Mar. Sep 22nd, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Alguien Pagara los Platos Rotos

3 minutos de lectura
Por.- Jesús Sosa León
Como dicen… Alguien tendrá que pagar
los platos rotos y esos serán los delegados federales. Ya hay cuestionamientos muy
fuertes a su capacidad de respuesta a planteamientos, a demandas y a problemas
que ellos no atienden en los estados.

Y es que en Guanajuato, por ejemplo, hay
como dicen que había  en la viña del
Señor: delegados de todos tipos y colores. Unos, que solo sirven para el relumbrón
y las fotografías; otros que se creen herederos de viejas glorias políticas y
algunos que descuidan sus verdaderas funciones para hacer proselitismo
político… a su favor que es lo peor.

 Así
que ellos –los delegados federales- serán los que soportarán el peso de la dinámica
caída de imagen del Presidente Peña Nieto.

Hace unos días, se desarrollo una
reunión del mandatario con los diputados del PRI. Ahí hubo oradores, como el
diputado oaxaqueño, Carlos Sarabia, abogado y militar  especializado en brindar seguridad a
funcionarios y candidatos, quien calificó de “pobre el  desempeño de los delegados de todas las
dependencias federales, quienes no hacen su trabajo y por ello, no se promueven
las reformas estructurales ni los logros del Gobierno de la República”

Sarabia, aceptando que hoy México tiene
una percepción negativa del presidente Enrique Peña, se atrevió a mas: “todos
hemos descuidado esa parte, pero los delegados que son sus empleados directos
lo han hecho peor… el primero en un estado que debe defender al gobierno del
presidente son los delegados federales y no lo están haciendo… si no sirven que
se vayan”.

Sin embargo, a los delegados tampoco les
parece justo pagar, así, los platos rotos y cargar con un descrédito que el
propio Peña Nieto y sus más cercanos colaboradores se han encargado de forjar.
Es escarbar en la herida recordar que,
según una encuesta de Reforma, de los últimos cuatro sexenios, el mandatario
priista tiene la peor evaluación de los ciudadanos a la mitad de su
mandato. 
En torno al Cuarto Informe de su
gestión, la Presidencia de la República ha emitido una tenaz campaña mediática
para defender los logros conseguidos por la actual administración,
principalmente en materia de seguridad, desarrollo social, educación, turismo,
comercio e infraestructura.
Empero, y por mucho que así lo exija el
Presidente Peña, las malas noticias no pueden evitarse; incluso surgen “desde
adentro”: Recientemente, la Secretaría de Hacienda redujo su rango de
crecimiento para la economía mexicana en este año, de uno previo de 2.2 a 3.2%,
la colocó a uno de 2.0 a 2.6%.
De acuerdo con cifras del INEGI, el PIB
registró un crecimiento a la baja de un 2.6% en el primer trimestre a 2.4 en el
segundo trimestre.
La producción industrial en México
registró entre enero y junio una disminución de 1.3% anual, su mayor caída
desde el segundo semestre de 2009; La producción petrolera bajó de 2.4% entre
el primer y segundo trimestre del año – que significan 54 mil barriles diarios
menos –afectando el crecimiento total y, para remate, la calificadora
financiera internacional Standard & Poor’s bajó la perspectiva de la
calificación de crédito de largo plazo de México a ‘negativa’ desde ‘estable’
debido a expectativas de un aumento de la deuda gubernamental, por lo que
podría bajar la nota ‘BBB+’ dentro de los próximos 24 meses.
En resumen: más rojo que azul en el crecimiento
económico de México.
Empezará entonces, el desfile de
delegados federales…?

Mas reportajes

5 minutos de lectura
1 minuto de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

3 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura