31 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

La nueva realidad empresarial

2 minutos de lectura

Eduardo  Knapp

Contexto

Al entender el presente y planificar el futuro, los empresarios debemos considerar los cambios permanentes que llegaron con la pandemia.

De la publicación de la Dra. Olga Salido Cortés, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, debemos tomar en cuenta elementos contundentes:

  • La pandemia del COVID-19, es un punto de inflexión en la historia.
  • El mundo, tal como lo conocemos, no volverá a ser el mismo, así como nuestro modelo de convivencia que hemos construido ha dejado de serlo.
  • La seguridad se ha transformado en inseguridad, la certeza en incertidumbre.
  • Nuestras sociedades, nuestra vida cotidiana, el modelo en que nos relacionamos, producimos y consumimos, no podrá seguir siendo el mismo.

Es claro que la conducta del consumidor está cambiando luego del COVID-19, de acuerdo a lo que presentó la consultora Ernst & Young Global Limited (EYG), y la pregunta es, qué tanto estamos preparados para esta nueva realidad de nuestros clientes, y si nuestros productos o servicios cumplen con esa nueva realidad.

Por lo tanto, debemos reflexionar sobre elementos básicos de nuestros negocios, como lo son identificar y segmentar a nuestros clientes para entender cuál es la motivación y emoción que hay detrás de su interés en nuestros productos y servicios, ya que si entendemos estos factores nuestro proceso de ventas será más efectivo y tendremos mejores resultados.

¿Qué tenemos que hacer? Identificar cuál es nuestra propuesta de valor, cuál es la necesidad que estamos cubriendo a nuestros clientes y confirmar con ellos el por qué consumen nuestros productos y servicios, o para nuestros prospectos, cuál es el interés que despertamos en ellos, y si esa necesidad que creen tener nosotros la podemos atender.

También debemos trabajar en nuestros procesos considerando no solo la elaboración del producto o servicio, sino todas las experiencias que debemos de generar antes, durante y después de la compra.

Ahora bien, el tema de la innovación constante, no se refiere a cambios disruptivos que impliquen grandes inversiones, sino a cambios que podamos aplicar para que nuestros procesos sean mas eficientes en beneficio de nuestros clientes, externos e internos.

De la misma forma, se debe considerar que el nuevo rol del líder organizacional, se trata de que se enfoque más a la persona (SER), que a las habilidades (TENER) y conocimientos (SABER), en un ambiente que promueva los retos alineados a las expectativas de nuestros colaboradores.

En base a esta información es fundamental que hagamos un ejercicio de reflexión para replantear nuestros negocios porque definitivamente las cosas no volverán a ser lo mismo.

Mas reportajes

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario