del Estado.Presente.


Sin desestimar sus esfuerzos por mantener el timón y la dirección de su programa económico, quiero decirle que, a raíz del problema suscitado por la Pandemia, que por cierto son sus efectos de pronóstico reservado como usted sabe; hay un problema de alza en la precariedad de los guanajuatenses, en particular y con mayor énfasis de aquéllos (más de medio millón) de personas que trabajan por su cuenta y dicho sin soslayar su oferta para el comercio y las empresas –de cierto perfil- para que reciban créditos.

Hay un sector desprotegido: Los de profesiones libres: Médicos, Ingenieros, Contadores, Abogados, Artistas, etc., y personas con ocupaciones y oficios diversos no asalariados.

Que por su perfil no podrán acceder a créditos, ni apoyos por desempleo y otras variantes surgidas en esta emergencia.La mayoría puede dar servicio profesional en sus áreas de conocimiento, incluso desde sus hogares y por ende, pueden apoyar al gobierno del Estado, a los Consejos Empresariales y las entidades económicas con las que el gobierno pueda estar vinculado directa o indirectamente.

Y a cambio, recibir un apoyo al menos para la subsistencia familiar o personal, según el caso. 

¿Cómo puede usted ayudar a paliar esta crisis de los guanajuatenses indicados?

Por supuesto que el impacto ético-político que usted desplegaría, puede ser de gran impacto y no me refiero a consumar algún artilugio electorero, sino con gran ánimo solidario.

Al igual, se puede ir cocinando –creo que es entendible y jurídicamente viable, así como políticamente correcto- preparase para un paso histórico:

Ejercer la verdadera Soberanía Estatal, empezando, señor, por terminar con ése acuerdo ya sin sentido de dar el 80% de lo recaudado a la Federación. Y vaya que lo afirmo con plena consciencia. Pues como vamos, caeríamos en el corto plazo en una depresión, cuando los índices de desarrollo local, no son nimios y aun así, por ejemplo, tenemos el proyecto de ferroférico un tanto a medias (¡Por más de 30 años!), sin perjuicio de que es competencia federal, pero por otra parte afecta a los planes de desarrollo local.

En fin, como ése está el asunto de Salud Pública, aunque es innegable el sustento estatal. Y resulta evidente que AMLO no le interesa por ahora Guanajuato. Dicho sin entrar en otras peteneras…”Di algunas referencias mías profesionales y políticas curriculares, pero no hubo ninguna respuesta.

La propuesta no es para pedir “chamba” de mi parte; es solidaria y con disposición de correspondencia en el programa social de emergencia en que muchos profesionistas podemos colaborar, sin soslayar otorgamiento de créditos blandos.

Es decir, se trata de aportar no sólo de “pedir”.

Al momento no hay alguna negativa expresa, menos afirmativa.

¿Qué opinan, mis estimados lectores? Por supuesto, feliz día a las madres.

Deja un comentario