26 febrero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Javier Alatorre, emitió una nota acerca de los reportes diarios del subsecretario Hugo López Gatell

2 minutos de lectura

18 de abril de 2020A

LA OPINIÓN PÚBLICA

El día de ayer el conductor de la emisión nocturna de Tv Azteca, Javier Alatorre, emitió una nota acerca de los reportes diarios del subsecretario Hugo López Gatell sobre la pandemia del COVID 19. Sin embargo, dicha nota editorializa llanamente esas actividades y sus datos, calificándolas de irrelevantes, falsas, y a dicho funcionario como falto total de confianza. Asimismo, exhorta a la población a «ya no hacerle caso» a dicho funcionario.


Cabe señalar que para sustentar esos calificativos la nota menciona mas no describe detalladamente una entrevista periodística en donde el funcionario supuestamente admitió la falsedad de sus datos y reproduce extensamente las declaraciones de una sola fuente, el gobernador de Baja California Jaime Bonilla.


Los medios de comunicación tienen el derecho a cuestionar las acciones de los funcionarios y el gobierno abriendo la discusión a la opinión pública, siempre y cuando estén respaldados en una investigación periodística exhaustiva. El problema es que TvAzteca llamó a no hacerle caso al responsable de conducir la acción del Estado ante la epidemia.


La desacreditación abierta de la autoridad sanitaria y el exhorto a desconocer sus recomendaciones, demuestra una falta de conciencia absoluta respecto a las consecuencias y responsabilidades del periodismo y la comunicación social en general. Por un lado, viola el derecho a la información de las audiencias (artículo 6o Constitucional) en un momento en donde ésta es crucial para evitar contagios y eventuales decesos. Por otro lado, desatiende la naturaleza de interés público de los medios audiovisuales mexicanos, que en momentos de emergencia nacional, reclama la atención masiva de los ciudadanos a los organismos que el Estado ha facultado para coordinar la respuesta. Llamar a ignorar a esos organismos desestabiliza dicha respuesta y pone en riesgo de contagio y eventual deceso a la población.


En aras de cumplir con las obligaciones contraídas en su título de concesión, el medio tiene la obligación de rectificar ese irresponsable exhorto y en lo subsecuente darle un tratamiento profesional a sus señalamientos críticos.
Los miembros de nuestras Asociaciones Académicas apelamos a una comunicación responsable que permita a la ciudadanía contar con medios que ayuden a comprender y sobrellevar el complejo momento que estamos viviendo. Necesitamos preservar el derecho a la información y también garantizar el derecho como audiencias a recibir información responsable de todos los medios de comunicación


“Por una comunicación responsable”Suscriben


Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación, AMIC
Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación,https://drive.google.com/…/1ueZsIgvaUzBVf_mrn0lEl75rQx…/view

Deja un comentario