Lun. Sep 28th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Chispitas

4 minutos de lectura
Palabras sin relación
Por.-

Enrique R. Soriano Valencia

La palabra
‘cognado’ significa ‘emparentado’ (estrictamente implica ‘consanguíneo’). Se
usa gramaticalmente para señalar a los vocablos que están vinculados porque
tienen el mismo origen (proceden de una raíz similar). Es un tema del mayor
interés porque muchas lenguas actuales derivan de un tranco común. Ello
facilita comprender, asociar o aprender el vocabulario de un idioma que no es
el materno. Pero el riesgo es caer en lo que se llaman falsos cognados. Esto
es, vocablos que por su forma de enunciarse (morfología) podrían parecer que
tienen significado idéntico.
Agradezco a
un nutrido grupo de profesores de varios planteles del Conalep su amable
propuesto para tratar este tema.
En algunos
casos, tuvieron un origen común; pero la evolución en cada región los llevó a
significados (usos) diferentes. En otros, su procedencia es totalmente
distinta, pero el tiempo los llevó a una escritura similar. En este último caso
está la palabra ‘machote’. La de origen español es el aumentativo de macho; la
procedente del náhuatl es guía o conducta.
En los
idiomas derivados del latín es mucho más frecuente encontrar reales cognados.
Sin embargo, el asunto se complica con vocablos de otros idiomas. En nuestro
caso, por razones económicas y la vecindad, es común toparnos con vocablos del
inglés. Nuestro idioma se está contaminando en el uso cotidiano de palabras que
en nada o muy poco se relacionan con su similar.
Dos me
llaman poderosamente la atención: casual y bizarro (hay más, pero estos son muy
usuales en el habla cotidiana). Escucho con regularidad personas que, al
referirse a fotos captadas por sí mismos, enuncian: «Aquí, una selfi casual». No
entro en detalles sobre el vocablo selfi (adaptación de selfie), pues –aunque no aparece aún en el diccionario oficial– su
abrumador uso la valida. El problema para el tema de esta colaboración es
‘casual’. En el Diccionario de la lengua
española
(el oficial de nuestro idioma) ese término significa: «Que sucede
por casualidad» (algo no previsto). Entonces, cabría la pregunta: ¿se tomaron
una fotografía sin proponérselo? Si las personas posan para conseguirla,
entonces es inaplicable.
Desde hace
muchos años, he escuchado que la gente usa el término ‘casual’ para referirse a
lo informal. En inglés casual clothing
se refiere a indumentaria que no es formal. Sin embargo, en español esa
acepción es inexistente. Incluso hay una marca de vestimenta que se anuncia por
la radio como «ropa casual». Si estuviera la Comisión para la defensa del
idioma, que operaba en tiempos de López Portillo, ya habría prohibido ese
anuncio. Pero como ya desapareció ese organismo, por lo que esta y otras muchas
barbaridades se oyen en la radio. Si alguien se viste «casual» es porque no
tenía previsto colocarse el vestuario y por alguna acción fuera de su control
terminó con ropa. Por tanto, es aconsejable que se use evite la palabra
‘casual’ en el significado inglés (así sería un anglicismo).
Otro falso
cognado es la palabra ‘bizarro’. La he oído usar para referirse a algo ‘raro o
extraño’. En inglés, bizar
efectivamente significa eso. Pero en español, ‘bizarro’ tiene los sentidos de
valiente, generoso, lucido y espléndido. Todos ellos, términos gravemente
alejados del significado que se le asigna.
Como este
tipo de casos, abundan los falsos cognados. Otros ejemplos son: actually, que no significa
‘actualmente’, sino ‘en realidad, realmente’; compromise no es ‘compromiso’, sino ‘acuerdo’; dessert en nada se relaciona con ‘desierto’, es ‘postre’; constest es concurso y no respuesta o contestación;
deception en nada se relaciona con
decepción, es engañar. 
Por cierto,
en inglés a este fenómeno se le llama False
Friends
(es un calco del francés que en ese país se le empezó a llamar faux-ami). Es irresponsable traducirlo
como ‘falsos amigos’ porque esa sería una simple traslación de términos. En
español se debe enunciar como falsos cognados, que es el término correspondiente.
La lista es
enorme. Pero aquí lo relevante son dos aspectos. Uno, que los hablantes del
español deberíamos respetar nuestro idioma y no mezclarlo. Dos, muchos de esos usos
impropios se deben a la falta del estudio concienzudo de las lenguas.

Revalorar
nuestro idioma fortalece en nuestra identidad. 

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario