0 6 mins 5 años

Emociones

Saby Cash

El Amor
Es un tema extenso, estructurado, con diferentes faceta.
Cada persona tiene un concepto diferente, de lo que es el amor.
Mi opinión es: El amor vuelve loco,  ciego y sordo, al que lo experimenta.
Pero, le sacude las alas al alma.

El Odio.
Ese es un sentimiento muy fuerte, que transforma en algo malo,
al qué lo está sintiendo.
El odio no le perdona nada a nadie, al contrario lo destruye todo.
La bilis se derrama, y quema todo lo bueno que hay en nosotros.
Nos arrastra tan fuerte, que nos avienta al abismo más profundo
que pueda.
Además se burla  y nos destruye lentamente.

La Luz.
La luz mitiga nuestras penas y nos hace visualizar a la Esperanza.
Nos llenamos de fe y creemos, con ferviente deseo, de que
todo va estar mejor, en lo que nos toca vivir.
Y se aligera el corazón.

La Oscuridad.
La oscuridad es el final del camino de
nuestra sombra, y nos arrastra al abismo
del miedo.
El miedo se le  puede controlar, al enfrentarnos
a él, y salir airoso en cada situación.

La Fe.
La Fe, nos enorgullece en todos los aspectos.
Llena el corazón de un amor sublime, único,
sereno, y sin fronteras, lejos del miedo.
Es él que guía el camino de cada uno de nosotros.
Nos salva de la pobreza del espíritu.
Lo llena y éste  agranda al corazon, con belleza y sutileza,
todo nuestro camino.

La Religión
La religión, es uno de los temas más difíciles de hablar.
Todos tenemos una opinión diferente de la religión que profesamos.
Creemos que somos únicos y que tenemos la razón y la verdadera
verdad, y la defendemos con todo.
Aunque la religión nos este llevando a la chingada,
seguimos con sus ideologías y hacemos
a un lado la verdad, sobre el mandato que Jesús
nos dejo, a seguir.
ahí seguimos,  profesándole nuestra fe.
Te hablan de fe, de amor, de perdón, de respeto y
muchísimas cosas más.
Pero, con la religión mejoras o empioras.
Eso depende de ti, al querer ser cada día mejor.

El Miedo.
El miedo, es tu cruz, tu esclavo, tu ejecutor,
tu juez y tu destructor.
Te maneja a su antojo, le perteneces.
Y cuando ya no te necesita,  te d e s t r u y e.
Vencer al miedo, con el mismo miedo.

Las Emociones.
Upss!!!
Las emociones, son tus mejores amigas,
pero si te equivocas al tratar mal a esa amigas.
Lo perdiste todo, éstas estarán en tu contra y buscarán
la manera de destruirte.
Te Embalsamarían toda tu estancia, en este planeta
y no tendrás descanso por la eternidad.

El Corazón
El corazón, un órgano chico, nada del otro mundo.
Conectado con las mangueras de la vida.
Circula por él, todo el poder que Dios le
depósito en ese pequeño órgano.
Pequeño si, en músculo, pero tan grande
por toda la belleza que circula en él
En el mundo de Dios, lo hizo tan extenso, tan profundo
Lo llenó, lo lavó, lo diseñó, con su amor, con
su sangre, y con su deseo.
Es el mayor tesoro que llevamos dentro de nuestro cuerpo.

El Perdón.
Palabra muy chica, pero con mucho poder.
Porque puede y tiene el poder exacto de amarrar tu vida
o darle la libertad deseada.
El perdón transciende las nubes, los cielos,
hasta el mismo corazón de Dios.
Y nuestro mundo  se llena de colores, belleza,
armonía, luz, fe , esperanza, amor, y del mismo
perdón de Dios.
Nos libera de todo.

El Cerebro
El cerebro, es tu guía y guardián de tu corazón.
El único, y gran problema es  qué casi nunca están
alineados, de acuerdo y en la misma sintonía.
Es él qué controla las demás emociones y los sentimientos.
Pero, cuando llegan a un verdadero acuerdo,
nos muestran la Gloria de Dios y nos alineamos
con el Universo Azul y con la gloriosa sonrisa de
mi Dios.

La Voluntad.
Esa, esa es tremenda, porqué, es perezosa,
o es trabajadora,
De acuerdo en que línea estás, ella te guiará.
Y trabajará para ti.
La voluntad es manejada por tus deseos.

La Política.
Otro tema difícil de hablar,
porqué, en verdad, ni siquiera aquellos que se hacen llamar
políticos, o dizque que lo son.
no son erudito en el tema.
Ya que opinar de política es tratar de explicar
la forma de pensar de cierta persona,
pero con el cerebro de otro.
El actuar, o la forma de conducirse, es diferente al deseo
de un pueblo, de un grupo, etc.
Todos quieren llegar al poder, sin embargo
pocos tienen el poder de conducirse correctamente.
Si escucharan e hicieran lo correcto y se dejaran
guiar por la voluntad de Dios.
Viviríamos en el  mismo Planeta,
pero con diferentes ideologías y resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *