0 7 mins 3 años
(Y Dos Posdatas)

Ricardo González Melecio

Con más de 20 años en el poder en Guanajuato, el Pan está siguiendo el mismo camino de los priístas que antes tanto criticaban. Se han eternizado en el poder, al precio que sea, como lo hacían los priístas, usando todo el poder del Estado para meterle recursos públicos a la campaña y hacer todo lo que hacían los priístas: regalos de despensas, de dádivas diversas, avasallar en publicidad, aprovecharse del padrón electoral y el día de la elección compra de votos, carrusel, etc.

La corrupción empieza en los procesos electorales y sigue todo el sexenio, hasta llegar al año de Hidalgo, o último año del virrey en turno. Hay muchos casos de corrupción, en las más de dos décadas, en que el Pan ha estado en el poder, reitero, y ya me he referido, en otros artículos, al caso de los robos cometidos por el pasado gobernador Juan Manuel Oliva, incluyendo los terrenos que compró con las empresas fantasmas de la fallida refinería producto de las falsas promesas de construir una refinería del panista Calderón. Todos estos robos y latrocinios quedaron impunes, porque el gobierno que lo siguió, el actual de Márquez, fue también tapadera de los robos de Oliva y le cubrió las espaldas y claro, prevaleció la impunidad y ésta, lógicamente, es la madre de la corrupción y por eso ésta sigue esta tan campante.

Voy a referirme a la corrupción más reciente del gobierno estatal, en relación a la concesión del libramiento de Silao, al grupo México, del cual ocultaron el contrato de 2 mil 243 millones de pesos firmado con ellos y se niega toda la información al respecto, haciéndolo en total y absoluta opacidad. Esta obra la pagaremos los guanajuatenses, por lo menos durante 30 años. Adicionalmente reservó toda la información, el proyecto, los estudios financieros, las características y costo de la obra, la calidad de ella, etc., por dos años, con lo cual niega el derecho a la información que tenemos los guanajuatenses. 
Considerando que son únicamente 17.4 kilómetros de longitud, será la obra más cara del mundo, tomando en cuenta que no tiene puentes elevados, ni gasto que justifique esta enorme cantidad para tan poco kilometraje. Estimado lector, el precio por kilómetro es de cerca de 129 millones de pesos, incluido el derecho de vía, la que están considerando al triple de su costo real lo cual, obviamente, resulta carísimo. En otro acto más de opacidad, el gobierno de Márquez otorgó la concesión, sin licitar, lo cual es ilegal, a 30 años y ¡¡¡en jueves santo!!! Esto lo hicieron con total sigilo, la Cámara de la Construcción se sorprendió porque nadie sabía el plan de construir este libramiento, y no se les informó ni se les convocó a concursar, como se debió de haber hecho. Incluso los diputados locales y federales tampoco sabían nada. 


El gobernador Márquez justificó la rapidez diciendo que los del Grupo México llegaron de pronto con el proyecto armado y que ofrecieron pagar el 100% de la obra, incluso el derecho de vía a cambio de la concesión. Bien se dice, que no hagas cosas buenas que parezcan malas. Si esto fue así ¿por qué tanto secreto? ¿Por qué tanta rapidez? ¿Por qué hacer las cosas en secreto y sin informar a nadie? ¿Por qué no someterla a concurso y en forma transparente y legal? Obviamente que aquí hay gato encerrado. Da a pensar, sin temor a equivocarse, que hubo dinero abajo del agua. Y claro esto va a quedar impune, como todas las corrupciones en este país, sean del partido que sea,


POSDATA UNO.- Lo de Ricardo Anaya, el candidato presidencial de la coalición Pan, Prd, Movimiento Ciudadano, es todo un caso. Si hubiera que definirlo en dos palabras, sería inexperto e incongruente. Inexperto, porque no ha sido gobernador, ni presidente municipal, mucho menos Secretario de Estado. Al respecto dijo Ricardo Salinas Pliego: “Votar por Ricardo Anaya es equivalente a poner a un egresado de la universidad sin ninguna experiencia laboral al frente de mi empresa y esperar que pueda rescatarla de la quiebra”. Denisse Maerker le dijo también, en una entrevista, que no tenía experiencia al frente de cargos públicos (siempre fue segundón de otros) ¿y así quiere tener el cargo más alto del país como lo es la presidencia de la República?


En relación a la congruencia, Habla de acabar la corrupción priísta y él es acusado y hay pruebas fehacientes, incluso en España, de lavado de dinero. Habla de democracia y el se impuso antidemocráticamente como candidato en su partido pasando por personas que tenían más, muchos más mérito que el “chico maravilla”, como Margarita Zavala o Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, entre otros. Habla de austeridad en el gobierno y el derrocha a montones dinero en gastos personales. Habla de fortaleza y a él se le ve muy débil, etc., etc.


POSDATA DOS.- Así como hay malos funcionarios los hay buenos. Dos ejemplos: El lic. Y flamante nuevo administrador de Hacienda El lic. Luis Alberto Curiel Trejo, el miércoles pasado, estaba atendiendo al público directamente en forma amable y eficiente, poniendo un ejemplo de humildad y buen servicio a sus subordinados. También felicito a la lic. Gabriela Gutiérrez Moreno, quien es una de las tres jefas de departamento del SAT y se distingue por su trabajo amable y eficiente.

Comentarios y opiniones a los correos:

[email protected]

[email protected]
Twuitter: @gonzalezmelecio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *