0 5 mins 4 semanas

Velia María Hontoria Álvarez

Hace unos días, una nota llego a mis manos que cito a texto: el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, -integra- a su gabinete y realizó enroques…pues dijo es necesario apuntalar el trabajo que se ha venido haciendo desde gobierno estatal…Designo a Elvira Paniagua Rodríguez como subsecretaria de Vinculación y Desarrollo Político de la Secretaria de Gobierno. (El Sol de Irapuato 31 de oct) Días antes, en esta misma columna, se había expuesto como la ex alcaldesa, había solicitado custodia pagada por nuestro ayuntamiento (es decir ciudadanía) –bajo lineamientos de ley- y ante esto pregunto, cómo ciudadana ¿cuál es la deuda?  ¿cuál es el trabajo que se está realizando y que debe de darse continuidad? ¿es por el trabajo de seguridad que han hecho y por el que hoy se pide protección?  No lo sé, y por lo tanto cuestiono, frente a una ciudadanía orgullosa de una ciudad amada, por muchas razones que nada tiene que ver con supuestos lineamientos.

Parece ser que los partidos, aún no han logrado comprender que deben de trabajar de cara a la ciudadanía, sin pago a favores, reconocer y aceptar que no somos tontos; pues al final el compromiso debe y está en servir para que el estado, las ciudades, las comunidades vivan en bien. A Celaya, mucho se le ha quedado a deber, justamente por andar a tientas, por un empresariado muchas veces prudente y timorato. Nuestra ciudad merece, pues ofrecemos mucho, basta leer los cientos de mensajes, que dicen por qué y para qué hacen de este territorio plano, un hogar; pintarrajeado de bellísimos atardeceres con sus tostadas con  chile; los dulces que saben a pura cajeta y esos abrazos que se acompañan de compromiso, solidaridad y apoyo. A Celaya, señores se le debe. Si una mayoría de personas de Celaya, realmente se decidieran a hablar, otro gallo seguro cantaría, otras serían las acciones que se ejecutarían. Más al final solo hablan tres o cuatro, de los cuáles uno trae su propio interés y los demás, están al servicio de #vayaustéasaberqué.

¡Basta Celaya ¡hoy una mayoría de celayenses, integran nuestro ayuntamiento, nosotros conocemos cuáles son los puntos más importantes que se deben de realizar, debemos avanzar con la verdad, en la conciencia no de quien busca una foto o el aplauso, sino en la verdadera satisfacción de hacer el bien, solo así nuestra ciudad tendrá el lugar que merece. Ya estoy cansada de que ejecutivos, empresarios y comerciantes  me citan en otras ciudades o estados para mirar negocio con el dizque pretexto de que Celaya da miedo. No señores, Celaya es una buena tierra, tan peligrosa como cualquiera de las que hay en este estado y en el país, con el mismo vandalismo o menor, del que seguro tienen cerca de sus propias vecindades. Celaya,  no merece tener sus hoteles en cierre, Celaya merece seguir creciendo. 

En la respuesta de muchos, que con constancia seguimos trabajando, a pesar y contra de las mareas, nosotros no le debemos nada a nadie, pues cumplimos y ejercemos ley, no confundan la educación con la falta de valor, ni de entendimiento. Nosotros no tenemos deudas con aquellos que decidieron y juraron servir, somos agradecidos y cuidadosos con los que cumplen y hacen cumplir. Así que señores políticos, recuerden que quien los puso, igualito los quita. No confundamos, ni sigamos cansando a esta ciudadanía,  que a fuerza de fe, optimismo, familia y enjundia avanza o usted que me cuenta amable lector, últimamente tan callado…¿así nos quedamos?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *