23 enero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Americana y el Fin del Imperio

5 minutos de lectura
 
(Y Dos Posdatas)
Por Ricardo González Melecio

A un
loco como Trump, que creíamos marginal, que estaba solo, nos dimos cuenta que
lo acompaña la mitad de los estadounidenses, o la mitad de los electores. Con
esto queda clara la decadencia del imperio del norte derivada del abandono de
los valores morales. Quien se aparta de ellos, enferma y muere. Esto es
infalible.
Con
Trump, triunfó el odio, el racismo, la xenofobia, la ira, la incoherencia, el
insulto, la discriminación, la animadversión, la intolerancia, etc. ¿El demonio
se va a apoderar de la Casa Blanca, la que ahora va a ser la Casa Negra? Esto
es, por toda la maldad que pudiera surgir de ahí. Y no soy maniqueista, eso es
lo que se vio en su campaña. A partir de ahora, si se sigue esa política del
odio y exclusión, la decadencia y el fin del imperio norteamericano son
inminentes. Ahí está la historia que lo corrobora. Con la elección de Trump, 50
millones de norteamericanos que votaron por él, avalan una conducta inmoral e
indeseable. Ya empezó este odio, ya estamos viendo en las redes sociales, el
bulling en las escuelas a los latinos a quienes les gritan burlona y
despectivamente, “¡Que se construya el muro!”.
                El mal
ejemplo reditúa. Por portarse mal, Trump llegó a la presidencia de Estados
Unidos. Entonces ese mal ejemplo van a seguir los niños y jóvenes de aquel país
(y del mundo) portarse mal es bueno, ya que así una persona consigue el éxito.
Trump hizo lo mismo que Hitler: apeló al nacionalismo y al fortalecimiento de
su patria, para llegar al poder y ya en el, se convirtió en dictador y empezó a
eliminar a los que él creía que eran nocivos para el país e inferiores de raza.
Los incautos e ignorantes de Estados Unidos le creyeron, también le creyeron
personas cultas y bien intencionadas, pero en la base de sus apoyadores se
pueden ver las fuerzas siniestras de este triunfo: los del Ku Klus Klan, los de
la Asociación del rifle, los extremistas, los paramilitares, los cazadores de
indocumentados, los inadaptados, los discriminadores, etc. Esa es su corte de
simpatizantes.
               
  Lo
bueno de todo lo malo, es que surgieron manifestaciones de rechazo a él. En
muchas ciudades de allá se manifestaron ciudadanos indignados con esta
designación y diciendo que él no es su presidente. Michel Moore el agudo
cineasta recomendó acciones a seguir, a raíz de este triunfo, entre ellas
formar una oposición firme por parte de la ciudadanía para oponerse a las
locuras de Trump.
Hay quienes dicen como el tonto,
de Fox, que Peña es un visionario por haber invitado a Trump y a Videgaray por
haber instrumentado esta venida. Falso. Al contrario, la campaña de Trump
estaba prácticamente muerta y Peña, tontamente, la reimpulsó con esta venida.
El es corresponsable de este triunfo. Yo aseguro que otro hubiera sido el
resultado si Peña no hubiera cometido este error antipatriótico y por el cual
debe renunciar. Ante este formidable reto, requerimos servidores públicos que
sean líderes y estadistas, acordes a estas graves circunstancias que
afrontamos, con esta elección, y no timoratos como Peña Nieto y gabinete,
incluidos los legisladores, quizá con honrosas excepciones.
                
A raíz
de este nuevo escenario  ¿qué debemos
hacer como país? No hay mal que por bien no venga. O detrás de toda dificultad
está escondido un bien…pero hay que saber buscarlo. Tenemos, indudablemente un
reto enorme con esta nueva y grave situación. En primer lugar, debemos
reconocer y cobrar conciencia que México es nuestro “campo de diamantes”. No
hay que buscar fuera lo que tenemos dentro. A final de cuentas no debemos
depender tanto de ellos ni verlos como “solución” a nuestros problemas de
desempleo y de marginación. Nuestro país es rico en todo: Biodiversidad,
cultura, riquezas materiales, litorales etc. Pero muy mal administrado por
“políticos” corruptos. La corrupción ha empobrecido a nuestra nación. Ese es el
principal lastre que tenemos y que no nos deja avanzar. Debemos crear un
sistema anticorrupción que realmente funcione y que sea independiente del poder
Ejecutivo. Que los legisladores, ya sean locales o federales, realmente sean un
contrapeso al poder Ejecutivo. Los gobernadores de los estados son como
virreyes y los Congresos locales son serviles a ellos, ahí están los recientes
casos de corrupción de  Veracruz, Sonora,
Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, etc.
                
Ahora
bien, es verdad que tenemos que reinventarnos, como dicen algunos empresarios y
para esto debemos tener una nueva visión y terminar con los paradigmas y falsos
dogmas. 1.- Uno de ellos pensar que solo en Estados Unidos se consigue el
“sueño americano”, aquí también se puede realizar el “sueño mexicano”. 2.-
Otro, creer que sólo lo hecho en el extranjero es bueno. Falso. Es más debemos
fortalecer el mercado interno consumiendo productos nacionales. 3.-
Diversificar nuestras exportaciones para que no dependamos de EU en un 80%.
4.-Hay que mejorar la Educación y que realmente esta llegue a todos los
sectores y acabar con los lastres que no la dejan avanzar como el CNTE que
defiende intereses personales y de grupo y no los de la nación. 5.-Que se
invierta más en investigación y que impulsemos a los “cerebritos” nacionales
para que no se vayan al extranjero y aquí ejerzan sus invenciones e
investigaciones. 6.-Un programa de incentivos y apoyos fiscales para los
compatriotas que regresen, para que, los que quieran, puedan desarrollar una
empresa aquí. 7.- Que el gobierno se faje los pantalones y que considere como
hostil construir ese muro. Estos son algunas de las acciones que se pueden
implementar, entre otras…
POSDATA UNO.-La inseguridad en nuestra ciudad sigue batiendo
records. La administración de Ramón Lemus no se ve cómo puede acabar con ella.
No convoca a la ciudadanía y a las organizaciones civiles organizadas para
crear y realizar un eficaz y eficiente proyecto de seguridad pública. Los
ciudadanos ante esta apatía y negligencia debemos organizarnos…
POSDATA DOS.-Lo dicho. Hay que consumir productos mexicanos
para fortalecer el mercado interno y generar más empleos. Debemos fijarnos, en
el código de barras, los productos mexicanos comienzan con 750. Los códigos del
690 al 695 son Chinos.
 Comentarios y
opiniones a los correos:
Twuitter:,@gonzalezmelecio

Deja un comentario