0 6 mins 3 años

Santiago Heyser Beltrán

El Presidente Trump amenazó a México si deja pasar la caravana de migrantes ilegales que, desde Centroamérica, pretenden llegar a USA… ¡Y tiene razón! La noticia corrió como reguero de pólvora en las redes sociales: El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ofreció visas de trabajo a los migrantes ilegales que, en caravana (en bola), cruzando por México, pretenden llegar a Estados Unidos.

En tanto, el Presidente de USA, Donald Trump, considera que dejar pasar a esa caravana, es generarle problemas al gobierno y al pueblo norteamericano; lo que tendrá repercusiones, incluido militarizar frontera y revisar tratados comerciales con México. Mientras, el Presidente ausente, Enrique Peña Nieto, mandó cientos de federales para revisar “papeles” (legalidad) de quienes quieran entrar a México por nuestra frontera sur.

Yo me enteré por un tuit, en donde Jorge Ramos, notable periodista latino radicado en USA, expresó, lo cito: “Importante. ¿Presionó Trump al gobierno de EPN para que no deje pasar a centroamericanos sin documentos que van en la caravana? ¿Qué va a hacer López Obrador con ellos? México no debe maltratar a los inmigrantes centroamericanos.

Debe tratarlos con generosidad y empatía.”, a ello contesté: “Si el paso por México es libre, olvidemos pasaportes, fronteras y legalidad ¿Como para qué? Yo, como mexicano, creo en derechos y leyes, no quiero “ilegales” en las calles, ni de paso, ni en mi casa.”… Las agresiones tuiteras no se dejaron esperar, endilgándome epítetos como “racista”, cuando simplemente soy nacionalista y quiero a mi México viviendo en paz y resolviendo SUS en un entorno de legalidad, con una relación respetuosa con sus vecinos.

Después, el amigo Brozo tuiteó la oferta de AMLO de visas de trabajo, lo cito: “AMLO les ofrece trabajo en México a los migrantes centroamericanos. Ahora le toca cerrar la pinza a Trump, anunciando el “sorprendente” apoyo económico, ¿o no?”, a lo que respondí:
1.- “Con 50 millones de pobres, 20 en pobreza alimentaria, ¿México ofrece trabajo a extranjeros? ¡Qué alguien me explique!… El buen juez por casa empieza.”… y 2.-: “Si Venezuela tiene un sátrapa como Nicolás Maduro o los gobiernos de Honduras y El Salvador son ineptos y/o corruptos y expulsan a sus pueblos: ¿porque México importa el problema y el gobierno de USA tiene que aportar dinero?, pregunto.

Lo sé, es políticamente correcto apiadarse de los pobres o de la gente en problemas,… y es rentable ofrecerles ayuda, con dinero ajeno, pero, en mi opinión no es correcto ni justo, me explico: Hasta donde sé, Jorge Ramos no tiene en su casa a migrantes que hayan entrado ilegalmente a USA, es decir, Jorge espera que los problemas de los migrantes ilegales y el trato con “generosidad y empatía”, lo den otros; lo que me suena a algo así como: “Hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre.”, Lo mismo sucede en México, no conozco empresarios, político, vecino o gobernante que dé asilo en su casa a esa “pobre” gente.

Lo que si conozco, es a un sinnúmero de liderzuelos que manipulan a la gente para invadir predios, cerrar carreteras, tomar casetas o generar problemas políticos para sacar tajada… ¡No!, tampoco digo que ese sea el caso, pero es muy sospechoso como miles de gentes se “organizan” para hacer una caravana, cuando no se pueden poner de acuerdo ni con sus vecinos para resolver el problema de la basura, digo.

Desde mi punto de vista; el problema de los pueblos de Venezuela de Honduras o de El Salvador ¡Son sus problemas!, no estoy en contra de la solidaridad latinoamericana y projimal y coincido con AMLO en apoyar el desarrollo y democratización de esas naciones, pero no estoy de acuerdo en “importar” sus problemas o en complicidad “exportarlos” a USA permitiendo el tránsito por México para que vayan a joder al vecino… Con esta visión, al trasladar sus ´problemas sociales a otras naciones, los inútiles, sátrapas o corruptos que les gobiernan atentan contra las naciones vecinas y en mi opinión, eso daría derecho a intervenir en esos pueblos para “quitar” a los malos gobernantes que nos endosan sus problemas, lo que sería un cambio de fondo en el derecho internacional y una forma de empujar buenos gobiernos en todas las naciones y así acabar con los gobiernos y gobernantes ineptos y/o corruptos que impiden el desarrollo de sus pueblos y obligan a su gente a emigrar.

¡Bien por la solidaridad latinoamericana! ¡Bien por el apoyo a quienes sufren!, pero todo dentro de los marcos legales vigentes y sin hacer politiquería barata. Ayudemos a los pueblos centroamericanos que sufren, pero en sus países, en su suelo, para que al progresar tengan un desarrollo económico asociado a un desarrollo democrático, ético y social ¡En su tierra!… ¡Así de sencillo! Un saludo, una reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *