Mar. Sep 22nd, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

5 minutos de lectura
Crónica del bajo mundo.
Don Miguel No Da El Ancho.
Por: José Luis Ramírez
Disculpen al Gobernador, se apeñó. Si las neuronas fueran
proporcionales a las ganas de ser candidato a la presidencia, tendríamos un
científico gobernando Guanajuato, pero no es así. Perdónenlo, es político.
Se le cayó el Programa de seguridad Escudo, de nada sirvieron
más de 2 mil setecientos millones de pesos que usaron para implementarlo. Con
esa cantidad, fácilmente se les hubiese pagado una beca de a millón  a los malosos, y no tendríamos lagrimas, ni
sangre en nuestras calles. Creo que ahora, el ostentoso equipo de grabación y
filmación que pusieron en la capital y los municipios, solo sirve para
sacarles  selfies a los delincuentes.
Guanajuato es uno de los Estados con mayor índice de criminalidad en el país,
ya se corrió el rumor de la buena calidad de las selfies. Nos consta que hasta
ahora se las toman en su Hummer, y se viralizan en las redes sociales.
Sin duda, que el asunto del Clúster automotriz le había dado
puntos para colocarse en la pasarela de los presidenciables, pero esas compras
de los terrenos con ahorros chiquitos –los compró baratos a los ejidatarios y a
los revendedores caro- , le quitaron un escalón. Y luego, resulta que los
terrenos se inundan cuando llovizna. Mas. Los japoneses han advertido que el
clima de inseguridad, puede desalentar las inversiones relacionadas con la
industria automotriz, esa es la interpretación al español, en japonés creo que
dijeron, “o coles o cuello”.
Y bueno, su Programa Impulso, para aliviar lo pobreza en los
municipios será de historia. Pide 4 mil setecientos millones prestados, y le
pide a los municipios que pidan entre todos, más o menos una cantidad igual, de
esta manera tiene una bolsa de varios miles de millones de pesos para
invertirlo en obras sociales o en los llamados “polígonos de la pobreza”. Los
prestamos que solicitaron los ediles municipales, se pagarían hasta en 15 años,
como ocurrió en Celaya. Las prisas por empezar a inaugurar “obras sociales”, se
han convertido en obras electorales para posicionarlo como presidenciable.
Recuerde el gasto del programa Escudo, ahora imagine el resultado y el costo de
las obras sociales al estilo Márquez y compañía.
Don Miguel, desconoce la regla de oro de los políticos:
fingir. Para cuadrar lo anterior, aclaro, fingir es “representar o hacer creer
algo que no es verdad con palabras, gestos o acciones”. Su frivolidad se mueve
de 0 a 360 grados hasta alcanzar la insensibilidad en menos de tres oraciones
–gramaticalmente hablando-. Con el problema del agua contaminada de la Cantera,
en San José Iturbide, y después de los estudios realizados por especialistas de
la UNAM, los desmintió a puro salivazo. Luego, se mostraron mas evidencias y de
manera desenfadada dijo: “pues abrimos otro, cuál es el problema”.
Y resulta que el problema, como dijo el genio de la retorica
“Juan te llamas”, es el problema. Conagua que tiene un inventario nacional de
plantas de agua potable, que si se usaran habría más muertos que en un circo
romano, asegura que no hay contaminación radioactiva y que el agua es potable
(jeje esta risa es involuntaria). El dilema lo resolvió Don Miguel, casi de
manera filosófica, no hay contaminación, no hay gas Radon contaminante, no hay
pozo nuevo. O sea, no hay enfermos, no hay especialistas en el tema, la UNAM y
sus científicos no existen, en conclusión, todo es una ilusión óptica, todos
somos una realidad virtual. Imagínese a un político como éste de Presidente de
la Republica, bueno ya ni Peña. Fingir preocupación e interés tiene su gracia,
y sus ganancias, diría doña Graciosa.
Este tema del agua tóxica de la Cantera, ha sido un disparo
al aire. Los tres niveles de gobierno, saben perfectamente que en San Felipe,
San Miguel de Allende, Dolores Hidalgo, San José Iturbide, San Luis de la Paz,
Celaya, Acámbaro, Irapuato, Salamanca, y los Apaseos mucha gente está bebiendo
agua con arsénico y flúor, tan venenosa y mortal como la desidia y omisión de
ellos.  Solo en la parte norte del estado
se reportan más de 40 mil casos de fluorosís dental. Los dientes, literalmente
se pudren,  y son las partes más
resistente del cuerpo humano, piense en lo que esta pasando con los huesos y
órganos internos. Esto es una tragedia invisible para el gallo presidenciable.
Otra perla de Don Márquez, es sobre el tema de las láminas
con plomo. Debe estar muy enojado con las instituciones educativas y
científicas, o de plano ya le dijeron que no tiene la talla para la
presidencia, porque solo de ese modo se atrevería a ese desenfado neuronal.
Como usted recordará, el Gobierno de Guanajuato adquirió láminas que fueron
distribuidas por el DIF Estatal en 266 comunidades rurales, de los 46
municipios.  Solo que tenían un
detallito, que señaló el Centro de Investigación y de Estudios avanzados del
IPN (Cinvestav), “contienen plomo”, que no es disparable pero igual de mortal y
toxico, digo yo, que lo leí cuando me quitaron mis soldaditos.
Refieren los medios informativos, que los estudios hechos a
las láminas determinaron que las de una capa, tienen una concentración de 7 mil
341.97 partes por millón de plomo, es decir que supera la NOM-252-SSA1-2001 más
de 734 veces; mientras que las de 3 capas tiene 6 mil 77.69 partes por millón
de plomo, superando la norma en al menos 600 veces. Imagine que éste podría ser
el estilo de compras para el Programa Impulso. ¿Y si fuese Presidente..?
Obviamente este es un asunto que rebasa a quien las compró y
quien las vendió, dígame usted, ¿quién compra o vende pan frío? Si está de por
medio la salud de la población de 246 comunidades, hasta en donde un mejoral es
caro. ¿Cómo pasar por alto está alarma? ¿Es insensibilidad del que suponemos
“gobierna” el rancho, o incapacidad de poner orden y decencia en sus
inescrupulosos funcionarios?
Se le nota al Señor Márquez, un bajón en la pila. Sus
despliegues discursivos son bravucones, simples, laxos ya no se le ve la talla
para dar el brinco a las ligas mayores de la política. Así, hasta es posible
que se quede colgado de la brocha como le ocurrió a su antecesor. A doña
Margarita Zavala  este charro le quedó
chaparro. ¿Y a usted?
Ribetes. Dice Don Miguel, “más vale unas buenas nalgadas, un
buen cintarazo, que me digan lo que quieran los derechos humanos”. Según su
lógica –violatoria de la ley, por cierto-, si no es así, los jóvenes se harán
delincuentes. ¡Se pasa Don Migue! Dónde quedó el respeto a la ley y a las
instituciones. Se me hace que a usted no le dieron sus cintarazos.

Mas reportajes

5 minutos de lectura
1 minuto de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

Crónica del bajo mundo

4 minutos de lectura
Don
Ramón. El alcalde de los tropiezos.
Por:
José Luis Ramírez
Caras
vemos, ingenieros no sabemos. A Don Ramón o no le enseñaron la tonada, o de
plano le falla el oído político. Su trienato hasta el día de hoy es una larga
lista de decisiones confusas, trucadas o erráticas. En relación a su reputación,
solo ha evadido su desliz. Está solo, o de plano muy mal acompañado.
Sin
duda, las fichitas que le heredó a Don Ramón la administración de Ismael Pérez
Ordaz, se han ido cayendo solas, como veremos mas adelante, pero las que
seleccionó la Universidad de Guanajuato, previo pago, algunas han salido con su
domingo siete. ¿Mala suerte, pésima simulación, o allanamiento del camino?  Veamos.
La charamusca de Turismo municipal.

A
días de comenzar su administración, dos­­­ momias del panteón se le fueron sin
permiso a la Expo Canaco de Mazatlán, en donde las promovieron como si fueran “Las
momias de Guanajuato”. La Directora municipal de Turismo, herencia de Ismael
Pérez, fue cocinada como charamusca en los medios locales y nacionales por su
ingeniosa labor turística. Finalmente fue despedida, no fuera a ser que clandestinamente
llevará los restos de Tresguerras a algún Congreso de arquitectura ósea. Todo
podía ser.
Contaminación cruzada en el IMEC.

Leobardo
Cornejo, en su momento director del Instituto Municipal de Ecología de Celaya,
fue otra fichita heredada de Ismael Pérez Ordaz. Ambientalistas de esta tierra,
a la que ya le faltan los mezquites, descubrieron que Don Leobardo, durante más
de tres años, fue juez y parte de una contaminada maniobra empresarial.  Realizaba desde la empresa “Entorno” -en la
cual es accionista-, estudios de Impacto Ambiental a empresas del terruño, que
luego desde el IMEC aprobaba. Negocio redondo.
A poco más de 30 días de haber tomado protesta en está
administración municipal, las acciones contaminantes de Don Leobardo fueron
exhibidas, al punto que fue cesado. La amenaza de los ambientalistas de
realizar sus denuncias ante el Instituto Estatal de Ecología y ante la
Procuraduría Ambiental de Ordenamiento Territorial, dieron resultado. Pero en
este capítulo del bajo mundo de la política se llevaron entre las patas al
IMEC, una de las instituciones más prometedoras e importantes para enfrentar
los graves problemas medioambientales. Otra vez, las ambiciones humanas
reventaron a las instituciones.
La
habitación 507

No hay duda que el escandalo ha rodeado a Don Ramón.
David Orozco Pérez, su actual director de Desarrollo Económico –otra herencia
de Ismael Pérez-, le ganó el temperamento cálido. El disipado funcionario pagó
con dinero del Municipio más de 30 mil pesos en gastos de hospedaje sui
generis.
En seis de las 11 facturas obtenidas a través de la
Unidad de Acceso a la Información Pública, que detallan los medios
informativos, señalan que el cargo fue hecho por concepto de “Habitación 507” o
“Consumo 507”.  Los noticieros comentaron profusamente, la holgada
habitación para 17 personas que ocupaba en sus viajes a la ciudad de México,
cuando era Secretario del Ayuntamiento 2012-2015.

La habitación 507 cuenta con “alberca – Cama King Size, Sillón Kamasutra,
Sauna, Alberca con calefacción, 2 Smart TV de 46” (jacuzzi – barra y cama) y
una de 40” (habitación), WiFi, aire acondicionado, Calefacción, TV por cable,
Home Theater, Minicomponente con entrada para auxiliar, USB y CD, Regadera
Transparente con Luz”.

Don David Orozco, a pesar del polvo levantado, sigue
desarrollando la temperatura económica de nuestro municipio. Y su gusto por la
frescura de las albercas romanas a cargo del municipio, apuesto, que no ha
cambiado.
El DIF, la tentación por la familia.

Como
usted lo sabe el DIF es una institución de asistencia social enfocada en el
desarrollo del bienestar de las familias. A nadie se le podía ocurrir mejor
idea que favorecer a la propia familia con cargo a las finanzas municipales. Eso
desde luego,  no se inventó con Ismael
Pérez, pero si lo hicieron a llenar en su administración, y detonó en las manos
de Don Ramón.

La
Directora del DIF actual, interpuso una denuncia penal por el robo de cerca de
5 millones de pesos, realizado presuntamente por el exadministrador del DIF,
David Baeza López. Extrañamente, José Luis Nájera, el contralor municipal de
Ismael Pérez, no realizó ninguna denuncia, pero repitió en el cargo con Don
Ramón. Este pasaje me recuerda otra miniserie popular, llamada la Herencia
maldita.

Mas reportajes

5 minutos de lectura
1 minuto de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

3 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura