0 3 mins 5 meses

G. Saúl García Cornejo.

Mis estimados, luego de la “veda”, regreso al campo minado. Sí, adivinaron, a Celaya. Lugar asediado por lacras de toda ralea, desde “políticos” hasta delincuentes. (Algunos ya no hacen diferencia, más que en lo descarado. Eso dicen).

¿Qué nos depara el destino social? Todo, hasta ahora, parece ser la misma vía: Mentiras y más mentiras. Se dice por la todavía presidente municipal, que entregará buenas cuentas a don Javier, pero le pide que dé continuidad al “buen programa” del gobierno que ya expira. Ver para creer. En fin, así es la política chicharronera, como decía el nada ínclito Panchito, tantas veces diputado pluri de Guanajuato, que quiso apoderarse del MC. (Con esos datos no necesitan su apellido, ¿verdad? O, sí.)

Más allá de la parte que le corresponde al PAN, de sus regidores y, claro, de los de oposición –que vuelven a tener la cara oportunidad de hacer su trabajo y bien- la pregunta de los sesenta y cuatro mil: ¿Quiénes compondrán –o descompondrán- las direcciones y cargos de alto nivel municipal? Por supuesto, que los que creen tener preferencia, son aquéllos que estuvieron en las buenas y malas de su candidato (No importan los colores, ni la ideología, ya lo dijo el nuevo ungido), pero se cree, por acá en los corrillos, que se sumarán varios priístas. Sí, al contrario de cuando su jefe contendió por el PRI, para el mismo cargo de hoy. No se olvida que fueron perfiles panistas los ganones.

Tal vez y en frío, lo que importa es que vayan a hacer un buen trabajo. ¿Rescatar a Celaya? Eso huele por ahora, como dicen los contrarios: Es pura “esperanza”.

La lista es larga, sobre los edemas sociales de “nuestra” ciudad (Ya la perdimos en realidad). Para empezar, recuperar la ciudad y ya saben de quienes. Eso es un trabajo, amén de peligroso, peliagudo. La pregunta que se hacen varios: ¿Don Xermán, en realidad sí preparó un plan en ese rubro? Lo dijo en campaña, lo remachó en el debate. De ser verdad, cuál es el plan y el sustento.
Por ahora, sólo referiré tal rubro. Ya iré señalando otros.

¿Ustedes mis estimados lectores, qué opinan?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *