30 noviembre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Enfrenta el transporte público federal la peor crisis: Polo Almanza

2 minutos de lectura
No hay apoyos del gobierno federal, aunque los bancos están permitiendo diferir pagos y renegociación de créditos; reconocen apoyos del IMSS e INFONAVIT

No hay apoyos del gobierno federal, aunque los bancos están permitiendo diferir pagos y renegociación de créditos; reconocen apoyos del IMSS e INFONAVIT        

Celaya, Gto. .- Aunque todavía se está realizando una valoración, sobre la afectación al transporte público de carga del país, por la emergencia sanitaria por el COVID19, Leopoldo Almanza Mosqueda, representante de la Canacar en la localidad, dijo que ésta es la crisis más grande a la que se han enfrentado, confiando sólo en que no se vaya más allá de junio.

Desafortunadamente, no hay apoyos del gobierno federal, más que los anunciados por el Seguro Social y del Infonavit. Los bancos sí están dando facilidades para diferir los pagos y renegociar los adeudos, de acuerdo a las condiciones de cada crédito y cada cuenhabiente.

Leopoldo Almanza Mosqueda, quien participó este miércoles en una videoconferencia con los dirigentes nacionales de Canacar, para analizar la situación de los estados de Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes e Hidalgo, dijo que lo que no se ha detenido es el movimiento de carga de los productos básicos, por lo que parte del transporte sigue trabajando, aunque a menor intensidad.
Los transportistas de carga federal que están parados son todos los que transportan equipos y materiales para las empresas, que no son prioritarias, incluyendo las orugas que transportan vehículos y todos los fulls.
En términos generales dijo que es muy posible que haya entre un 40 y un 60 por ciento entre el transporte público federal que se esté viendo afectado por la emergencia sanitaria, dependiendo de las diferentes regiones del país y de la planta productiva que tienen en cada zona.
Hasta hoy, la emergencia se ha podido sobrellevar porque, si bien, enero y febrero no fueron muy buenos, marzo permitió una recuperación, aunque en abril volvió a caer la demanda del servicio por medidas que se adoptaron para contener la pandemia.
Como la situación de la emergencia aún es incierta y creen que no termina con abril, sólo esperan que no se vaya a ir más allá de junio, porque entonces sí la afectación sería más grave.

Deja un comentario

También te puede interesar

6 minutos de lectura
3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
3 minutos de lectura