16 mayo, 2021

Al Tiro… Movimiento Ciudadano quiere sorprender a precandidatos

Vaya personaje tiene en sus filas Movimiento Ciudadano. Se trata de Luis Guillermo Ortiz Alva, un joven que se ostenta como secretario de organización política en Guanajuato. Muy movido se le observa de café en café con distintos actores políticos, haciendo amarres, pero sobre todo promesas que no está en condiciones de cumplir.

 Lo anterior viene a cuento porque recientemente trascendió que el ahora virtual candidato del partido Verde a la presidencia municipal de Celaya, Carlos Trejo Díaz, estuvo sosteniendo reuniones con Ortiz quien le aseguraba sería el abanderado del partido naranja en esta ciudad. Ortiz presumía tanto el respaldo absoluto del partido que llevó al llamado “Cuate” Trejo a una entrevista con el dirigente estatal Rodrigo González Zaragoza.

Aparentemente todo iba por buen camino hasta que Ortiz y Daniel Michel Rodríguez, este último coordinador de Movimiento Ciudadano en cajetilandia, le presentaron al “Cuate” a un publicista que según armaría una estrategia de impacto que le aseguraría la victoria. El pequeño detalle es que el publicista cobraba un millón de pesos, pero como es bien buena onda, con medio millón se conformaba para comenzar a trabajar.

A Trejo le pareció excesivo y poco después les avisó que no lo contrataría, generando el enojo de ambos personajes, pero sobre todo de Ortiz, quien se atrevió a decirle a Trejo que “de no contratar al publicista no tendría el respaldo del partido”. Trejo decidió hacerse a un lado pues sospechó por la insistencia de Ortiz.

Pero no traguen ansias muchachos que ahí no termina todo. A la par que Ortiz negociaba con Trejo, el único diputado local de Movimiento Ciudadano y dos veces alcalde de Apaseo el Alto Jaime Hernández Centeno, impulsaba la candidatura del empresario constructor Emilio Cabrera, no tenía idea de quien era Carlos Trejo y ya había advertido a Ortiz de no andar prometiendo cargos pues no estaba autorizado para ello.

Con el “Cuate” ya fuera de Movimiento Ciudadano todo pintaba para que Cabrera se hiciera de la candidatura, pero hace poco se sumó a la intención Octavio Arvizu Gutiérrez, a quien ya se le vio tomando café con Guillermo Ortiz, quien no ha hecho caso a las indicaciones del diputado Hernández Centeno y, es más, habló pestes de él al llamarlo “aldeano”, “rupestre” y “pueblerino”. Aseguró que la política que hace Hernández no es del agrado del líder moral del partido Dante Delgado y dijo que la supuesta buena relación que tienen es mera ficción.

¿Quién es el padrino que permite a Guillermo Ortiz placearse con cuanto político se encuentra y ofrecer candidaturas? ¿Qué opina el diputado de lo que a sus espaldas se dice? ¿Qué papel juega en este aquelarre el dirigente estatal de MC?

Urge que pongan orden, de lo contrario la grilla interna arrasará con las posibilidades de Cabrera o de cualquier otro que sea el candidato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: