Desde La Mesa Cuatro

General
Por.- El
Parroquiano
Los
malhablados de la MESA OCHO, soeces todos ellos por excelencia, están haciendo
una vaquita para otorgarle un reconocimiento al presidente de Filipinas, más
soez que ninguno y quien tuvo la osadía de insultar el Presidente Obama…
Rodrigo Duterte, que así se llama el insolente mandatario, hace unas semanas
calificó al embajador de Estados Unidos como «homosexual» e
«hijo de pu…». 
Ahora,  el
malhablado filipino, tenia que encontrarse con Barack Obama  en una Cumbre de países  Asiáticos 
en Laos. Previendo que lo irían a amonestar por su afición a violar los
derechos humanos, le advirtió a Obama “¡¡no me sermonees hijo de pu… porque te
maldeciré en la reunión…!!”   Los
parroquianos incluso pensaban organizar una comisión para llevarle su premio…
pero cuando se enteraron que las dichosas 
Filipinas están a casi 14 mil kilómetros de distancia, y que si se  viajara en línea recta en automóvil  tomaría aproximadamente 137 horas 45
minutos,   se miraron unos a otros y
declararon disuelta la comisión cuando el que la encabezaba murmuró: “si no
llego a mi casa en tantos días, mi vieja me mata…”
Muy
pensativo, un parroquiano de la MESA OCHO escribía y escribía en una servilleta
hasta que fue interrumpido por sus compañeros, interrogándole que  qué rayos le pasaba; el sujeto contó que al
salir de su casa vio a su señora esposa que colgaba  un letrero en la puerta. “Y qué decía el
letrero?” le interrogaron; dice: “se alquila borracho para fiestas. Diversión
garantizada para bodas, Quince Años y todo tipo de eventos. Tenemos borracho
útil para romper  bailes y amenizar  mesas con chistes y todo tipo de tonterías.
Nuestro borracho baila con abuelitas, con mujeres tímidas y por una tarifa
especial, hasta con hombres que son un tronco en las fiestas. Precios
económicos,  nos ajustamos a su
presupuesto. Se bebe mezcal, ron o whisky. 
Aparte con tiempo su borracho”… Y tú que tanto escribes?, le volvieron a
preguntar. “Pues hago cuentas para poner tarifas, pos ya que…”
El patrón,
dueño de la taberna, también puso un letrero en el establecimiento. Reza así el
aviso: “PROIBIDA LA ENTRADA A POLISIAS, VORRACHOS ESCANDALOZOS Y NIÑOS MENORES
DE EDAD”. Los parroquianos, casi a una voz, le preguntaron el porqué del aviso:
“prohibir la entrada a los policías y los borrachos esta bien, pero los niños
que vienen a vender pepitas, chicles y demás chucherías… porque?” El patrón
dijo que los menores son un verdadero peligro para la castidad de los adultos,
ya que según lo dijo recientemente el Arzobispo de México,  Norberto Rivera: “los sacerdotes somos
humanos y como tal  estamos condicionados
por el pecado. En los casos de sacerdotes pederastas estos se analizan muy bien
y son perdonados, porque hay niños muy mentirosos incluso hay niños que ya
desde edad muy temprana son muy Inquietos y tientan y provocan a los adultos.”…
Las mentadas y remaches al Cardenal no se hicieron esperar…

En la pared
del baño de la taberna, apareció un letrero escrito con una caligrafía muy
detallada: “el apóstol Pablo, en 2 Corintios 12:20-21, aludió a la lascivia que
veía en la iglesia. “Porque temo que cuando vaya a verlos, quizá no los
encuentre como quisiera… y yo tenga que llorar por muchos que han pecado
anteriormente y no se han arrepentido de la impureza, inmoralidad y sensualidad
que han practicado”.

Related posts

Teatrofilia Corral de Comedias

admin

Mensaje del Gobernador Miguel Márquez, Entrega de Uniformes Escolares

admin

Discurso de Donald Trump en México.

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: