Dom. Sep 27th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Desde la Mesa Cuatro

2 minutos de lectura
Por El Parroquiano
En una revista que encontraron en la
taberna, los parroquianos leyeron un reportaje acerca

de una empresa de alquiler
vacacional, llamada Airbnb, que hizo un concurso en el que participaron 80.000
personas del mundo entero. El premio lo ganó una pareja de hermanos canadienses
y consistió en pasar la noche de Halloween en el castillo de Drácula en
Transilvania, en medio de candelabros y ruidos lúgubres para que sintieran el
verdadero terror… Un parroquiano que estaba semidormido abrió los ojos y dijo:
“con que poca agua se ahogan; que pasen una noche en Comonfort… entonces sentirán
el verdadero terror y tendrán algo de qué presumir.

                                                            
Los deportistas de la MESA DIEZ
discutían acerca de la recomendación que le hizo  Hugo Sánchez al jugador de Chivas, Javier
López, para quitarse el apodo de ‘La Chofis’.
«Si quiere ir al Real Madrid, le
dijo el gran pentapichichi, no puede ir con el nombre de la ‘Chofis’.”
Un parroquiano, habilidoso delantero en
la Liga de Veteranos,  sonrió sarcástico:
“Hugo tiene razón; al rato habrá jugadores que se harán llamar La Lolis, la
Chiquis, la Chapis o la Piquis… y eso, nomas no va…No va…!!!”
Entre chungas y carcajadas, los
parroquianos de la MESA OCHO, comentaban la ocurrencia del gobernador de
Guanajuato, Miguel Márquez, quien recomendó que los padres de familia apoyen en
la educación de los hijos, incluso dándoles “unas buenas nalgadas” o “un buen
cintarazo a tiempo”, “que me digan lo que quieran los derechos humanos, pero
más vale a tiempo, que después se anden desviando”… Los parroquianos
siguieron riendo hasta que un viejito de la MESA NUEVE les hizo callar
exclamando: “Cuánto político ratero, traidor, mentiroso, convenenciero y
plagiario se hubiera evitado México si de niño les hubieran aplicado un buen
cintarazo…”

Los parroquianos que se sientan en la
MESA DOS, y que se hacen llamar “los financieros”, comentaban en todo lo alto
las declaraciones del milloneta mexicano Carlos Slim, quien señaló  que con la posible llegada de Donald Trump a
la presidencia de Estados Unidos, se pudiera tener un incremento en los
aranceles, “destrozando la economía americana”. 
Slim  advirtió que “las
instituciones en Estados Unidos son muy fuertes y no puede llegar el presidente
a cambiar arbitrariamente ciertas cosas” y remató sentenciando: “Como decimos
en México: ‘es distinto ser borracho, que cantinero’…. Al oír esto, el
tabernero, que se las sabe de todas todas, les explicó que lo que quiso decir
Slim es que Trump es hocicón y lengua larga… 
Ah, entre millonarios te veas…

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario