Desde la Mesa Cuatro

General
Por El Parroquiano
Muy molesto llegó un parroquiano de la
MESA CINCO, donde hacen ronda los amargados, lamentando que por la muerte de
Juan Gabriel todo mundo se ha fanatizado a tal grado que dondequiera se
escuchan canciones del finado divo. “es molesto y enojoso… -reclamaba en voz
alta- que con esto, todos andan cantando sus canciones y la verdad ya fastidian…
Pero que necesidad…para que tanto problema…no hay como la libertad de ser,
de estar, de ir, de amar, de hacer, de hablar, de andar así sin penas…”
Los diversos de la MESA CUARENTA Y UNO  andan ideando un modo de contrarrestar la gran
marcha Nacional que pretende llevar a cabo la Iglesia Católica contra el
matrimonio gay. Luego de discusiones y debates intensos, resolvieron realizar
una contramarcha que desluzca la que llevarán a cabo los religiosos y, de paso,
les genere el respeto de la ciudadanía. Un beato de la Mesa SEIS, que no se
muerde la lengua, les gritó que si quieren el respeto de los demás, que
desfilen con propiedad y no disfrazados de mariposas alocadas, reinitas de
carnaval o quimeras eróticas. “si quieren respeto -les dijo- gánenselo con
decencia y con la actitud de quien siente orgullo por lo que es y así se gana
un papel en la sociedad y no por querer parecer 
meretrices de carnaval”. Los diversos callaron y parecieron meditar profundamente
lo escuchado. Luego, simplemente se levantaron y cantaron a una voz aquella de:
“Y me solté el cabello… me vestí de reina… me puse tacones…”
Triste y a punto de las lagrimas llego
el parroquiano aquel, siendo de inmediato arropado por sus compañeros de la
MESA OCHO, quienes compasivamente le preguntaron el porque de su tristeza.
Entre sollozos, eso si muy varoniles, el sujeto contó que llego a su casa y su
esposa amada lo recibió -no con un plato de chilaquiles como era de esperarse-
sino con una rotunda petición: “Amooor…me compras un celular nuevo…?
Sorprendido, el parroquiano respondió: “Pero y el otro…?… Ah, el me va a
comprar una Tablet…”

Platicaban los parroquianos de la MESA
TRES que el Presidente Peña Nieto en la rueda de prensa conjunta con  Donald Trump se vio muy timorato y temeroso.
Que nunca le reclamó públicamente el asunto del muro fronterizo; aunque ya
cuando Trump estaba lejos, en Arizona, Peña Nieto publicó un Twitter diciendo:
“Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará
por el muro”. Un sujeto, que tiene fama de claridoso, dijo: “Al presidente Peña
le pasó lo que al chavo de secundaria que, sin saber en que se mete,  se pelea con un grandote y le dan una paliza…
eso sí, cuando el gigantón se va y desaparece tras la esquina, el chavo
–apabullado y lleno de moretones- empieza a presumir con sus cuates: “Si… me pegó…
pero igual yo le manché la camisa con mi sangre y le hinché los puños a
narizazos…”

Related posts

Manos artesanas…

admin

Hijo de General presume viaje en el avión presidencial, vueltas al mundo, vida “de oro”, ropa de lujo

admin

Fondo Y Forma

Juan Hernández

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: