0 6 mins 2 semanas

 Cuantas veces los pequeños se lo han dicho a su papa, pero ¿Por dónde buscar?

Comencemos por lo primero, el Karate es un arte marcial surgió en Japón en específico de Okinawa, sin embargo, sus antecedentes vienen artes marciales de China e India desde hace 3 mil años antes de cristo.

Karate Do significa “ El camino de la mano vacía”, existe la leyenda que en 1406 el rey Sheo Hashi unificó las islas Ryu Kyu con la intención de formar un reino único. Para garantizar un gobierno leal e impedir cualquier intento de sublevación de sus rivales militares, confiscó todas las armas de todo el reinado e hizo de la posesión de armas un delito grave, prohibiendo así a la población civil la posesión de armas, por lo que evolucionó la autodefensa mostrándose como una lucha de manos vacías.

Durante muchos años sus enseñanzas permanecían en secreto, incluso sus conocimientos se otorgaban de padre a hijo, no fue hasta principios del siglo 20 en la que los maestros de Okinawa estimaron que los tiempos habían cambiado suficientemente como para poder romper el silencio.

Confusión

Aunque el Karate Do y las otras artes marciales tienen un tronco común de varias disciplinas existen diferencias entre ellas y en la actualidad han ido modernizándose, incluso han surgido artes marciales derivadas.

La confusión radica en que muchas veces Hoollywood ha caído en denominar a cualquier arte marcial conocido como KARATE, donde los que desean aprender un arte marcial les puede parecer complejo por decidir cual adoptar como su disciplina.

Hoy podemos afirmar que son distintos en cuanto a su forma de entrenar, los estilos que existen, el país de origen y su cultura, en México se destacan:

  • Karate Do, Japonés
  • Tae Kwon do, Coreano
  • Kung Fu, Chino

Solo por mencionar los más populares, pero existen más en México.

Estilos del Karate

Los estilos del Karate se desarrollaron por sus maestros y podemos encontrar entre otros:

  • Shoto Kan
  • Shito Ryu
  • Goju Ryu
  • Kyokushin
  • Uechi Ryū

Un deporte federado

Hoy los estilos están conformados por escuelas, pero se encuentra federados por la WFK (Federación Mundial de Karate) que es una organización deportiva de carácter internacional dedicada a regular las normas del Karate a nivel competitivo del mundo. Lo que se traduce en que los participantes pueden contender en competencias con reconocimiento y Ranking, lo que convierte en que la obtención de grado tiene un valor curricular.

Y no solo eso, sino que los practicantes pueden tener un registro ante la CONADE para participar en competencias donde incluso puedes representar a tu país en juegos Panamericanos o como las pasadas Olimpiadas de Tokio que hubo una delegación de Karatekas que participó.

Edades para practicar

Las escuelas de Karate ofrecen diversos horarios clasificados en edades, lo que permite que a edades tempranas pueden aprender este arte marcial incluso desde los 6 años de edad, todo bajo supervisión de profesores calificados y certificados.

No tiene límite de edad, la practica del Karate Do tiene grades beneficios:

  • Control de las emociones.
  • Mejora la condición física.
  • Ayuda a la autoestima y la seguridad.
  • Adquieres una gran disciplina.

Cintas y Grados

El sistema de enseñanza esta clasificado por edades y grados, cada cinta por su color clasifica el nivel alcanzado por el practicante comenzando por la cinta blanca hasta el máximo color de Negra, ya de ahí cada grado de cinta negra se denomina DAN y el máximo grado el 10, tradicionalmente adjudicado para su fundador.

Aunque en el estudio en la escuela denominado Dojo todos entrenan por igual y reciben la misma filosofía marcial, ya que en la antigüedad no había cintas de color ni tampoco se usaban el ahora tradicional Karategui.

¿El Karate es defensa personal?

Por supuesto que sí, todo arte marcial es defensa personal, pero por encima de esto es un arte budo lo que quiere decir obtener un alto grado de conciencia interna y externa basada en:

  • El conocimiento del propio cuerpo y el manejo de la respiración.
  • la comprensión de las emociones en diferentes situaciones.
  • la estabilidad del pensamiento.
  • la sincronización con el movimiento exterior (tanto de objetos como de las personas y seres vivos).
  • la empatía con los demás.
  • la introspección continua, por medio de la meditación, la autorreflexión
  • la práctica ética de las artes marciales.

Todo esto consagrado en su Dojo Kun, los preceptos del Karate.

Por Sensei Rafael Ortiz

Cinta Negra Karate Do, Shito Ryu, Shoto Kan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *