27 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Agricultura Orgánica

3 minutos de lectura
La Influencia Lunar en la Agricultura
Por Omar Meneses

La influencia de la luna en la agricultura representa desde
nuestros antepasados un tesoro de sabiduría sin igual, científicamente se ha
comprobado que los procesos vivos que tienen lugar en el ámbito de las plantas
cultivadas revisten una gran importancia no tan solo económica para el
agricultor sino también para preservar los recursos naturales con que contamos.
                Hoy en
pleno siglo XXI las enseñanzas que nos legaron nuestros antepasados respecto a
la influencia de la luna en la agricultura siguen vigentes, y con mayor fuerza,
y ya existen Asociaciones e Institutos dedicados a la práctica de las formas de
agricultura alternativa esparcidas en todo el mundo que se apoyan en la
influencia de las fuerzas que de la luna provienen para llevar a cabo sus
trabajos de preparación de tierras, siembra, trasplantes, manejo del cultivo
mismo, y la cosecha, creando con esto una dependencia favorable para el mejor
desempeño de su labor.
                Para
quienes estamos involucrados en este tipo de agricultura se nos hace fácil
hablar de la revolución lunar sinódica y la revolución lunar periódica,
movimientos que la luna realiza cada mes y que son de gran importancia en la
agricultura, sin embargo, para todas aquellas personas que desean conocer mas
sobre este interesante tema a continuación se describe el significado de estos
movimientos.
La luna en su revolución sinódica nos muestra las fases que
van desde la luna nueva, hasta la luna llena pasando por las fases creciente y
menguante. Estos conceptos son ampliamente conocidos por aquellos campesinos
cuya vida ha transcurrido entre los surcos y las parcelas a través de su vida y
representa un punto de referencia para la preparación de tierras, la siembra e
injertar principalmente.
En la revolución lunar periódica, que es aquella donde cada
27 días la luna desde su punto mas cercano a la tierra inicia su ascenso hasta
el punto mas lejano se le denomina perigeo y apogeo, respectivamente, siendo
estas etapas fundamentales para llevar a cabo adecuadamente las labores de
cultivo, sin llegar a confundir cuando la luna es llena que esta deba ser
ascendente pues puede ser nueva y ascendente o inversamente
                Durante
la luna ascendente la savia de las plantas corre por el tallo mas rápidamente,
y por el contrario cuando la luna desciende hasta llegar al perigeo sus efectos
son más fuertes, por lo que es aconsejable evitar trabajar la tierra y las
plantas en el mismo día del perigeo.
                Este
último movimiento, descendente, de la luna debe tomarse muy en cuenta puesto
que es la época mas recomendable para llevar a cabo el trasplante, quedando
claro que trasplantar no es sinónimo de sembrar, pues sembramos cuando
depositamos las semillas en la tierra y trasplantamos cuando llevamos la planta
del vivero o almacigo al campo definitivo.
Durante la luna descendente la planta forma rápidamente
nuevas raíces volviéndose a unir con la tierra y mas aun, si se presenta una
coincidencia con las fase de cuarto menguante a luna nueva los resultados son
extraordinarios. De la misma manera, durante la luna descendente se recomienda
abonar, talar los árboles cuya madera será trabajada y la cosecha de plantas
raíz  (Papa, Camote, Betabel, Zanahoria,
Rabanitos, Etc.).
                Adentrarse
al conocimiento del como actúan las fuerzas de la luna en la agricultura,
particularmente, representa volver a lo natural, entender la naturaleza y no
forzarla a nuestra voluntad, recordemos que el producir alimentos para nosotros
conlleva la responsabilidad de asegurar la alimentación de las generaciones
futuras, y la agricultura alternativa, llámese orgánica, biodinámica,
biológica, etcétera, es la mejor alternativa.

Deja un comentario