Lun. Sep 21st, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

De Violentadas y Misoginos

3 minutos de lectura
 Por.- Jesús Sosa León.
Hace unos días, se generó una noticia
que no causó mucho estrépito, pero que es relevante en sí misma. Por lo que
entraña y por lo que significa.
Aquí, en Celaya, una veintena de mujeres
recibieron una cierta cantidad llamada Seguro de Subsistencia, como parte de un
Programa que se denomina ‘Impulso para el Empoderamiento de las Mujeres’
promovido por el Instituto para las Mujeres Guanajuatenses.
Se otorga, desde el 2014, a mujeres que
han o están pasando por situaciones de violencia o encarcelamiento y que les
permitirá afrontar gastos inmediatos e iniciar un proceso de subsistencia y
hasta acceder a ser generadoras de autoempleo o incorporarse al campo laboral.
El apoyo se otorga en 5 pagos  mensuales, sumando un total de casi once mil
pesos. Recursos que, a lo mejor para muchos no significan nada, pero hay
personas para las que  esas cantidades
pueden salvarles la vida.
Pero fuera de esas sumas, la información
que reporta el IMG es altamente reveladora: 
en el estado hay un total de 447 mil mujeres en condición de violencia,
Nos muestra, además, que la mujer en
Guanajuato sigue padeciendo una situación alarmante.
La violencia que se ejerce en su contra
es terrible.
Una organización defensora de derechos
humanos, llamada Centro Las Libres, reveló que en la entidad se han cometido 66
homicidios de mujeres en el transcurso del año, El terrible detalle señala 41
victimas asesinadas a balazos, 16  apuñaladas, 6 estranguladas, 2 muertas a
golpes y una más degollada.
Aun así, hay instituciones como el
gobierno del Estado que, aun cuando ha gastado más de 88 millones de pesos en
dos años, no cumple al cien las recomendaciones y rehúsa lanzar la alerta de
genero.
Hay personajes, como la diputada federal
guanajuatense Azul Etcheverry, que ha pugnado porque “se consoliden las
políticas públicas en los tres niveles de gobierno para mejorar la calidad de
vida de las mujeres, Y fortalecer el proceso para bajar programas de atención,
prevención y erradicación de la violencia para atender mejor a las mujeres
guanajuatenses,”
La Iglesia Católica, en contraparte, se
ha manifestado a través del Obispo Benjamín Castillo, quien ha sido constante
en sus señalamientos misóginos; desde 2015 no ve necesaria una alerta de género
para Guanajuato y señaló que en los últimos años han sido más las mujeres que
participan dentro de organizaciones criminales y que el resultado es la muerte.
El Obispo considera que las muertes no
son “cosa de género”  son “crímenes
normales” y que aunque en la sociedad existe violencia física y psicológica
contra la mujeres, los asesinatos no responden a un patrón contra el género.
Un norteamericano, Allan G. Johnson,
obtuvo su licenciatura en Sociología en la Universidad de Michigan, con una
tesis sobre misoginia escribiendo en los roles de las mujeres en la Ciudad de
México.  El dijo: «la misoginia es
la actitud cultural de odio hacia las mujeres, por el hecho de que son
mujeres»

Mas reportajes

5 minutos de lectura
1 minuto de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

3 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura