0 3 mins 5 meses

Antonio Abundiz.

Ecos de Cuevano

En pleno jolgorio que los priistas guanajuatenses armaron para darle la bienvenida a su líder nacional Alejandro «Alito» Moreno, la Sala Regional con sede en Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, «cepillo» a Ruth Tiscareño, líder estatal del tricolor, como candidata a la primera Diputación Local por la vía Plurinominal.

Esto, después que este miércoles dicho órgano jurisdiccional revocó el acuerdo plenario del Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato que había declarado improcedentes los juicios para la protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano promovidos por Montserrat Vázquez, dirigente del ONMPRI, por la ex diputada y también ex dirigente del ONMPRI Luz Elena Govea, por la ex regidora de Guanajuato María Esther Garza y por el dirigente del Movimiento Territorial Jaime Martínez Tapia.

El acuerdo plenario del Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato que fue revocado está tarde había declarado improcedentes los juicios y los

había reencauzado incorrectamente a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI. Dicho órgano partidista, a su vez había desechado los mismos juicios argumentado que eran extemporáneos.

Con la sentencia de la Sala Regional de Monterrey, se ordena al Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato que resuelva la cuestión planteada, relativa a que la señora Ruth Tiscareño Agoitia, originaria de San Luis Potosí, no cuenta con la residencia de dos años que exige la Constitución de Guanajuato para aspirar a una diputación.

Se advierte que dicha ciudadana potosina presentó una “acta de residencia” expedida por el notario de Guanajuato Daniel Chowell Zepeda en la que dicho fedatario da fe de que Ruth Tiscareño cuenta con más de tres años de residencia en Guanajuato capital, siendo que hace tres años, y hasta agosto de 2018, la potosina fungía como diputada federal y, por lo tanto, su residencia estaba en la ciudad de México.

No se descarta la presentación de denuncias penales por falsificación de documentos en contra de Ruth Tiscareño, de dos empleados del Comité Directivo Estatal que testificaron falsamente ante el notario y hasta del propio notario que expidió el acta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *