31 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

“Da pena ajena EPN”

4 minutos de lectura

Santiago Heyser Beltrán 

Grrr. Pedir perdón es un acto de humildad que debe ir acompañado de verdad y arrepentimiento, no es el caso.

S- No puedo más que coincidir en esta contigo, mi Rufo; el show que exhibió EPN es de vergüenza; para empezar lo hizo dos años tarde.

R- Auuu, mi Santias, desde que vi en la tele la serie: «Lie to Me» (miénteme), que trata de un doctor experto en micro expresiones que permiten detectar emociones y en consecuencia las mentiras, ni en el poker me engañan y para mi, que el humano que cobra como Presidente de México es un mentiroso.

S- Lo del mentiroso EPN no está a discusión, mi Rufo, simplemente acaban de aumentar electricidad y gasolina cuando era promesa no hacerlo y ahí no para; presentarse en red nacional, como Presidente de México para hablar del sistema anticorrupción cuando las instituciones como la PGR y la Función Pública que están bajo sus órdenes, son una vergüenza que selectivamente otorgan impunidad a pillos como los duarte´s, los vallejo´s, Borges, moreira´s, medina´s, y demás ratas tricolores, con acuerdos para no molestar a algunas azules y amarillas, incluidos algunos pseudo maestros delincuentes, pues en mi opinión es un acto de cinismo.

R- Como acto de cinismo fue iniciar su discurso del perdón señalando que no ha hecho nada ilegal, como si el tapar el sol con un dedo diera legalidad al robo que se realiza a la nación al otorgar contratos a compadres, amigos y cuates que son inflados en detrimento del erario y por el cual se reciben las consabidas comisiones o moches. Al margen de que la Secretaria de la Función Pública nombrada por el ejecutivo no encontró nada en su contra, el hecho es que EPN por si solo se exhibe al pedir perdón de manera estúpida por la compra de una casa que él dice no compro, sino su mujercita, que con el sudor de su,… de su,…, de su frente, con dinero que ganó honradamente en su trabajo televisivo. El Presidente de todos Ustedes, diría Brozo, pide perdón, no por hacer algo ilegal o inmoral, sino por la percepción que la gente pueda tener por las transacciones inmobiliarias de su mujer, casualmente con el prestador de servicios consentido durante su mandato en el Estado de México y ahora en la presidencia de la república. ¿De verdad creerá EPN que ese discurso sin pies ni cabeza, incongruente de principio a fin va a cambiar la percepción que tenemos algunos de que solo es un ladronzuelo de poca monta puesto en la Silla Presidencial por poderes reales que se escudan en el anonimato?

S- Nada que agregar, y ni forma de que ese desplante televisivo de EPN nos haga cambiar de opinión o modifique la percepción que muchos mexicanos tenemos hoy, de tener un presidente corrupto y corruptor;… cosa de la cultura, añadiría el cínico.

R- Grrr, y de verdad que es cínico, porque no solo trata de validar su figura como defensor de la legalidad y la honestidad al hacer su numerito al presentar el sistema nacional anticorrupción, sino que lo adereza con otra simulación, la de quitar de la Función Pública a su comparsa Virgilio Andrade; EPN sabía que era insostenible Virgilio si quería simular como verdadera su lucha contra la corrupción; lo que no le explicaron, es que al quitar a Virgilio, cuando se va a luchar contra la corrupción, es confesión de parte.

S- Como confesión de parte fue pedir perdón por una casa que «legalmente» y «honestamente» compró su mujer en una transacción crediticia sospechosamente obscura.

R- Auuu, recapitulando mi Santias: 1.- Pedir perdón por una transacción legal es confesión de parte, opino que ni él solo se la cree. 2.- Pedir perdón el Presidente, por un adquisición inmobiliaria de su esposa, realizada con su dinero, si no es una idiotez, es confesión de parte de la simulación y de la cobardía al cargarle a la esposa su «negocito» con la constructora. 3.- Pedir perdón por la precepción ciudadana, es idiota, 4.- Correr a Virgilio Andrade cuando inicia el sistema nacional anticorrupción, exhibe la ineptitud, cuando no complicidad del ex fiscal, así como su nombramiento a «modo» para obtener impunidad simulando justicia, 5.- El nombramiento de Gutiérrez Candiani como funcionario público, después de que pedía al PRI la candidatura de Oaxaca, exhibe los vasos comunicantes entre un gobierno corrupto y un sector empresarial, por decir lo menos, condescendiente,… cuando no cómplice, 6.- Con EPN, opino de nuevo, aplica aquello de: gallina que come huevo, aunque le quemen el pico; por eso, de manera sincera expreso: El Presidente de todos Ustedes da pena ajena… ¡Así de sencillo!

Un saludo una reflexión…

Deja un comentario