Por El Parroquiano
 
Cuando un parroquiano, recién llegado, pidió un komil… todos
levantaron las cejas con asombro y no pocos sonrieron con sorna. El tabernero,
que es el único que se las sabe de todas, explicó que no;  no estaba loco el forastero ni estaba
pidiendo una droga permitida.
“De no suspenderse la Norma Oficial Mexicana 199, –informó-
emitida por la Secretaria de Economía, se debe cambiar el nombre de mezcal por
el de “komil”, en los estados que no tienen denominación de origen.”
“¡Pero, qué carajos… decirle komil al mezcal! -exclamó un
catrín de la MESA DOS – Esta absurda medida pondrá en pie de lucha a los
productores artesanales del apetitoso mezcal y es –además- un despojo cultural.
Ya que la palaba “komil” carece de sustento histórico” Uno de la MESA OCHO,
exclamó: “Además, se oye medio gay decir: sirvan un komil para todos…”

Los  broncos de la
MESA OCHO, a los que todos temen por malhablados y claridosos, estaban pálidos
y temblones padeciendo una santa “cruz” de aquellas. Como la mayoría es albañil
festejaron en grande la Santa Cruz con pulquito, carnitas y barbacoa. Uno de
ellos, dijo estar aun mareado porque, además, le tocó hacer trabes y claraboyas
en el piso catorce de un hotel en construcción ubicado allá en compuertas del
campestre.
Esta construcción, dijo, es parte de uno de los ocho hoteles
con que contará Celaya para el 2017. Dos de estos ya están en etapa de
operación, uno a punto de ser abierto, tres en construcción y dos más en etapa
de proyecto.
Ante tanta erudición, sus compas molestos lo callaron con un
tarro de una bien fría y espumosa, recriminándole: “Pareces político dando un
informe”, cosa que además, lo ofendió visiblemente.
La Secretaria de Salud de Guanajuato recién impartió una
intensa jornada en sus 642 Unidades Médicas y que originalmente se pensaba que
irían dirigidas para la clase política guanajuatense. Incluso se presentaron
varios alcaldes, diputados y funcionarios pero resulta que no era para ellos.
La jornada, según explicaba un medico, asiduo de  la MESA UNO, se denominó “Salve vidas
límpiese las manos” y buscaba concientizar a los profesionales de la salud a
seguir los cinco pasos del lavado de manos. Lo que confundió a la clase
política del estado fue lo dicho por Francisco Ortiz Aldana, Secretario de
Salud al inaugurar el evento pidiendo al personal del sector que “interviniera
en acciones concretas de lavado de manos, y que,  desde luego la idea es que este hábito se
vuelva costumbre los 365 días del año.” Y como nuestros políticos son
especialistas en lavarse las manos ante cualquier problema…
Sin parar de reír, los parroquianos de la MESA TRES, que son
medio burlones, comentaban que un juzgado civil de partido ha embargado una
parte del sueldo mensual que recibe el diputado local  Luis Vargas Gutiérrez, para pagar una
deuda  de 660 mil pesos al ciudadano  Jaime Rayo Bustos. Así, la autoridad
judicial  ordenó al diputado  panista que pague los 500 mil pesos de deuda,
pero además el 6 por ciento anual de intereses moratorios a partir del 2011,
fecha en que se le prestó el dinero. Al respecto, el diputado solo balbuceaba:
“No… yo no sé nada… y además, yo no debo…”
De la MESA TRES solo se levantaban oleadas de carcajadas:  ¡¡jajajajaja!!