30 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Crónica Del Bajo Mundo

3 minutos de lectura


Elecciones, Telarañas y Abuelos.

Por: José Luis Ramírez.
La telaraña
electoral ha sido tejida con un finísimo cuidado que es casi imposible librarse
de ella. No hay dilema, si votas malo, si no votas igual. Cada punto de cruce
es mortal. Votar es un derecho, elegir a quien votar eso ya es harina de otro
dueño.
Esa es la trampa.
Una élite elije o se elije, y las mayorías votan para escoger el estilo del
nudo, el grueso de la cuerda y las manos con la que se va a ahorcar. Votar ahora es equiparable a un suicidio lento y prolongado. Hasta
regalan dinero, comida, televisores y tabletas para animar al votante a
realizar este harakiri azteca.
La pelea arriba para ver quien gana las
elecciones, se da entre las élites, entre las tribus que han creado su propio
partido político para no alejarse del poder. Por eso no es raro encontrar los
mismos nombres, los mismos apellidos los mismo orígenes de los contendientes.
La matriz política de la mayoría de
los participantes sin duda, fue el abuelo mayor, el PRI. De este modo, a
reserva de algunos estados como Chihuahua, todo quedará entre la hermandad
tricolor, camuflada de amarillo o azul.
Sin duda que en una primera impresión
da gusto, saber que los malandros del PRI, no pudieron ganar las 12
gubernaturas que se disputaron el domingo pasado. Tenían todo para ganar,
dinero, poder político, policía, estructura pagada, medios de comunicación a su
servicio, encuestadores, y a un señor con mucho poder que finge ser presidente
de la republica, pero que solo a ellos representa y beneficia.
¿Qué pasó? ¿En dónde se le rompieron
los hilos de la telaraña al PRI? ¡Por dónde se le fugaron las victimas,
corrijo, los votantes?,¡Acaso las dadivas, las amenazas, el dinero para la
compra de votos no fueron suficientes? Quiero pensar, que la gente ha
comprendido que este infierno de muerte, desapariciones, crímenes, violencia,
impunidad de gobernantes tiene un origen en los círculos de poder del PRI.
Quiero pensar, que ese voto dado al
PAN-PRD fue un cambio de jugada super inteligente del ciudadano para bajar al
PRI de la silla presidencial en el próximo 2018. Quiero pensar, que el
ciudadano empieza a salir del hoyo negro, y que a pesar de que en esta elección
muchos de los candidatos, parecían  haber
salido de un reclusorio de alta peligrosidad, igualmente los votó porque no le
quedaba de otra, me refiero a Oaxaca y Tamaulipas.
Quiero pensar que en esta pasada
elección, la gente común les hizo la malahora a los partidos políticos. El Pan
no se imaginaba que ganaría tantas gobernaturas, el PRI no creía que perdería
la tajada más grande del pastel, el PRD tampoco creyó que perdería la perrera,
el perro y el hueso en Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas. A Morena, y los virreyes
Monreal –también expriistas-, se les despintó el color y el apellido.
Los gitanos de la política leyeron
mal la mano del patrón. Los que ganaron, sin duda estarán felices, pero tienen
un problema, o reparan la telaraña o en el 2018 se les acabará el negocio. Algo
empieza a cambiar.

Deja un comentario