0 17 mins 7 meses

El editor del diario A.M., Enrique Gómez Orozco, denunciado por la alcaldesa de Celaya, reprodujo estereotipos que menoscaban la capacidad de las mujeres para gobernar

Por primera ocasión, el Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato (TEEG) emitió una sentencia por violencia política en razón de género contra un medio de comunicación y un columnista: el diario A.M. y Enrique Gómez Orozco, también director del diario, por la publicación de una columna plagada de estereotipos de género.

El director del diario publicó el 11 de noviembre la columna que tituló «La persona idónea», en la que cuestiona la decisión del PAN de postular mujeres en León e Irapuato, los dos municipios más poblados de la entidad, pero en el texto no solo recrimina que la cúpula panista haya dejado fuera a Luis Ernesto Ayala Torres de la candidatura en León, sino que critica los resultados en materia de seguridad de la actual alcaldesa de Celaya, Elvira Paniagua Rodríguez.

El Tribunal Estatal Electoral, el órgano responsable de imponer sanciones en materia electoral, conoció del expediente especial sancionador que integró el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) con la queja presentada por la panista Elvira Paniagua.

La revisión del asunto corrió a cargo de la sala que ocupa la magistrada Dolores López Loza, donde se integró el proyecto de sentencia que señala expresamente la reiterada violencia política por razón de género en la que incurrió el director de am, no solo contra la alcaldesa de Celaya, sino contra todas las mujeres.

Ilustración de Pinche Einnar

Durante la sesión de Pleno del TEEG, el presidente, Gerardo Arzola, intentó que la resolución solo reconociera la violencia política en uno de los párrafos y no en todo el texto, al exponer que aplicado la regla de la «inversión», para él solo había comentarios en un párrafo que caían en el tipo de violencia contra las mujeres.

«Discrepo del método de análisis de la columna. Señalar, desde mi punto de vista, que en lo expresado por el columnista, no todo lo manifestado es violencia política», dijo Arzola, presidente del Tribunal Estatal Electoral.

En defensa del proyecto, la magistrada Dolores López Loza se detuvo a enunciar cada frase que escribió Gómez Orozco en la columna y que representa violencia contra las mujeres, después de haber hecho el análisis.

«El mensaje tiene como fin invisibilizar al género femenino a través de la masculinización de las profesiones y los cargos públicos, así como las situaciones complejas, otorgando más valor a las cualidades de los hombres para gobernar», comentó Dolores López.

Por unanimidad, aunque con el voto concurrente de Gerardo Arzola, quien insistió en asegurar que los comentarios violentos contra las mujeres solo estaban en un párrafo, se aprobó la sentencia que contempla como reparación del daño que en el portal del am se publique durante tres días media plana con una disculpa pública. Además, Enrique Gómez sería incorporado al Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género.

Elvira Paniagua Rodríguez. Fotografía especial

Misoginia en la columna

Con frases como: «los partidos quieren equilibrar la participación por género y el PAN sale con ocurrencia de enviar candidatas en las dos ciudades más pobladas de Guanajuato: Irapuato y León» o «Sería un crimen aventurarse y dejar que León tenga el destino que permitieron en Celaya», el director del diario violenta a las mujeres, concluyeron las magistradas Dolores López Loza y Yari Zapata López durante la sesión del Tribunal Electoral de este jueves.

Enrique Gómez Orozco. Fotografía Especial

En la columna, Enrique Gómez da por hecho que las mujeres al llegar a la alcaldía no tienen la capacidad para atender los problemas de seguridad, y como ejemplo, menciona el caso de Elvira Paniagua Rodríguez al frente del gobierno municipal de Celaya.

«La razón nos dice que no es tiempo de experimentar con candidatas sin la menor idea de cómo dirigir corporaciones policiacas complejas», señala Enrique Gomez en una parte de la columna, en la que también vitorea a Luis Ernesto Ayala Torres, entonces secretario de Gobierno y ahora aspirante a diputado local por el distrito III de León.

«Si Ayala Torres quiere esperar la elección a gobernador, pierde la oportunidad de mostrar su valía donde la gente reclama su liderazgo de nueva cuenta».

La publicación de Enrique Gómez se dio tras el anuncio de las listas de género que hizo la dirigencia del PAN en el estado, donde se confirmó que entre los 23 municipios donde Acción Nacional postularía mujeres se encontraba León e Irapuato.

Para el columnista la decisión de que una mujer panista compitiera por la presidencia municipal León resultaba un «capricho» y hasta una «traición al electorado blanquiazul».

«Si Luis Ernesto Ayala puede transformar la seguridad pública en la cuna del panismo, si su experiencia, carácter y voluntad darían un amplio triunfo a su partido, ¿por qué trastocar todo en un capricho indescifrable?», cuestionó el director de am.

Deslegitima a las mujeres: TEEG

Al TEEG llegó la comunicación de hechos que hizo la consejera electoral, Sandra Liliana Prieto de León, presidenta de la comisión de quejas y denuncias del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) por la denuncia que presentó la alcaldesa Elvira Paniagua Rodríguez.

La revisión recayó en la sala de la consejera Dolores López Loza, quien presentó un proyecto en el que se determinó que la columna del am contiene expresiones que deslegitiman a las mujeres con estereotipos de género que les niegan habilidades en la política y situaciones complejas como la seguridad.

En la exposición que se dio durante la sesión de Pleno, se señaló que los estereotipos utilizados por Enrique Gómez rebasaron los límites de la libertad de expresión.

Juan Antonio Macías Pérez, coordinador de la ponencia, precisó que el proyecto tiene su origen en el procedimiento especial sancionador T-PES-06/2021. «En el proyecto se acreditaron plenamente los hechos que forman parte de la controversia, los cuales no fueron desconocidos por los denunciados… se procedió al análisis de su contenido y contexto bajo los parámetros de la jurisprudencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación número 21/2018 del rubro violencia política de género, elementos que la actualizan en el debate político».

Sesión del Pleno del Tribunal Estatal Electoral

Tras el análisis basado en la jurisprudencia, se resolvió que procede la infracción para el columnista y para el medio de comunicación que publicó el texto.

«Las expresiones denunciadas se dieron en el marco de los derechos políticos y cargo público que ejerce la denunciante… Las expresiones plasmadas en la columna de opinión son de tipo simbólico porque explícitamente deslegitiman a las mujeres a través de estereotipos de género que les niegan habilidades para la política y la seguridad pública».

Con base en lo expuesto, la resolución incluyó medidas de reparación del daño, aunque el Tribunal Electoral se declaró imposibilitado a imponer sanciones a Enrique Gómez y el diario.

La reparación del daño se cubriría con la publicación de una disculpa pública durante tres días en el portal del am, además de que el columnista quedará con antecedentes como violentador de mujeres en la política.

Al existir la posibilidad legal de que se defienda el medio de comunicación y el director del mismo, hasta que quede firme la sentencia se le obligaría a que publicara las disculpas públicas.

Violentó poco: Arzola

El único hombre integrante del Pleno del TEEG, además presidente, Gerardo Arzola Silva protestó contra el proyecto de sentencia, al asegurar que no toda la columna incluye comentarios que violentan a las mujeres, sino que las expresiones que se pudieran considerar violentas están en un solo párrafo.

Durante la discusión del proyecto, argumentó que las consideraciones las tomó basado en el método de la regla conocida como «inversión», que consiste en cambiar al género masculino cada expresión, y si alguna expresión no suele hacerse al género masculino entonces sí hay comentarios que violentan a las mujeres.

Basado en ese método, el análisis de Arzola resultó en que solo existe un párrafo de la columna donde notó «foco rojo»:

«Los partidos quieren equilibrar la participación por género y el PAN sale con la ocurrencia de enviar candidatas en las dos ciudades más pobladas de Guanajuato: León e Irapuato. En tiempos de paz, cuando los problemas mayores son la buena aplicación del presupuesto, el diseño urbano o la construcción de obras públicas útiles, la experiencia en seguridad pública se puede delegar. Hoy no».

Para el presidente del TEEG no toda la columna constituye la violencia política por razón de género, por lo que manifestó que debería cambiarse la sentencia para limitar las observaciones a uno de los nueve párrafos.

«La mayor parte de la publicación que nos ocupa se encuentra dentro de los márgenes permitidos en el debate político, porque si bien se utiliza un lenguaje hostil, no se observa estereotipos que refuercen desigualdades entre hombres y mujeres, o un uso sexista del lenguaje contra ellas que les imponga alguna carga o límite a sus derechos político-electorales por razón de género, dado que los comentarios se enfocan a la crítica sobre todo la trayectoria pública de las personas referidas en la nota».

En defensa del proyecto que presentó, Dolores López Loza argumentó que se hizo un análisis exhaustivo con perspectiva de género, que los llevó a concluir que son varias frases con estereotipos de género que constituyen violencia política.

«El uso del plural candidatas equivale a un mecanismo de generalización por el cual la mujer pasa de ser un individuo concreto para ser representación de todas las mujeres, en tal sentido, las expresiones analizadas no solo constituyen una fuerte crítica a la labor de la servidora pública denunciante, sino que trae implícita una actitud dominante que denota un trato diferenciado y estereotipado al deslegitimar la labor de las mujeres a través de argumentos que les niegan habilidades para la política, en especial para resolver problemas complejos».

Dolores López Loza, fotografía archivo

Para defender el proyecto, también la magistrada Yari Zapata López expuso que todo el texto incluía expresiones con estereotipos de las mujeres que participan en la política.

«El mensaje sí está cargado de roles y estereotipos negativos a las mujeres. Hace referencia a que las mujeres solamente tienen la capacidad de desempeñar actividades encaminadas a la administración de recursos, a embellecimiento de la ciudad».

Finalmente, el proyecto de sentencia se aprobó por unanimidad con el voto concurrente del presidente del Tribunal Electoral.

¿Qué es la violencia política en razón de género?

La violencia política contra las mujeres son todas aquellas acciones u omisiones de personas, servidoras o servidores públicos, que se dirigen a una mujer por ser mujer (en razón de género), tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político-electorales, incluyendo el ejercicio del cargo.

Esta forma de violencia se puede manifestar, entre otras, como violencia física, psicológica, simbólica, sexual, patrimonial, económica o feminicida.

¿Cómo identificarla?

Para identificar si una conducta constituye violencia política contra las mujeres en razón de género, es necesario verificar que el acto u omisión:

Se base en elementos de género, es decir:

  • Se dirija a una mujer por ser mujer,
  • Tenga un impacto diferenciado y desventajoso en las mujeres, y/o
  • Las afecte desproporcionadamente.

Tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres.

Se dé en el marco del ejercicio de derechos político electorales o bien en el ejercicio de un cargo público.

Sea simbólico, verbal, patrimonial, económico, físico, sexual y/o psicológico.

Sea perpetrado por cualquier persona o grupo de personas –hombres o mujeres−, en particular: integrantes de partidos políticos, aspirantes, precandidatos(as), candidatos(as) a cargos de elección popular o de dirigencia partidista; servidores(as) públicos(as), autoridades gubernamentales, funcionarios(as) o autoridades de instituciones electorales; representantes de medios de comunicación; el Estado o sus agentes.

¿Cómo puede ser?

• Verbal

• Física

• Psicológica

• Simbólica

• Sexual

• Patrimonial

• Económica

• Feminicida

¿Dónde puede tener lugar?

• En la esfera política, económica, social, cultural, civil.

• Dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier relación interpersonal.

• En la comunidad, en un partido o institución política.

¿Quiénes pueden ser los perpetradores/as?

Cualquier persona o grupo de personas, hombres o mujeres, incluidos:

• Integrantes de partidos políticos.

• Aspirantes, precandidatos(as), candidatos(as), a cargos de elección popular o de dirigencia partidista.

• Servidores(as) públicos(as), autoridades gubernamentales.

• Servidores(as) o autoridades de instituciones electorales

• Representantes de medios de comunicación.

• El Estado y sus agentes.

¿Cómo puede efectuarse?

A través de cualquier medio de información:

• Periódicos, radio y televisión

• De las tecnologías de la información

• El ciberespacio.

Sanciones establecidas en el Código Penal

Artículo 289-a. A quién dolosamente anule o limite el ejercicio de los derechos políticos o de las funciones públicas a una mujer por razones de género, se impondrá de dos a cuatro años de prisión y de cien a cuatrocientos días multa. Para efectos de este delito, se presume que existen razones de género cuando:

  1. Existan situaciones de poder que den cuenta de un desequilibrio en perjuicio de la víctima.
  2. Existan situaciones de desventaja provocadas por condiciones del género.

Información del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en el Estado de Guanajuato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *