Dom. Sep 20th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Desarrollo Comunitario

4 minutos de lectura
Por.-
Santiago Heyser Beltrán

Escritor
y soñador
Dar
limosna, una despensa, poner piso en una casa o pavimentar una calle no es
desarrollo comunitario, eso es campaña política, promoción de un partido o
funcionario u obra pública.
            El desarrollo comunitario inicia por
el respeto a la persona, o como decía Jesús El Cristo, por amar al prójimo… ¡Sí!,
como lo digo: ¡Amar al prójimo!, porque solo amando al prójimo podemos verlo
como un igual al margen de su personal situación y así, tratarlo como igual en
su dignidad personal y su derecho a acceder a una vida digna, y no como
prospecto electoral (votante), mendigo o “pobre” al que hay que darle “algo”
como caridad y/o para que no genere problemas y menos como “alguien” al que hay
que decirle que, cuando y como lo haga…
El
desarrollo comunitario es otra cosa, más cuando se asocia al desarrollo humano,
cito a mi cuate Luis Fernández Godard en su documento “El desarrollo ¿para
qué?”: “El enfoque del desarrollo humano, desarrollado por el economista Mahbub
Ul Haq, se apoya en el trabajo de Amyrta Sen sobre las capacidades humanas a
menudo formulado en términos de si las personas cuentan con las opciones de
“ser” y “hacer” aquello que desean en su vida”,… lo comparto, ya que confirma
lo que en mi opinión es una de las características esenciales de la persona:
¡La libertad!… ¡Estoy convencido!, es parte intrínseca de nuestra humanidad
el ser libres, es por eso que muchas de nuestras instituciones no funcionan,
porque en sentido contrario a la libertad, que no libertinaje, buscan el
control de las personas, pero esa, esa es otra historia; volvamos al desarrollo
comunitario, mismo que solo podrá darse si la comunidad está formada por
personas libres, es decir, si antes o en forma paralela alcanzamos el
desarrollo humano medido este por la libertad de que gozan las personas de
“ser” y “hacer”, es decir: ¡La capacidad de decidir!.
            Permíteme estimado lector regresarme
un paso para definir lo que es comunidad, cito del Programa Impulso del
gobierno de Guanajuato: “Grupo de mujeres y hombres que comparten origen,
cultura o espacio y que se interrelacionan voluntariamente conformando una
sociedad mediante reglas formales e informales.”  Si estamos de acuerdo en la definición de
comunidad y en que el ser humano tiene como esencia la libertad y por ende el
deseo y derecho a decidir, coincidiremos que en el Desarrollo Comunitario debe
ser una tarea a realizar por los integrantes de una comunidad, tarea que tendrá
como eje la autodefinición de sus prioridades a partir de un diagnóstico y la
propuesta de objetivos y metas a alcanzar (Plan de Desarrollo Comunitario) mediante
“proyectos”, lo que solo es posible con la participación social, es decir el
trabajo coordinado de los integrantes de una comunidad; en este sentido
comparto la propuesta del Equipo Maíz de El Salvador referente a los que es
participación, cito: “La participación no es que la comunidad haga lo que otras
personas, desde fuera, deciden. Participación es que la comunidad tome sus
propias decisiones y realice acciones para resolver sus problemas.
A
veces, en una comunidad solo deciden los hombres, aquellos que tienen más poder
dentro de la comunidad, o que tienen un liderazgo muy fuerte. Eso tampoco es
participación.”
Bien
hasta ahora y espero nos hayamos entendido estimado lector, pero hay un
problema de capacidades; si se deja sola a una comunidad, seguramente no tendrá
los recursos económicos ni técnicos para hacer aquello que desea para alcanzar
sus metas y objetivos ¡Es verdad!, pero hay una buena noticia: El ser humano es
por definición un ser social y si le ponemos un poquito de espiritualidad, de
manera natural somos seres projimales, nos identificamos y somos solidarios con
los demás, con los “otros”, por eso todas las comunidades tienen la oportunidad
de recibir el apoyo de otras personas (agentes externos), de otras comunidades,
de instituciones, de ong´s y de gobiernos, en una palabra, de gente linda que
tiene como vocación el servir y el ayudar y es ahí donde está la clave del
desarrollo social y económico comunitario: en el trabajo coordinado y generoso
de los gobiernos con su pueblo (incluidas instituciones y organizaciones) para
alcanzar eso que denominamos “Gobernanza”: “La gobernanza implica no sólo la
acción eficaz del gobierno, sino también la participación activa y coordinada
de la sociedad.” Luis F. Aguilar. Visto así y si estamos de acuerdo: los
pueblos y comunidades debe ser actores responsables de su desarrollo,… con el
apoyo  y acompañamiento amoroso y la
facilitación generosa de gobiernos, instituciones, organizaciones, personas y
líderes ajenos a la comunidad… Bajo la convicción de que el progreso de uno,
tarde que temprano es el progreso de todos… ¡Así de sencillo!
Un
saludo, una reflexión.

Mas reportajes

5 minutos de lectura
1 minuto de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

3 minutos de lectura
4 minutos de lectura
6 minutos de lectura