16 mayo, 2021

Al Tiro…Siguen los turbios negocios entre el gobierno panista con seudo empresas inmobiliarias

Desde que fuera gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez de Guanajuato en el año 2006 las prácticas fraudulentas inmobiliarias se siguen dando hasta la fecha.

No conformes con todo lo que han defraudado al pueblo, en gobiernos anteriores, como lo hicieron con los terrenos de la fallida refinería de Salamanca y con el fracasado proyecto de la obra de La presa-El Zapotillo, por mencionar algunos, en el actual Gobierno del Estado de Guanajuato se siguen asociando de manera clandestina con varias empresas inmobiliarias del Estado. El resultado: jugosos negocios.

El modus operandi:

El Gobierno del Estado a través de representantes de la Secretaría de Recursos Económicos, asigna a sus cuates, todas las empresas nacionales y del extranjero que buscan terrenos para invertir.

Una vez que las empresas inmobiliarias tienen esos clientes seguros, se dedican a conseguir, también con apoyo del Gobierno del Estado, pero esta vez, con representantes de la Secretaría de Gobierno; los terrenos a bajo precio, para venderlos con una ganancia exorbitante, a las empresas que vienen a invertir en el Estado.

Ejemplos claros, son los negocios que ha hecho la Empresa Banterra S.A. de C.V., una empresa inexperta en negocios inmobiliarios y que no pintaba ni en la ciudad de León Guanajuato donde tiene su domicilio, pues uno de sus dueños Jesús Aguilar Portugal, únicamente tenía la experiencia de administrar las empresas del ramo zapatero que le heredó su padre, y que siendo empresas consolidadas, él no fue capaz de conservar, pero eso sí, Jesús Aguilar Portugal se convirtió en un experto en defraudar a propietarios de terrenos y a profesionistas que ha utilizado para que realicen el trabajo inmobiliario, también se convirtió en un experto en comprar voluntades del Gobierno del Estado, y le asignaron varios clientes, entre ellos a la empresa Artha Capital (la que desarrolló el Parque Industrial Pilba en la ciudad de León), también le asignaron a Toyota en Apaseo el Grande y ahora sus cuates del Gobierno del Estado le pretenden asignar a la empresa que quiere invertir en generadores de energía fotovoltaica, para vender dicha energía al Puerto Interior.

No cabe duda que los gobiernos panistas no aprenden la lección, y que lo que menos les interesa es el desarrollo de las empresas y de profesionistas que en verdad se capacitan, ya que hipócritamente ellos aprobaron la Ley que Regula a los Agentes Inmobiliarios en el Estado de Guanajuato, y afectan directamente a los profesionistas que integran dicho sector, pues los deja fuera de la competencia al asignar los clientes a sus cuates.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: